Europa

Rusia se acerca a Odesa en medio de un avance más rápido en el sur de Ucrania

El avance ruso en esta parte del país y el cambio de táctica hacia ataques aéreos más agresivos en centros urbanos están moderando el optimismo sobre la capacidad de Ucrania para mantener su resistencia

Imagen de Kiev durante la invasión de Rusia a Ucrania
Por Marc Champion
02 de marzo, 2022 | 12:36 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La afirmación de Rusia de haber capturado la ciudad portuaria de Kherson, en el sur de Ucrania, deja cada vez más claro que su invasión, aunque se ha visto frenada en el norte, está ganando terreno en las llanuras costeras abiertas y difíciles de defender del país.

Esto, junto con el cambio de Rusia hacia ataques aéreos más agresivos en los centros urbanos, está moderando el optimismo sobre la capacidad de Ucrania para mantener su hasta ahora eficaz resistencia organizada contra una fuerza enormemente superior.

PUBLICIDAD

Según Keir Giles, consultor principal del programa de Rusia y Eurasia de Chatham House, que intervino en un seminario web, “ahora estamos en la estrategia de largo plazo y Rusia se está reorganizando para asegurarse de ganar esta guerra”. “Así que las implicaciones de la forma rusa de hacer la guerra es que tenemos que prepararnos ahora para la catástrofe humanitaria”.

  dfd

El miércoles por la mañana se produjeron intensos combates en la segunda ciudad más grande de Ucrania, Kharkiv, tras el lanzamiento de paracaidistas en sus calles. Enormes cantidades de equipos y suministros siguen avanzando hacia la capital, Kiev. Rusia afirma que sólo apunta a objetivos militares.

PUBLICIDAD

En el mismo seminario web, el especialista en defensa rusa del think tank londinense, Mathieu Boulegue, dijo que había indicios -incluidos los ataques rusos a infraestructura de comunicaciones en Kiev y la difusión de falsas declaraciones de capitulación en línea- de que Rusia pondrá en práctica toda su capacidad de guerra cibernética y su poderío aéreo en los próximos dos o tres días.

Eso podría romper las comunicaciones entre los comandantes y las defensas de Ucrania en la mitad oriental de una nación aproximadamente del tamaño de Francia, así como su capacidad para trasladar alimentos y nuevos suministros de armas desde Europa y Estados Unidos a los lugares donde se necesitan, según Boulegue.

La intención del Kremlin “en este momento es asaltar Kiev, tomarla por la fuerza con toda la brutalidad y todas las tácticas que Rusia tiene en su libro de jugadas”, dijo, prediciendo una larga guerra de desgaste. Una vez eliminado el gobierno, Rusia también intentará cambiar la narrativa de su campaña, dijo, porque sin liderazgo político “el ejército ya no es un ejército, es un grupo de ‘terroristas’”.

En el sur, los mapas elaborados por los analistas occidentales para seguir la invasión rusa de su vecino del oeste ya muestran zonas sombreadas para marcar la ocupación. Estas empiezan a unirse en una franja sólida a lo largo de las costas del Mar Negro y el Mar de Azov.

PUBLICIDAD

Un desembarco anfibio de infantes de marina tomó el segundo puerto ucraniano del mar de Azov, Berdyansk, y podría haber seguido adelante para unirse a las tropas separatistas rusas y prorrusas que empujan hacia el oeste para cercar y asediar la ciudad sureña de Mariupol. Esa ciudad, de más de 500.000 habitantes, fue bombardeada intensamente el miércoles.

Mientras tanto, las tropas que salieron de Crimea, arrebatada por Rusia en 2014, se extendieron hacia el este, tomando la ciudad de Melitopol y pronto podrían crear un corredor terrestre desde la península hasta la frontera continental de Rusia, en caso de que Mariupol caiga. Hasta ahora, Crimea y Rusia sólo estaban conectadas por un puente de 19 kilómetros inaugurado en 2018.

PUBLICIDAD

Otras tropas de Crimea se desplazaron hacia el oeste, a Kherson y Mykolaiv, la última ciudad importante antes de la histórica ciudad portuaria de Odesa y, potencialmente -si las flechas de un mapa de campaña mostradas en las imágenes de vídeo detrás del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, son creíbles- la vecina exrepública soviética de Moldavia. El miércoles se registraron intensos combates en Mykolaiv.

En Odesa, los ciudadanos fueron filmados el martes haciendo sacos de arena en la playa de la ciudad, en previsión de un asalto anfibio que el ejército local cree que se ha retrasado por las malas condiciones meteorológicas. Los informes generalizados sobre un intento abortado en el último momento el lunes no han podido ser verificados de forma independiente.

PUBLICIDAD

“El hecho de que salieron de la Crimea ocupada (hacia Odesa) es cierto”, dijo Alexander Kovalenko, un analista militar con sede en Odesa para el sitio web Inforesist, sobre el destacamento naval ruso. “No sé por qué no han intentado desembarcar”.

La situación en Odesa es estable, pero es poco probable que eso dure, dijo Kovalenko, entre otras cosas porque la ciudad de poco más de un millón de habitantes alberga una gran población -aunque durante años inactiva- de residentes prorrusos. En 2014, se enfrentaron a los partidarios de la llamada revolución de Maidan, dejando 48 muertos. Todos menos dos eran prorrusos, y 42 murieron al incendiarse el edificio al que se habían retirado.

PUBLICIDAD

El martes, el presidente Volodymyr Zelenskiy sustituyó al gobernador regional de Odesa, Serhiy Hrynevetsky, por Maksym Marchenko, un coronel del ejército que hasta el año pasado comandaba una brigada mecanizada en la región de Donbás, en el este de Ucrania, según Ukrinform, la agencia estatal de noticias ucraniana.

Aunque varios intentos rusos de desembarcar tropas en los alrededores de Odesa desde el 24 de febrero han sido rechazados, se trataba de pequeñas operaciones de distracción, según Kovalenko. Es probable que eso cambie si las fuerzas rusas tienen el control total de Kherson y Mykolayiv, a dos horas y media en coche.

PUBLICIDAD

“Está claro que Rusia tiene la intención de perforar un corredor hacia Transnistria, y en ese sentido Odesa es tanto el último como el elemento clave”, dijo Kovalenko. Transnistria es un enclave prorruso de la vecina Moldavia, a sólo 70 (42 millas) del noroeste de la ciudad. Rusia no ha dicho que tenga previsto extender su “operación militar especial” en Ucrania a Moldavia.

Aun así, no todo ha ido según lo previsto para Rusia en el sur.

El frío recibimiento de los ciudadanos de habla rusa de ciudades como Berdyansk, que el presidente Vladimir Putin pretendía liberar, con residentes que coreaban “váyanse a casa” en lugar de ondear banderas, sugiere que la extensión desde Mariupol a Odesa -como el resto del país- puede ser más fácil de capturar para las tropas rusas que de mantener.

Más sobre la guerra en Ucrania:

China mantiene conversaciones con Ucrania y se aleja aún más de Rusia

Materias primas alcanzan nuevos máximos mientras operadores evitan compras rusas

Guerra en Ucrania golpea al mercado aéreo: ¿Qué está pasando con las aerolíneas?

PUBLICIDAD