Europa

Macron y Erdogan renuncian a sus diferencias para presionar a Putin

Los presidentes están aprovechando su acceso al presidente ruso para presionar por un cese al fuego y corredores humanitarios para sacar al menos a algunos civiles del peligro

Recep Tayyip Erdogan y Emmanuel Macron
Por Samy Adghirni y Chiara Albanese
22 de marzo, 2022 | 12:44 PM

Bloomberg — Los intentos de Francia y Turquía para ayudar a poner fin a la guerra en Ucrania también están ayudando a mejorar sus relaciones, que han sido tensas durante un buen tiempo.

Considerando que tienen acceso a Vladímir Putin, Emmanuel Macron y Recep Tayyip Erdogan están coordinando sus medidas para presionar por un cese al fuego y corredores humanitarios para sacar al menos a algunos civiles del peligro.

El presidente francés y su homólogo turco hablaron alrededor de la época de la invasión de Rusia el 24 de febrero y están analizando una posible reunión bilateral al margen de una cumbre de la OTAN en Bruselas el jueves, según una persona familiarizada con los contactos.

PUBLICIDAD

Para reforzar el esfuerzo, los ministros de Relaciones Exteriores de Francia y Turquía hablaron por teléfono y los ministros de Defensa se reunieron en Bruselas, mientras que los Ejércitos de los países realizaron ejercicios conjuntos en el Mediterráneo en días recientes. Ali Onaner, embajador de Turquía en Francia, confirmó que los funcionarios de ambos países han estado “interactuando activamente por los esfuerzos de paz”. La oficina del presidente francés no respondió a una solicitud de comentarios.

Es un giro significativo para una relación en la que Macron y Erdogan han discutido sobre una serie de temas a través de los años, incluida la exploración de energía en el Mediterráneo oriental, la guerra civil de Libia y el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. En términos más generales, la compra por parte de Turquía de un sistema ruso de defensa antimisiles enfureció a varios de sus aliados de la OTAN. Incluso ambos discutieron sobre el islam.

Macron y Erdogan acordaron tratar de enmendar los lazos en un intercambio de cartas en enero de 2021. Desde entonces, Turquía ha seguido una política de reconciliación con sus vecinos, pero es con Francia con quien más camino hay hasta la reconciliación.

El Gobierno de Erdogan ha ampliado los vínculos con Ucrania. También depende en gran medida del gas natural ruso, los productos agrícolas y los turistas, y no ha querido tomar partido. A medida que la invasión acerca nuevamente a Europa y Estados Unidos, eso parece estar cambiando.

PUBLICIDAD