Unión Europea dividida sobre posibles sanciones a petróleo ruso

El bloque de 27 miembros aún no se ha pronunciado sobre la prohibición del petróleo ruso

Una refinería de petróleo en Rusia
Por Ewa Krukowska, Alberto Nardelli y Jasmina Kuzmanovic
07 de marzo, 2022 | 02:55 PM

Bloomberg — Los gobiernos de la Unión Europea (UE) están divididos sobre si unirse a los Estados Unidos en la posible prohibición de las importaciones de petróleo ruso, ya que varios estados miembros impulsan la opción como una forma de añadir presión sobre el presidente Vladimir Putin después de su invasión a Ucrania.

Los ministros de la UE están debatiendo la ampliación de las sanciones para incluir restricciones a las importaciones de petróleo y productos derivados. Pero las divisiones han quedado al descubierto, ya que varios países, como Alemania, se oponen a una medida tan brusca, mientras que algunos estados miembros, entre ellos Polonia, presionan al bloque para que se dirija a los combustibles fósiles, según personas familiarizadas con las discusiones que tienen lugar a puerta cerrada.

El canciller alemán, Olaf Scholz, descartó las restricciones, por ahora, diciendo que las importaciones rusas eran de “importancia esencial” para la economía europea.

“El suministro de energía de Europa para la calefacción, el transporte, la electricidad y la industria no puede asegurarse actualmente de otra manera”, dijo Scholz en una declaración el lunes en Berlín, añadiendo que no puede hacerse el cambio de Rusia “de la noche a la mañana”.

PUBLICIDAD

Hasta ahora, no ha surgido alguna señal clara de consenso o de propuestas tangibles sobre la cuestión entre los estados miembros, y las posiciones firmes, como la negativa inicial de Alemania a enviar armas a Ucrania, se han ido desvaneciendo a medida que aumenta la violencia en el país. Los países de la UE han respondido hasta ahora de forma unánime al ataque de Rusia a Ucrania y su decisión en el futuro se basará en el mismo principio de unanimidad, dijeron.

Exportaciones rusas de crudo

El petróleo se disparó el lunes después de que las noticias de que EE.UU. estaba debatiendo una prohibición de las importaciones de crudo ruso resonaran en un mercado ya tambaleante. Los precios del gas de referencia en Europa se dispararon un 79%, hasta los 345 euros (US$375,43) por megavatio-hora, prolongando un repunte que siguió a una amplia gama de sanciones mundiales dirigidas a Rusia.

Desde la orden de invasión de Putin a Ucrania el 24 de febrero, la mayoría de los compradores de petróleo han optado por no adquirir productos rusos. Una prohibición total de las importaciones rusas podría beneficiar a los exportadores de otros países, incluido EE.UU., pero también podría aumentar los ingresos de Moscú por las ventas en otros lugares gracias al alza de los precios.

PUBLICIDAD

Aunque países como Alemania, que depende en gran medida de los combustibles fósiles rusos, han sido tradicionalmente los últimos en pedir que se tomen medidas, hubo señales de cambio. Norbert Roettgen, legislador de la oposición de la conservadora Unión Demócrata Cristiana, hizo un llamamiento para detener las importaciones de petróleo y gas rusos.

Es cínico decir que la situación en Ucrania tiene que empeorar antes de que actuemos”, escribió Roettgen, expresidente de la comisión de asuntos exteriores del Bundestag, en Twitter el lunes.

Es estúpido decir que la situación en #Ucrania debe empeorar antes de que actuemos. Nuestra sociedad es fuerte, es solidaria y nos hace ver que también se trata de nuestra libertad. Por lo tanto, ¡dejen de usar el petróleo y el gas! https://t.co/diNHND2s5z

- Norbert Röttgen (@n_roettgen) 7 de marzo de 2022

En caso de que la UE proponga una prohibición del petróleo ruso, Italia probablemente la respaldará, según una persona familiarizada con el asunto. Eslovenia apoyaría la decisión de prohibir las importaciones de petróleo y gas de Rusia, dijo un funcionario del gobierno que declinó ser identificado ya que las conversaciones son privadas.

En Francia, que depende de la energía nuclear para la mayoría de sus necesidades, el presidente Emmanuel Macron dijo que el país estaba trabajando con sus socios europeos en la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sobre las medidas que deben tomarse. EE.UU. y otras grandes economías de la AIE acordaron a principios de este mes una liberación coordinada de las reservas de petróleo después de que la invasión rusa disparara los precios del crudo.

El aumento de los precios de la energía ya ha llegado al más alto nivel de la agenda política de la UE, con los consumidores sufriendo el golpe de facturas más elevadas de la calefacción y la industria temiendo que el incremento de los costes del gas y la electricidad reduzca su competitividad. Las posibles sanciones a las importaciones de combustibles fósiles dispararían aún más los precios.

PUBLICIDAD

La dependencia de la UE del gas ruso es un tema delicado, ya que la Comisión Europea está presionando para que se aplique rápidamente su programa climático, el Acuerdo Verde de la UE, como la mejor solución para desprenderse de los combustibles fósiles. El brazo ejecutivo de la UE propondrá el martes una nueva estrategia para diversificar las fuentes de suministro, aumentar las energías renovables e incrementar la eficiencia energética, dijo la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. También señaló un nuevo paquete de sanciones a Rusia.

El Primer Ministro italiano, Mario Draghi, que se reunió con von der Leyen en Bruselas el lunes, dijo que era esencial que la UE se mantuviera unida para hacer frente a todas las consecuencias de la crisis, incluida la protección de la seguridad energética para los ciudadanos y las empresas.

“Italia está comprometida con una rápida reducción de nuestra dependencia del gas ruso”, dijo a los periodistas, y añadió que el sábado habló con los dirigentes de Qatar, país rico en petróleo, sobre cómo reforzar la cooperación energética entre ambos países.

En el Parlamento Europeo aumentaron los llamamientos a los estados miembros y a la Comisión para que cierren los grifos de Moscú.

PUBLICIDAD

“Putin no se ha dejado intimidar hasta ahora y continúa su invasión en Ucrania sin obstáculos”, dijo Michael Bloss, un legislador que habla de temas de clima y energía para los Verdes. “Ahora tenemos que hablar de las sanciones petroleras de la Unión Europea y de si las consecuencias son aceptables para nosotros en la Unión Europea”.

Con la asistencia de Chiara Albanese, Birgit Jennen, Jan Bratanic, Andra Timu, Ania Nussbaum y Arne Delfs.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Red ucraniana no puede transportar más gas ruso a Europa debido a conflicto

Rusia invade Ucrania y Europa compra más gas; esta es la razón

PUBLICIDAD

Las grandes petroleras se alejan de Rusia después de décadas

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.