Economía

EE.UU. prohíbe las transacciones con el banco central ruso

El Fondo Nacional Ruso de la Riqueza y el Ministerio de Finanzas también se ven alcanzados por la medida del gobierno de Joe Biden

Los ciudadanos y compañias de EE.UU. no podrán tener relaciones comerciales con el Banco de Rusia
Por Jordan Fabian y Josh Wingrove
28 de febrero, 2022 | 08:11 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — La administración del presidente Joe Biden prohibió el lunes a personas y empresas estadounidenses tener relaciones comerciales con el Banco de Rusia, el Fondo Nacional Ruso de la Riqueza y el Ministerio de Finanzas.

Las medidas adoptadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de EE.UU. (OFAC, por sus siglas en inglés) inmovilizarán efectivamente cualquier activo del banco central ruso que se encuentre en EE.UU. o que esté en manos de ciudadanos estadounidenses, según un comunicado del Departamento del Tesoro.

PUBLICIDAD

Estados Unidos también anunció nuevas sanciones contra un importante fondo soberano ruso, el Russian Direct Investment Fund, y su director general, Kirill Aleksandrovich Dmitriev, un estrecho aliado del presidente ruso Vladimir Putin.

El anuncio supuso el más reciente golpe en la arremetida financiera de Occidente contra Rusia tras la invasión de Ucrania por parte de Putin.

PUBLICIDAD

“La acción sin precedentes que estamos tomando hoy limitará significativamente la capacidad de Rusia de utilizar activos para financiar sus actividades desestabilizadoras, y apunta a los fondos de los que Putin y su círculo íntimo dependen para permitir su invasión de Ucrania”, dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un comunicado.

Los bloqueos de Estados Unidos y la UE sobre los activos del banco central ruso inmovilizarán casi la mitad del patrimonio de Putin, según una portavoz del Tesoro. Aproximadamente el 13% de las reservas del banco central están en China, dijo.

Las reservas de Putin se estiman en US$630.000 millones, según los funcionarios, y las medidas tienen como objetivo bloquear su capacidad de venderlas para mitigar la presión financiera interna.

Los propios datos de Rusia publicados en enero muestran que US$100.000 millones de las reservas se mantenían en dólares estadounidenses hasta junio.

PUBLICIDAD

Estados Unidos emitió por separado una licencia que permite ciertas transacciones energéticas con el banco central, una excepción que, según un alto funcionario de la administración, tiene como objetivo minimizar las consecuencias en Europa y en los mercados energéticos. Las instituciones rusas tardarán en averiguar cómo separar las transacciones energéticas de otras medidas, dijo el funcionario.

Estados Unidos sigue trabajando con sus socios de la Unión Europea para ultimar la lista de bancos que serán excluidos del sistema SWIFT, dijo un segundo alto funcionario de la administración. La lista de bancos será finalizada por la UE porque SWIFT está bajo la autoridad de Bélgica.

PUBLICIDAD

Los funcionarios estadounidenses están vigilando el papel de Bielorrusia en la invasión rusa, y ese país también se enfrentará a otras consecuencias si sigue ayudando a Rusia, dijo uno de los funcionarios.

Las medidas se produjeron dos días después de que Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y la UE dijeran que bloquearían a los principales bancos rusos en el sistema SWIFT, que tomarían medidas para impedir que el banco central de Rusia rescatara la economía del país y que actuarían para confiscar los yates y las residencias de los oligarcas rusos en Occidente.

PUBLICIDAD

El Tesoro del Reino Unido dijo a primera hora del lunes que actuará inmediatamente para impedir que personas y empresas hagan negocios con el Banco de Rusia, el Fondo Nacional Ruso de la Riqueza y el Ministerio de Finanzas.

Las medidas para aislar a Rusia de la economía mundial se produjeron después de que una ronda inicial de sanciones no lograra persuadir a Putin de que retirara sus fuerzas de Ucrania.

PUBLICIDAD

El Banco de Rusia actuó rápidamente para proteger la economía de la nación, de US$1,5 billones, de las amplias sanciones, más que duplicando su tasa de interés clave hasta el 20%, el más alto en casi dos décadas, e imponiendo algunos controles sobre el flujo de capital.

Ante el riesgo de una corrida bancaria, una rápida venta de activos y la mayor depreciación del rublo desde 1998, los responsables políticos prohibieron a los corredores la venta de valores en manos de extranjeros a partir del lunes en la Bolsa de Moscú.

PUBLICIDAD

Incluso antes de que las nuevas sanciones hayan entrado en vigor, el sistema financiero ruso se ha hundido bajo su peso.

El rublo siguió cayendo frente al dólar, y la moneda perdió un tercio de su valor en los mercados extranjeros en un momento dado el lunes, alcanzando un mínimo histórico de 109 por dólar en Moscú.

Los anuncios se produjeron mientras una delegación ucraniana encabezada por el ministro de Defensa iniciaba conversaciones con funcionarios rusos. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, se mostró escéptico respecto a la posibilidad de que las conversaciones, que se celebran en la frontera con Bielorrusia, den resultados, pero dijo que estaba dispuesto a intentarlo si eso significaba alguna posibilidad de paz.

Más sobre la crisis en Ucrania:

Swaps rusos muestran 56% de chances de impago por sanciones, cifra sin precedentes

Rusia sube tasa a mayor nivel desde 2003; suma controles de capitales

Rublo se desploma un 30%; mercados rusos se paralizan brevemente por estrés

PUBLICIDAD