Mercados

AIE liberará reservas de petróleo de emergencia para reducir precios

En concreto, serán 60 millones de barriles de las reservas de todo el mundo. Se trata de la segunda liberación de crudo de EE.UU. en pocos meses

Instalación de reserva de petróleo
Por Annmarie Hordern, Jennifer Jacobs y Grant Smith
01 de marzo, 2022 | 10:46 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Estados Unidos y otras grandes economías han acordado una liberación coordinada de las reservas de petróleo después de que la invasión rusa de Ucrania empujara el crudo por encima de los US$100 el barril, según personas familiarizadas con el asunto.

La Agencia Internacional de la Energía, que representa a los principales consumidores industrializados, entre ellos Japón y Alemania, ha acordado liberar 60 millones de barriles de las reservas de todo el mundo, dijeron las personas. Se trata de la segunda liberación de las reservas de crudo estadounidenses en pocos meses, ya que el aumento de los costes del combustible se ha convertido en un problema político creciente para el presidente Joe Biden.

El Departamento de Energía de Estados Unidos no quiso hacer comentarios. La AIE no pudo ser contactada de inmediato para que hiciera comentarios.

PUBLICIDAD

Los precios del crudo se dispararon por encima de los US$105 el barril en Londres por primera vez desde 2014 ante el temor de que los suministros de petróleo y gas del gigante energético Rusia puedan verse interrumpidos, ya sea por el conflicto en Ucrania o por las sanciones occidentales de represalia. El repunte está exacerbando una oleada inflacionaria para las naciones consumidoras de energía, amenazando la recuperación económica y empeorando una crisis del coste de la vida para millones de personas.

La agresión rusa ha asustado a un mercado ya tensionado por la vigorosa recuperación de la demanda a medida que la pandemia cede, y por las limitaciones de la oferta debidas a la falta de inversión y a las interrupciones en todo el mundo. Los gigantes del comercio Vitol Group y Trafigura Ltd. esperan que los precios de tres dígitos continúen durante un periodo prolongado.

La intervención de la AIE se produce después de que la coalición OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, desoyera el año pasado los alientos de Biden para aumentar los suministros más rápidamente. El grupo se reúne de nuevo el 2 de marzo para discutir sus planes de producción para abril.

PUBLICIDAD

Riad ha señalado que no considera que los mercados estén lo suficientemente ajustados como para acelerar el restablecimiento de la producción que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios detuvieron durante la pandemia. Muchos otros países de la alianza de 23 miembros no podrían aumentar el suministro más rápido aunque quisieran, debido a la falta de inversiones y a la inestabilidad.

Arabia Saudí y sus vecinos del Golfo tienen suficientes reservas ociosas para reforzar los suministros si así lo decidieran. Sin embargo, el reino se ha negado a suplir a los demás miembros de la OPEP+ que tienen dificultades recurriendo a su capacidad de reserva, alegando que esto violaría el espíritu del acuerdo de la alianza.

El aumento de los precios de la gasolina es un riesgo especial para Biden, que se enfrenta a las elecciones de mitad de mandato con unos índices de aprobación en declive. Ya fracasó en su intento de controlar los costes del combustible con la liberación de crudo de las reservas de emergencia anunciada el año pasado. Los operadores dijeron que esa iniciativa se vio perjudicada por su limitado alcance, ya que la mayoría de los barriles se ofrecieron con la condición de ser devueltos posteriormente.

Es la primera vez que la AIE realiza una liberación sincronizada de reservas de petróleo desde la guerra civil libia de 2011. Hay ecos de aquella crisis en los acontecimientos de hoy: Fue la reticencia de Riad a abrir los grifos hace una década para contrarrestar los trastornos causados por el levantamiento contra el dictador Moammar Gadafi lo que impulsó a la agencia a actuar.

Las liberaciones anteriores se produjeron durante la Guerra del Golfo de 1991 y la embestida de los huracanes Rita y Katrina en 2005, por lo que ésta es sólo la cuarta intervención de este tipo en las cinco décadas de historia de la AIE.

Entre los 30 miembros de la AIE, procedentes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, se encuentran Estados Unidos, Japón, Alemania y Francia.

PUBLICIDAD

--Con la ayuda de Ari Natter.

Más sobre la guerra en Ucrania:

Petróleo se dispara a máximos desde 2014 mientras se avecinan nuevas sanciones

PUBLICIDAD

Rusia intensifica ataques a Ucrania y genera advertencias por desastre humanitario

Las grandes petroleras se alejan de Rusia después de décadas

PUBLICIDAD