Actualidad

Zelenskiy, excómico de TV ucraniana, encuentra su papel de líder en tiempos de guerra

Incluso cuando los llamó a tomar las armas y luchar dijo a los ucranianos “Cuida a tus vecinos y a tus amigos

Volodymyr Zelenkiy
Por Marc Champion y Daryna Krasnolutska
26 de febrero, 2022 | 11:35 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg — Volodymyr Zelenskiy puede estar entre los líderes en tiempos de guerra menos probables que el mundo haya conocido, sin embargo, está ganando elogios en el papel justo cuando su fortuna política había disminuido.

Zelenskiy, un excómico de televisión de habla rusa y de ascendencia judía, fue elegido presidente de Ucrania hace poco menos de tres años con la promesa de traer la paz. El jueves entró en guerra en la capital Kiev, acusado por el presidente Vladimir Putin de liderar un régimen fascista culpable de “genocidio” en el este del país.

Los líderes occidentales tachan esas afirmaciones como fabricaciones “falsas” y “ridículas” dijo el canciller alemán Olaf Scholz, pero con las tropas rusas abriéndose paso el viernes en un suburbio de Kiev a solo 15 kilómetros (9 millas) del centro de la ciudad, no había nada que pudiera endulzar la desesperada situación de Zelenskiy y de una Ucrania independiente. Putin ha declarado que quiere que Zelenskiy se vaya.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Defensa llamó a los ciudadanos de a pie a hacer cócteles Molotov en preparación para la guerra urbana. Dijo que “miles” de voluntarios se estaban inscribiendo para luchar, con 18.000 rifles entregados solo en Kiev.

Sin afeitar y vestido de color caqui, Zelenskiy se dirigió a la nación en un video, advirtiendo que los “saboteadores” encargados de su asesinato se estaban acercando. El “enemigo me ha marcado como el objetivo número uno” mientras buscan la destrucción política de Ucrania, dijo Zelenskiy. “Me quedaré en la capital”.

Mientras las fuerzas ucranianas luchan para frenar el avance de los invasores rusos con ventajas abrumadoras en tierra, mar y aire, Zelenskiy parece reflejar ese espíritu. “No tenemos miedo de nada”, dijo el viernes. “No tenemos miedo de defender nuestro Estado. No tenemos miedo de Rusia. No tenemos miedo de hablar con Rusia”.

PUBLICIDAD

El día anterior, el hombre de 44 años incluso invocó el espíritu de Winston Churchill, haciéndose eco del discurso sobre el Telón de Acero de 1946 del líder británico, que algunos historiadores consideran que marcó el inicio de la Guerra Fría con la antigua Unión Soviética.

“¿Qué escuchamos hoy?” preguntó Zelenskiy después del ataque del jueves, apareciendo nuevamente con una camiseta caqui. “No se trata solo de explosiones de cohetes, combates y el rugido de los aviones. Este es el sonido de una nueva cortina de hierro que baja y cierra a Rusia del mundo civilizado”.

No siempre ha sido tan hábil. Zelenskiy ganó las elecciones con el 73% de los votos en 2019, cuando los ucranianos se unieron brevemente en torno a un novato político que parecía ofrecer el fin del carrusel de corrupción que ha arruinado al país desde que obtuvo la independencia hace 30 años.

Zelenskiy, la estrella de su propio programa sobre un maestro que termina siendo presidente despotricando contra los políticos corruptos, también había prometido la paz, por la que muchos ucranianos estaban desesperados después de cinco años de conflicto con los separatistas respaldados por Rusia en la región de Donbás. Rápidamente se reunió con Putin y los líderes de Francia y Alemania, con la esperanza de encontrar una forma de implementar los acuerdos de Minsk de 2014-2015.

Formato Normandíadfd

Sin embargo, el año pasado, las conversaciones de paz y las relaciones con Putin se habían roto. El Covid-19 golpeó a la población y a la economía con la misma fuerza en Ucrania que en otros lugares. Los niveles de vida, que ya se encontraban entre los más bajos de Europa, se redujeron aún más por una combinación de un crecimiento más lento y una inflación creciente.

Las propias credenciales anticorrupción de Zelenskiy se empañaron. Un comunicado de octubre de los llamados Pandora Papers (datos filtrados sobre empresas ficticias en el extranjero) lo conectaron a él y a los socios de su productora de comedia televisiva, Studio Kvartal 95, con 10 entidades registradas en Belice, las Islas Vírgenes Británicas y Chipre. Él negó haber hecho algo malo.

PUBLICIDAD

Muchos vieron a Zelenskiy confiando demasiado en un círculo cerrado de amigos igualmente inexpertos de sus días en la televisión, incluido su principal asistente, Serhiy Shefir, y el jefe del Servicio de Inteligencia, Ivan Bakanov, quienes fueron nombrados en el informe Pandora Papers. Un promedio de cuatro encuestas de opinión realizadas a mediados de diciembre mostró que el apoyo popular a Zelenskiy había caído al 25%.

También enfrentó preguntas en el período previo a la guerra después de criticar las predicciones estadounidenses de que Rusia usaría la fuerza masiva acumulada contra las fronteras de Ucrania para invadir. Los mensajes mixtos, de los aliados y del líder, no ayudaron, según Dmytro Razumkov, director de la campaña presidencial de Zelenskiy y expresidente del parlamento.

También se enfrentó a las preguntas en el período previo a la guerra, después de haber criticado las predicciones de Estados Unidos de que Rusia utilizaría la fuerza masiva acumulada contra las fronteras de Ucrania para invadirla. Los mensajes contradictorios -de los aliados y del líder- no fueron útiles, según Dmytro Razumkov, director de la campaña presidencial de Zelenskiy y expresidente del Parlamento.

PUBLICIDAD

“La sociedad necesita entender lo que está pasando en el país, ellos (el gobierno) necesitan comunicarse con la gente”, dijo Razumkov, quien rompió con Zelenskiy el año pasado, en una entrevista en Kiev antes de que Rusia invadiera. Alcanzado el viernes, Razumkov dijo que tales sutilezas ahora eran irrelevantes.

“Hoy, todos están unidos en la lucha contra el enemigo: el parlamento, el presidente, el gabinete”, dijo Razumkov.

PUBLICIDAD
Zelenskiydfd

Desde que Zelenskiy aceptó que el conflicto era inminente, su respuesta resonó en muchos ucranianos, incluido un discurso del 19 de febrero en la Conferencia de Seguridad de Munich en el que agradeció a los aliados occidentales por su ayuda y apoyo, pero también los reprendió por no hacer más por un país que también lucha en nombre de su seguridad y valores.

Esa franqueza tocó la fibra sensible entre los ucranianos que se quedaron solos para luchar contra un vecino mucho más poderoso.

Quiero expresar mi apoyo a nuestro presidente”, dijo a sus 90.000 seguidores en Facebook Olga Golubovska, una doctora critica de Zelenskiy por su manejo de la pandemia de Covid-19. “Al presidente que no huyó. Al presidente, que por primera vez les dijo a nuestros ‘respetables’ socios occidentales todo lo que todos sospechábamos desde hacía mucho tiempo, por decirlo suavemente. Un presidente que, por primera vez en muchos años, se atrevió a opinar”.

PUBLICIDAD

Esa amargura se agudizó cuando los aliados occidentales dudaron en imponer las sanciones más fuertes disponibles contra Rusia, como bloquearlo del sistema SWIFT para transacciones financieras internacionales, incluso después de que había comenzado una invasión total.

Cuando el primer ministro italiano, Mario Draghi, que buscó una exención de las sanciones de la Unión Europea contra Rusia por artículos de lujo, dijo que no había podido comunicarse con Zelenskiy por teléfono, la respuesta del líder ucraniano el viernes fue pública y agria.

“Hoy a las 10:30 a. m. en las entradas a Chernihiv, Hostomel y Melitopol hubo intensos combates. La gente murió”, dijo en una publicación de Twitter. “La próxima vez intentaré mover el calendario de guerra para hablar con #MarioDraghi a una hora concreta. Mientras tanto, Ucrania continúa luchando por su gente”.

PUBLICIDAD

Los discursos de Zelenskiy, dirigidos tanto a Rusia como a Ucrania, también han ganado admiradores por su toque humano, especialmente cuando se comparan con las airadas conferencias históricas que Putin pronunció a su pueblo mientras lo preparaba para la guerra.

“Traten de mantener la vida normal, en la medida en que la vida pueda ser normal”, dijo Zelenskiy a su nación el 24 de febrero, incluso cuando los llamó a tomar las armas y luchar. “Cuiden a sus vecinos y a sus amigos”.

Le puede interesar:

“Nos han dejado solos para defender nuestro Estado”: Presidente de Ucrania

Al menos 137 militares ucranianos han muerto en invasión rusa

Kiev bajo fuego mientras Putin demanda que Ucrania se rinda antes de dialogar

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD