EE.UU.

Biden dará discurso del Estado de la Unión bajo sombra de inflación y guerra de Putin

El índice de aprobación de Biden se ha reducido a poco más del 40%, según un análisis de encuestas de FiveThirtyEight

Biden
Por Jenny Leonard, Nick Wadhams y Nancy Cook
01 de marzo, 2022 | 05:24 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, construyó su carrera de cinco décadas en torno a su experiencia en política exterior y su hábil contacto con los estadounidenses de a pie, cualidades de las que, según las encuestas, muchos votantes dudan ahora.

El mandatario tendrá que redescubrir ambos rasgos el martes en su primer discurso sobre el Estado de la Unión, mientras Estados Unidos y sus aliados intensifican la presión sobre Rusia en relación con Ucrania. Biden también debe persuadir a los escépticos votantes de que puede sacar al país de su estancamiento pandémico después de que los pilares clave de su plan económico se desplomaran y la inflación se disparara.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre Rusia y Ucrania en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, D.C., Estados Unidos, el martes 22 de febrero de 2022. Biden aborda la situación en Ucrania, donde se espera que Estados Unidos anuncie nuevas sanciones después de que la Unión Europea y el Reino Unido establecieran un conjunto inicial de sanciones dirigidas a Moscú.dfd

El discurso, que tendrá lugar a las 9:00 p.m. hora local en Washington, se produce en un momento crítico para Biden, ya que las opiniones sobre el presidente han alcanzado nuevos mínimos. Las elecciones intermedias de noviembre costarán a los demócratas el control del Congreso, y sobre todo se cierne el temor de que la guerra en Ucrania se convierta en un conflicto más amplio.

PUBLICIDAD

Desde 2003, cuando George W. Bush expuso sus argumentos a favor de la guerra contra Irak en su discurso sobre el Estado de la Unión, o desde 2010, cuando Barack Obama se enfrentó a la crisis financiera, ningún líder estadounidense ha pronunciado su discurso anual ante el Congreso en un momento tan tenso. Entre los invitados de Biden para el discurso está la embajadora de Ucrania en Estados Unidos, Oksana Markarova.

La guerra ha obligado al equipo de Biden a reescribir algunos de sus comentarios. Steve Ricchetti, consejero del presidente, dijo que el repentino giro de los acontecimientos significa que Biden “dedicará tiempo a hablar de la importancia del liderazgo estadounidense y del trabajo que se está haciendo para reunir al mundo en defensa de la democracia”.

Nada de esto será fácil, dada la profunda división partidista que ha desgarrado al país y las actitudes hacia el desempeño del trabajo del presidente. El índice de aprobación de Biden se ha reducido a poco más del 40%, según un análisis de encuestas de FiveThirtyEight, y los sondeos muestran que menos de un tercio de los estadounidenses creen que el país va en la dirección correcta.

PUBLICIDAD

Un año después de su toma de posesión, la Casa Blanca se ha dado cuenta de que la rápida distribución de las vacunas Covid-19 no ha sido suficiente para ganarse a los estadounidenses frustrados por los cuellos de botella en la cadena de suministro y el aumento de la inflación. Los demócratas tienen la culpa después de que senadores clave del propio partido del presidente se negaran a respaldar el plan económico estrella de Biden.

A pesar de la insistencia de la Casa Blanca en que Build Back Better (Reconstruir mejor) no empeoraría el déficit de la nación, el recelo por los billones de gasto público no ha hecho más que aumentar. Los republicanos, sintiendo una oportunidad, han aprovechado las luchas internas de los demócratas.

Los logros que podrían aumentar el apoyo a la mayoría de los presidentes, como el aumento de la producción económica y el crecimiento récord del empleo, han sido desplazados.

El equipo de Biden también ha sufrido tropiezos de gran repercusión en política exterior, como la caótica retirada de Afganistán. La toma del poder por parte de los miembros del Talibán en agosto causó un daño duradero a la credibilidad de la administración en el país y en el extranjero.

Un acuerdo sobre submarinos nucleares con el Reino Unido y Australia se consideró chapucero y dejó a Francia, socio de la OTAN, enfadada por la pérdida de un contrato de US$60.000 millones. Esto suscitó la preocupación de si la nueva administración había abandonado realmente el enfoque “América primero” del expresidente Donald Trump.

Mientras tanto, sólo un tercio de los estadounidenses encuestados por el Washington Post y ABC News dijeron que aprobaban el manejo de Biden de Rusia antes de la invasión de Vladimir Putin a Ucrania la semana pasada. Trump, oponente de Biden en 2020, ha afirmado que el ataque nunca habría ocurrido si hubiera ganado la reelección. Las encuestas muestran que muchos estadounidenses, especialmente los republicanos, le creen.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Biden consiguió el apoyo para un aislamiento económico sin precedentes de Rusia, con medidas para sancionar al banco central del país y al propio Putin. Alemania incluso accedió a aumentar su gasto en defensa para cumplir con los objetivos de la OTAN, algo a lo que el país se resistió durante toda la presidencia de Trump a pesar de su frecuente acoso.

“Fui bastante crítico con la forma en que se llevó a cabo la retirada de Afganistán, pero tengo que decir que esto es lo que parece el liderazgo estadounidense”, dijo Richard Fontaine, director ejecutivo del Center for a New American Security. “Sospecho que los acontecimientos de los últimos días ocuparán un lugar central en su discurso”.

Al hablar ante una cámara de la Cámara de Representantes sólo parcialmente llena debido a las continuas restricciones de Covid-19, Biden tratará de mantener el foco en lo que está por venir. Eso incluye la flexibilización de las restricciones sobre el coronavirus y la explicación de cómo contendrá los precios en el surtidor de gasolina.

PUBLICIDAD

La mayor preocupación de los estadounidenses es cómo pagarán sus facturas ante el aumento de los costos energéticos. El gobierno de Biden trabaja con sus aliados para llevar a cabo una enorme liberación de reservas de petróleo, una medida que la Casa Blanca espera que ayude a amortiguar el golpe.

Biden también se centrará en la aprobación de un plan de infraestructuras de US$1,9 billones y en su aplicación, según un alto funcionario de la administración. Y tendrá la oportunidad de promocionar su nominación de la jueza Ketanji Brown Jackson para un puesto en el Tribunal Supremo, la primera mujer negra en ser nominada.

PUBLICIDAD

Además de su guiño a la embajadora de Ucrania, Biden sigue la tendencia presidencial de invitar a personas que representan temas o momentos clave para ayudar a centrar la atención en sus prioridades. Esta vez incluye a la denunciante de Facebook Frances Haugen, al consejero delegado de Intel Corp. Pat Gelsinger y Refynd Duro, una defensora de la seguridad de las enfermeras y los pacientes que ha tratado a las víctimas de Covid-19.

El reto para Biden es que, a diferencia de Obama, no es conocido por su retórica. Sin embargo, las circunstancias -por no hablar de la pompa y la ceremonia en torno a un acontecimiento que se remonta a 1790- le brindan una rara oportunidad de reajustar el debate político.

Un sistema de videovigilancia, prestado permanentemente por el Ejército de EE.UU. pero operado por la Policía del Capitolio de EE.UU., fuera del Capitolio de EE.UU. en Washington, D.C., EE.UU., el lunes 28 de febrero de 2022. Se volvieron a instalar vallas temporales alrededor del Capitolio mientras los funcionarios federales de seguridad se preparan para que los camioneros que protestan lleguen a la zona de Washington, posiblemente para coincidir con el discurso del presidente Biden sobre el Estado de la Unión el martes.dfd

El discurso supone el comienzo de salida de la temporada electoral de 2022. Después de las elecciones de mitad de período, la carrera presidencial comenzará en serio. Biden, que cumple 80 años este año, se enfrentará a más preguntas sobre si debe buscar un segundo mandato.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Jennifer Epstein.

Le puede interesar:

EE.UU. prohíbe las transacciones con el banco central ruso

PUBLICIDAD

EE.UU. busca evitar que rusos evadan sanciones con criptomonedas

Gobiernos de la UE discutirán iniciativa de EE. UU. para la liberación de las reservas de petróleo

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD