Tecnología

Las empresas extranjeras quieren latinos en tecnología. Este es el panorama

A medida que el talento tecnológico se convierte en algo preciado por empresas globales, los latinoamericanos son una fuente de trabajo calificada y atractiva debido a las divisas de la región. Parte 1 de 3

Un sistema de atención a la infancia débil ha provocado una brecha de género en la mano de obra durante décadas. La pandemia la ha exacerbado. Fotógrafo: Stefan Wermuth/Bloomberg
03 de marzo, 2022 | 01:52 PM

São Paulo — Antes de la pandemia, el talento se localizaba principalmente donde estaban las empresas. Ahora, las empresas van a donde se encuentra el talento. Y eso no significa que abran una sede cerca de un campus universitario, sino que simplemente contratan a los mejores talentos que puedan encontrar allí donde estén.

(Bloomberg Línea explorará las nuevas vías para que los latinos consigan nuevos puestos de trabajo en el sector de las tecnologías de la información, sobre todo trabajando desde su ciudad natal. Quizá no haya que mudarse y quizá no haya muchos beneficios, pero sí el valor añadido de salarios competitivos para gastar localmente. Espere las partes 2 y 3 más adelante esta semana).

La brasileña Daniane Gomes empezó a programar cuando tenía 16 años, en 2003. Había conseguido un trabajo como secretaria/operadora en una empresa de servicios de TI y tenía mucho tiempo libre. “Sentía curiosidad por lo que hacían. Empecé a investigar sobre HTML, tomé la iniciativa de hacer pequeñas mejoras en su página web, y luego me preguntaron si quería probar a ser programadora, ya que necesitaban más gente. Acepté el reto y aquí estoy, 18 años después”.

PUBLICIDAD

Actualmente vive en Holanda y trabaja en una empresa de Suiza. “En mi círculo, las personas que veo trabajando a distancia ganando en moneda extranjera son las que tienen más experiencia. Lo que veo es que a los que están empezando les cuesta un poco más encontrar oportunidades, ya sea en persona o a distancia. Por supuesto, cada uno tiene su historia y no digo que esto sea la norma o que sea imposible”.

Vea a continuación los datos de los salarios medios de los desarrolladores junior y senior en ciudades de LatAm, como Buenos Aires, Ciudad de México, Sao Paulo y Bogotá, según Glassdoor. Los sueldos medios corresponden a puestos de trabajo con al menos 37 sueldos para cada función a partir del 23 de febrero de 2022.

Gomes afirma que, para los profesionales de las TI, la competencia es grande, ya que tienen opciones para elegir entre buenos salarios y buenas condiciones de trabajo, lo que no siempre ocurre en otras áreas. “Estamos en un momento muy privilegiado”, dice.

PUBLICIDAD

Este privilegio puede incluir que ellos mismos dicten cómo va a ser el trabajo. En un momento en el que el talento es un campo de acción, las empresas no pueden darse el lujo de arriesgarse y perderlo a manos de una compañía extranjera.

Bloomberg Línea ha sabido que una startup que iba a implantar el trabajo híbrido este año en Brasil dio un paso atrás, ya que el personal potencial dio muestras de que iba a dejar la empresa si era obligatorio que estuviera en Sao Paulo.

Una encuesta de LinkedIn muestra que hubo un aumento del 273,59% en la migración de profesionales brasileños a los EE.UU. entre mayo de 2020 y abril de 2021, en comparación con el año anterior. Después de Estados Unidos, aparece Australia con un crecimiento del 252,96% en el mismo período.

De los 10 principales destinos de trabajo para el país más grande de LatAm, seis están en Europa, dos en América del Norte, uno en Oceanía y uno en América Latina. La encuesta de LinkedIn considera una migración cuando un usuario cambia la ubicación en su perfil de LinkedIn, lo que puede significar un traslado físico y/o un trabajo a distancia.

Este análisis calcula la relación entrada-salida (número de entradas a Brasil para cada salida). A continuación, estos países se clasifican desde el mayor aumento hasta el mayor descenso, en función del cambio porcentual en la relación entre entradas y salidas entre mayo de 2020 y abril de 2021, en comparación con el mismo período del año anterior.

Según LinkedIn, estos son los principales destinos laborales para los profesionales brasileños:

PUBLICIDAD
  1. Estados Unidos (+273.59%)
  2. Australia (+252.96%)
  3. Alemania (+194.43%)
  4. España (+188.01%)
  5. Canadá (+177.58%)
  6. Francia (+162.59%)
  7. Argentina (+106.18%)
  8. Reino Unido (+98.60%)
  9. Irlanda (+55.42%)
  10. Portugal (+42.78%)

La empresa de servicios de nómina Deel también afirma que EE.UU. es el país que más contrata a brasileños. Según los datos de Deel, ese país representa el 63% de las empresas que contratan internacionalmente, seguido por el Reino Unido y Canadá, respectivamente.

Alexander Torrenegra es un empresario e inversor colombiano-americano. Es fundador y CEO de Torre, una empresa a distancia que tiene equipos en Canadá, Nicaragua, Guatemala, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Uruguay, Chile, Kenia, España, Turquía y Macedonia.

“Con la pandemia, muchas empresas que ni siquiera se habían planteado trabajar a distancia, de pronto se dieron cuenta de que podían hacerlo. Además, la gente se dio cuenta de que puede trabajar a distancia y ser más productiva, pasar más tiempo con sus seres queridos, con su familia, con sus amigos”, dice, en entrevista con Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Las empresas como Torre comprendieron que no tenían que limitarse a contratar en el país en el que se encuentran y que podían contratar a personas en cualquier lugar.

“La única limitación física es: ¿está la persona ubicada en una zona horaria con la que puedo interactuar? Y, en consecuencia, para muchas empresas de EE.UU. e incluso de Europa Occidental, eso resulta ser América Latina”, dijo Torrenegra.

PUBLICIDAD

Con la explosión de empresas que contratan en América Latina en los últimos dos años, la región también tuvo un impulso salarial. “Pueden ganar no sólo en dólares, sino que pueden ganar sueldos que son significativamente mayores mientras trabajan a distancia. Porque para mucha gente en América Latina la opción era tener un salario más bajo y tener que desplazarse a una oficina que, si vives en Sao Paulo o Bogotá, es una idea descabellada”, dijo el fundador de Torre

El software se come al mundo

Marc Andreessen, de a16z, publicó recientemente un artículo en el que explicaba por qué el software se está comiendo el mundo. “Si puedes tener gente desarrollando software, te será más fácil, como empresa, crecer y tener una ventaja sobre los competidores”, explica Torrenegra.

Lo que viene sucediendo por el lado del talento en América Latina es que ahora más personas ven que sus amigos tienen acceso a oportunidades laborales que les permiten ganar bien, trabajar a distancia y, en algunos casos, viajar mientras siguen trabajando.

PUBLICIDAD

No en vano, un sondeo de LinkedIn señalaba que los ingenieros de software, los científicos de datos, los expertos en ciberseguridad y los gestores de tráfico son algunos de los puestos más solicitados en 2022. Según el último estudio de datos realizado por Deel, los profesionales más señalados son los ingenieros de software; los ejecutivos de cuentas; los ingenieros de control de calidad; los diseñadores de productos y los consultores.

El brasileño Daniel Koganas reside en Brasil, pero trabaja como desarrollador para una empresa canadiense. Junto a él, otros brasileños y un argentino forman parte de la plantilla. Aunque empezó a trabajar durante la pandemia, dice que ya se planteaba trabajar para una empresa en el extranjero mucho antes de Covid-19.

“En el área tecnológica, el modelo de trabajo a distancia existe desde hace tiempo. Pero la pandemia ha obligado a muchas empresas a adoptar este régimen y muchas de ellas han visto que funciona, por lo que la oferta de trabajo desde casa se ha vuelto más común. Y eso vale también para el mercado brasileño, porque, a falta de profesionales en sus ciudades, las empresas acaban buscando profesionales en otros estados”.

PUBLICIDAD

Según Koganas, en los mercados extranjeros hay mucha demanda de profesionales de Brasil, especialmente de los más experimentados. Al igual que Gomes, afirma que es difícil encontrar oportunidades en el extranjero para desarrolladores junior/completos.

Dice que en Brasil también hay mucha demanda de profesionales con más experiencia por parte de las empresas, no sólo de las startups. “Sin embargo, en este momento parece que faltan profesionales para cubrir esta demanda. Por eso, muchas empresas están invirtiendo mucho en la formación de aspirantes a profesionales, que creo que es el camino correcto - o incluso uno de los pocos caminos que tienen estas empresas para resolver la brecha.”

Primero fue la India

En un movimiento similar al que ocurrió antes con los indios, los brasileños empezaron a aparecer como profesionales calificados y de bajo costo para las empresas extranjeras. “Ambas partes ganan, ya que el poder adquisitivo recibido en dólares o euros es mucho mayor, al menos para los que siguen viviendo en Brasil”, añade Koganas.

“En cualquier parte del mundo, la demanda de profesionales de TI crece, no sólo en Brasil. Así que no veo que esto esté ligado exclusivamente a las divisas, sino a que es un mercado caliente y necesita profesionales”, dice el desarrollador, que dio clases para principiantes. “Algunos dicen que estamos viviendo en una burbuja tecnológica, pero si eso está ocurriendo realmente, no veo que esa burbuja vaya a estallar pronto. Creo que una burbuja sólo se produciría si consiguen que la inteligencia artificial avance lo suficiente como para realizar tareas de programación y reducir la demanda de programadores. Pero hasta que llegue ese futuro, creo que aún tardará”.

Según Torrenegra, este escenario está consiguiendo que la gente por fin lo visualice como una oportunidad profesional muy interesante. “Ahora, los latinos quieren estar donde están los chicos guays. Y si antes ‘ingeniero de sistemas’ no era visto como la profesión más cool, ahora ingeniero de software es el trabajo cool”.

En América Latina solía haber empresas que trabajaban como intermediarias, contratando desarrolladores y revendiendo luego su trabajo a otras empresas en EE.UU. Ahora, las empresas contratan directamente, ya que el trabajo a distancia descarta la necesidad de intermediarios.

“La gente tiene muchas oportunidades de trabajo y las empresas tienen muchos candidatos a nivel mundial. Eso significa que los retos de correspondencia son mucho mayores que cuando se busca trabajo en una ciudad determinada o cuando se busca talento en una ciudad determinada”, dice Torrenegra.

Normalmente, los desarrolladores de software podían contar las oportunidades de trabajo en sus ciudades con los dedos de una mano. Pero si miramos el trabajo a distancia, cada día hay mil oportunidades de trabajo más, y miles de personas que salen al mercado”. Torre se encarga de la automatización de correspondencia, funcionando como un mercado de trabajo.

“No emparejamos a la persona con el trabajo, sino con el equipo con el que va a trabajar. Hay más de 100 factores diferentes que cambian lo que puede ser bueno para ti como candidato a lo que puede ser bueno para ti como empresa. Por eso estamos creciendo tan bien este año”, afirma.

Torre pone en contacto a personas de más de 180 países con puestos de trabajo en más de 50 países. La mayor parte de su base de usuarios está en las Américas, donde está conectando el talento con oportunidades en EE.UU. y también en América Latina.

Dado que la región batió récords de capital riesgo el año pasado, las empresas tecnológicas también necesitan contratar talento. “Empresas como Nubank están ofreciendo los mismos salarios que una empresa con sede en Silicon Valley. Tienes a Mercado Libre compitiendo con grandes salarios, etc. Así que la competencia es global ahora”.

La presión sobre las empresas locales impulsa la desigualdad salarial en LatAm

Ese escenario presiona a las empresas locales que solían contratar a desarrolladores locales para desarrollar productos locales únicamente porque ahora les resulta difícil competir con el salario.

Gomes dice que como el real brasileño está infravalorado, las empresas brasileñas tienen dificultades para competir sólo con el pago. “Pero también hay empresas extranjeras que ofrecen precios muy bajos, lo que no compensa al profesional. No sirve de nada cobrar en moneda fuerte y recibir menos y sin CLT [Consolidación de las Leyes Laborales, instrumento que instituye normas y beneficios que regulan el trabajo en Brasil], beneficios de vacaciones pagadas, FGTS [fondo especial para los trabajadores brasileños que tienen CLT], seguro de salud, etc.”

En situaciones en las que los valores son similares, Gomes cree que para competir, las empresas brasileñas tendrán que ofrecer beneficios diferenciados, como la reducción de la jornada semanal (como ya ocurre en algunas empresas de TI), tiempo libre y vacaciones flexibles para ser utilizadas como el trabajador prefiera y no sólo el esquema de 2 o 3 períodos al año.

“También tendrán que ofrecer proyectos interesantes, con tecnologías más modernas y no sólo el mantenimiento de los famosos ERP escritos en los años 90″, añadió.

Willame Figueredo es director de proyectos en una consultora de TI, donde trabaja en un equipo de una de las mayores empresas de cosméticos de América Latina. Dice que perdió a dos desarrolladores brasileños para empresas norteamericanas en pocos meses.

“El mercado vive un momento en el que las empresas se pelean por el talento, donde no sólo el salario es alto y el trabajo a distancia son diferenciales, sino también varios beneficios atractivos para quien conoce la empresa. Y todo esto es bueno para el empleado, que es constantemente abordado por los reclutadores de tecnología y puede elegir dónde quedarse”, dice.

Cuenta que la empresa para la que trabaja tiene salarios y beneficios competitivos para el mercado brasileño y que ya tenía una política de trabajo a distancia incluso antes de la pandemia. “Esto nunca fue nuevo para nosotros, al contrario, ya era un atractivo. Sin embargo, la devaluación del real permite que las empresas de EE.UU., Canadá y Europa puedan ofrecer salarios muy atractivos a los sudamericanos.”

Figueredo señala que en EE.UU., un salario de US$85.000 al año se considera un sueldo medio-bajo para un residente en EE.UU., pero un sueldo superior al de un senador brasileño para un desarrollador que vive en Brasil.

Figueredo es uno de los brasileños que se incorporó al mercado de la informática buscando un mejor salario y condiciones de trabajo. Hace cinco años, empezó a estudiar y hacer cursos de gestión, procesos y negocios en el área. Antes, dice que ganaba 290 dólares al mes en una empresa de atención al cliente, donde dirigía equipos de 40 personas, trabajando los fines de semana y los días festivos.

“Hoy puedo tener dignidad con un sueldo mucho mejor, un horario justo y beneficios inimaginables para mí en 2017. Esto también pasa con los developers, es súper común conocer gente que empezó a programar hace menos de un año, que ya está trabajando en equipos de desarrollo robustos. El mercado tiene muchas más vacantes de las que la gente puede cubrir. No es fácil, pero sigue siendo mucho más sencillo que someterse a la realidad laboral de nuestro país.”

“Creemos que la mayor parte del valor del trabajo va a ser intercambiado por trabajadores a distancia. No la mayor parte de los empleos, pero la mayor parte de los salarios pagados a los empleados va a ser pagada a los trabajadores remotos”, complementa Torrenegra.

En su opinión, el mercado laboral va a experimentar dos tendencias: Por un lado, una homogeneización de los salarios a nivel global, por otro, una diferencia entre ricos y pobres a nivel local. Eso significa que los trabajadores locales que ganan muy poco y los trabajadores remotos que ganan mucho dinero vivirán uno al lado del otro. “Las consecuencias sociales de ambas cosas son muy difíciles de predecir, pero va a ocurrir”.

PUBLICIDAD