PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Precio del trigo llega a récord, superando al de la crisis global de alimentos

El mundo se enfrenta a una enorme crisis de suministro; la guerra corta los envíos de una región que representa una cuarta parte del comercio mundial de cereales

Trigo
Por Megan Durisin, James Poole y Sybilla Gross
08 de marzo, 2022 | 08:01 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los futuros del trigo alcanzaron máximos históricos el martes, poniendo de relieve las graves consecuencias para el suministro mundial de alimentos de la invasión rusa de Ucrania.

Los futuros más activos en Chicago saltaron a US$13,635 el bushel al comienzo de la sesión, lo que representa una impresionante ganancia del 77% en el precio del grano básico este año. El mundo se enfrenta a una enorme crisis de suministro, ya que la guerra corta los envíos de una región que representa una cuarta parte del comercio mundial de cereales y la mayor parte del aceite de girasol.

PUBLICIDAD

El trigo ha retrocedido desde su máximo, pero sigue en cotas elevadas. La última vez que el cereal se acercó a estos niveles fue durante la crisis alimentaria de 2008, que provocó disturbios políticos en todo el mundo. Los futuros de la colza y la canola también han alcanzado nuevos récords, y el maíz ha subido un 25% este año.

“La guerra de Putin pone en peligro la nutrición de la gente en todo el mundo”, dijo el martes Cem Oezdemir, ministro de Agricultura de Alemania, en un comunicado.

PUBLICIDAD
Los futuros ceden tras tocar un récorddfd

Desde los campos hasta las plantas de procesado, la invasión rusa ha desbaratado la industria agrícola ucraniana. Los puertos están cerrados desde el estallido de la guerra y, aunque su sistema ferroviario intenta compensarlo, será difícil compensar la pérdida del comercio marítimo.

Una parte del trigo ruso también circula por tierra, mientras que el tránsito de buques está igualmente paralizado debido a la acción militar en el Mar Negro. El comercio de productos básicos rusos también se ha visto ahogado por la complejidad de navegar las sanciones y las medidas financieras contra la nación.

La agroindustria ucraniana Kernel Holding SA invocó fuerza mayor en los contratos de exportación, según declaró el martes. La siembra y el trabajo en el campo también se ven amenazados por la escasez de semillas, combustible y fertilizantes, y por la ausencia de algunos agricultores que están combatiendo apenas unas semanas antes del momento en que la actividad primaveral normalmente comenzaría.

A los dos países les quedaban por enviar esta temporada unos 14 millones de toneladas de trigo y 18,5 millones de toneladas de maíz, aproximadamente el 7% del comercio mundial de cereales, según las Naciones Unidas.

PUBLICIDAD
El indicador de los costos globales de los alimentos ha saltado a un récorddfd

Los futuros del trigo subían un 2,2% a US$13,2275 el bushel a las 12:01 p.m. hora de Londres, tras oscilar entre ganancias y pérdidas. Eso sigue siendo el doble del coste en esta época del año pasado. Los precios habían subido por el límite de la bolsa durante los últimos seis días, por lo que algunos inversores probablemente decidieron tomar ganancias una vez que el contrato alcanzó el máximo histórico.

Los futuros también se han adelantado al mercado al contado en EE.UU., donde algunos compradores se han mostrado reacios ante los elevados precios. Mientras tanto, ha habido preocupación por el estado de las cosechas de trigo en China y en las llanuras americanas.

PUBLICIDAD

“Va a haber un punto en el que se acabe la presión, el precio no puede seguir subiendo y subiendo para siempre”, dijo Tobin Gorey, estratega agrícola del Commonwealth Bank of Australia. Aun así, “los problemas que hicieron subir los precios a niveles muy altos, que serían un dólar más o menos por debajo de este, siguen ahí y probablemente no desaparecerán muy rápidamente”.

Los costos mundiales de los alimentos ya están en un nivel récord, y el aumento de los precios de los cereales y el aceite de cocina desde la invasión de Rusia va a hacer que suban más. Este salto ha desencadenado la preocupación por la seguridad alimentaria y está despertando los recuerdos de hace más de una década, cuando las subidas de precios provocaron disturbios alimentarios en más de 30 países, incluidos los de África y Oriente Medio.

PUBLICIDAD

Los gobiernos de todo el mundo están tomando medidas para salvaguardar el suministro de alimentos. Serbia comenzará a frenar las exportaciones de trigo y Hungría está prohibiendo los envíos de grano. Argentina, Turquía e Indonesia también han tomado medidas para aumentar el control de los productos locales. China, el mayor importador de maíz y soja y uno de los principales compradores de trigo, también está tratando de asegurar los suministros esenciales.

-- Con la ayuda de Kim Chipman e Irina Anghel.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Líderes de la UE sopesan promesa de eliminar dependencia de energía rusa

PUBLICIDAD

Londres suspende operaciones de Níquel tras alza sin precedentes de 250%

Shell dejará de comprar gas y petróleo a Rusia

PUBLICIDAD