Negocios

Expropiación Petrolera: México llega al aniversario con menos producción y pronósticos en contra

Analistas estiman que será casi imposible que Pemex logre su meta de producción este año de 1,9 millones de barriles diarios

Al centro, el presidente Andrés Manuel López Obrador rodeado de su equipo energético: la Secretaria de Energía, Rocío Nahle; Octavio Romero Oropeza, CEO de Pemex, Manuel Bartlett Díaz, CEO de CFE y el exgobernador de Tabasco, Adan Augusto López Hernández, durante el aniversario 83 de la expropiación petrolera en el estado de Tabasco (Foto: Presidencia).
18 de marzo, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — México llega al aniversario número 84 de la Expropiación Petrolera con una producción de crudo en caída, mientras la principal compañía productora Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene los pronósticos en contra, incluso recortados por la propia petrolera estatal.

El hundimiento de la plataforma petrolera de México se remonta hasta 2004 y desde entonces no ha dejado de caer cada año. El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) priorizó como política energética del país el aumento de la producción concentrada en la empresa, pero no ha logrado revertirla.

El regulador energético, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), reportó una producción nacional promedio de 1,65 millones de barriles diarios durante 2021. Pemex tiene otra metodología y contabilidad en la que incluye los condensados de gas -conocidos como gasolinas naturales- de alto valor, además de la extracción de sus socios, que eleva la cifra hasta 1,75 millones por día favoreciendo el discurso del presidente.

PUBLICIDAD

“En términos de la canasta de producción de crudo, los condensados simplemente no forman parte, hay reglas internacionales. Lo que dice Pemex no importa: las cifras oficiales son de CNH y están diciendo otra cosa”, comentó el director de la consultora energética IPD Latin América, John Padilla.

La carrera contra el tiempo del Gobierno ha provocado que Pemex intente acelerar el desarrollo de campos estrella, como Ixachi y Quesqui, los cuales producen gas y condensados con consecuencias que se reflejan en su desempeño.

Alejandra León, directora de Upstream para América Latina de la firma S&P Global, mencionó que los pozos de ambos yacimientos tienen condiciones complejas, como altas temperaturas y presión, acompañadas por la falta de infraestructura y una buena evaluación antes de perforar pozos y redimensionar sus necesidades.

PUBLICIDAD

“El problema de que Pemex quiera desarrollar en fast track sin hacer evaluaciones más estrictas antes de empezar el desarrollo es que va encontrando cosas y al final tiene unos pronósticos de producción muy inciertos”, agregó.

Lejos de la meta

Durante diciembre de 2021, el equipo energético del Gobierno estimó que Pemex producirá 1,944 millones de barriles de crudo por día, pero dos meses después la recortó en 41.000 barriles diarios, durante una llamada con analistas.

La investigadora de S&P Global estimó que la producción petrolera de México se ubicará en 1,7 millones de barriles diarios este año, impulsada por las empresas privadas, principalmente por el bloque que opera la italiana ENI gracias a los campos marinos Miztón, Amoca y Teocalli en el Golfo de México.

Padilla prevé que la producción nacional oscile en 1,7 millones, impulsada por las empresas privadas en el orden de 175.000 barriles diarios para este año.

Arturo Carranza, consultor independiente del sector energético, estimó que México no superará los 1,8 millones de barriles diarios, basado en las estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el modelo de negocio de Pemex enfocado en contratos de servicios que le impediría un salto cualitativo y cuantitativo.

“La cifra de 1,9 millones habla de la presión a la que está sometida la empresa desde un ángulo político. Esta idea del presidente de fortalecer a Pemex pasa por el establecimiento de metas que no corresponden a la realidad de la empresa ni de la cartera de proyectos de Pemex”, concluyó.

PUBLICIDAD

¿Y la autosuficiencia?

La política de producción petrolera del mandatario mexicano está estrechamente vinculada a la autosuficiencia en gasolina, diésel y turbosina del país para no depender de las importaciones de combustibles.

El Gobierno intenta rehabilitar las seis refinerías de Pemex, mientras termina de construir la séptima, conocida como Dos Bocas, además de la compra total de Deer Park en Texas y la inclusión del complejo petroquímico de Cangrejera, el cual provocará un déficit entre la capacidad de refinación y la producción petrolera que Pemex sigue sin aclarar cómo lo resolverá.

La guerra en Ucrania con Rusia disparó los precios del crudo y ha hecho que el gobierno analice su política de acabar con las exportaciones en 2023 ante la conveniencia económica de seguir vendiendo petróleo en el extranjero.

PUBLICIDAD

Exclusiva: México analiza conveniencia económica de continuar exportando petróleo

Para León, existen más caminos para alcanzar la autosuficiencia energética con un enfoque más limpio y diversificado para el país, como el almacenamiento de hidrocarburos, una estrategia de transporte público eficiente y con vehículos eléctricos, incluso reducir y diversificar la demanda de energía.

PUBLICIDAD

López Obrador realizará un evento en Minatitlán, Veracruz para conmemorar que el expresidente Lázaro Cárdenas expropió el sector petrolero a empresas privadas en el país el 18 de marzo de 1938.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD