Mercados

Rusia mantiene tasas en máximos de 19 años a medida que guerra impulsa inflación

La decisión del viernes deja el índice de referencia en el 20%, en línea con las previsiones de la mayoría de los economistas en una encuesta de Bloomberg

Rusia
18 de marzo, 2022 | 08:47 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El banco central de Rusia mantuvo las tasas de interés en el nivel más alto en casi dos décadas tras una subida de emergencia, una señal de que no se apresurará a desmantelar las defensas económicas ante las sanciones sin precedentes por la invasión de Ucrania.

La decisión del viernes deja el índice de referencia en el 20%, en línea con las previsiones de la mayoría de los economistas en una encuesta de Bloomberg.

“La economía rusa está entrando en la fase de una transformación estructural a gran escala, que irá acompañada de un período temporal pero inevitable de aumento de la inflación”, dijeron los responsables de formular políticas en un comunicado, advirtiendo que la producción se contraerá en los próximos trimestres.

PUBLICIDAD

La guerra y sus consecuencias han causado un daño interno comparable al de las peores crisis de las más de dos décadas del Presidente Vladimir Putin en el poder.

Los controles de capital, el cierre del mercado de valores y la paralización del comercio están restando protagonismo a las tasas de interés como herramienta para restablecer la calma en Rusia. Pero con una inflación cercana a niveles no vistos desde el impago de la deuda del gobierno en 1998, los responsables de formular necesitan conservar los costes de endeudamiento elevados para mantener la confianza de los depositantes y evitar una corrida bancaria.

Los rusos devuelven dinero a los bancos luego de que la guerra generara retiros masivosdfd

Horas antes de la primera revisión periódica de las tasas del banco central desde la invasión de Ucrania, Putin propuso un tercer mandato para Elvira Nabiullina, una veterana de múltiples crisis que lleva en el cargo desde 2013.

PUBLICIDAD

Pero sus políticas, centradas en los objetivos de inflación y en la acumulación de reservas de divisas, se han quedado cortas ante las sanciones que sacudieron la economía y el rublo, lo que llevó a la incautación de hasta dos tercios de los US$643.000 millones que poseía el banco central.

El Banco de Rusia ha respondido restringiendo las transacciones de divisas y duplicando su tasa de interés.

Una respuesta costosa

Aunque las medidas han estabilizado los mercados y han atraído de nuevo efectivo al sistema bancario, amenazan con aumentar las dificultades de una economía ya trastornada por la escasez de alimentos y el éxodo de empresas extranjeras. Putin dijo esta semana que la nación ha sobrevivido a “la guerra económica”, pero advirtió que se avecinan un aumento del desempleo y una inflación más rápida.

El comunicado del Banco de Rusia del viernes no incluía revisiones de sus previsiones sobre la inflación y la economía después de la invasión, pero el crecimiento anual de los precios se estimó en un 12,54% a partir del 11 de marzo, desde algo más del 9% a finales de febrero. Algunos economistas prevén que podría dispararse hasta el 20% en cuestión de semanas.

Más sobre la guerra en Ucrania:

Goldman Sachs: mercados ahora están muy relajados sobre el riesgo de la guerra

PUBLICIDAD

Altos funcionarios de EE.UU. ven a China más cerca de apoyar a Putin

EE.UU.: Es probable que Putin haga amenazas nucleares si la guerra se extiende

PUBLICIDAD