Actualidad

Operadores de Shanghái duermen en oficinas para seguir trabajando

Los principales centros financieros de China se enfrentan a los peores brotes de Covid-19 hasta la fecha

La Torre de Shanghái fue clausurada el 14 de marzo.
Por Bloomberg News
26 de marzo, 2022 | 12:32 PM

Bloomberg — Mientras los principales centros financieros de China enfrentan los peores brotes de Covid-19 hasta la fecha, muchos administradores de fondos abren sus sacos de dormir en los pisos de operaciones de Shanghái y Shenzhen.

Muchos operadores se ofrecen como voluntarios para turnarse y dormir en sus oficinas para evitar las estrictas restricciones en un momento en que los mercados de capitales chinos registran el mayor episodio de volatilidad desde mediados de 2020.

Shanghái se convirtió en uno de los epicentros de nuevas infecciones por coronavirus en el país. Los empleadores se preparan para la posibilidad de cierres repentinos que podrían obligar a los operadores a hacer cuarentena en sus hogares o en su trabajo durante días o incluso semanas. Eso significa asegurarse de que los trabajadores tengan suficientes provisiones a mano en caso de que queden atrapados en la oficina. En AXA SPDB Investment Managers Co., por ejemplo, el personal tiene acceso a colchones inflables, fideos instantáneos y kits de emergencia.

PUBLICIDAD

“Estamos en la primera línea de inversión aquí y necesitamos comunicaciones personales más rápidas y efectivas”, dijo Alex Wang, quien junto con una docena de sus colegas en otra compañía de fondos se ofreció como voluntario para turnarse y vivir en su oficina de Shanghái durante las últimas dos semanas con el consentimiento de la empresa.

El Gobierno de la ciudad de Shanghái ha instado a las personas en sus principales distritos financieros y comerciales a trabajar desde casa mientras implementa cierres residenciales y de oficinas, así como pruebas masivas para combatir el peor brote de Covid-19 del país desde que surgió la pandemia a principios de 2020. Se informaron casi 400 casos durante los últimos dos días en el distrito de Pudong, donde está ubicado un grupo de bancos nacionales e internacionales y la Bolsa de Valores de Shanghái.

Si bien algunas empresas permiten que los trabajadores regresen a la oficina si pueden presentar resultados negativos de las pruebas nucleicas, que generalmente se toman dentro de las 48 horas, otras empresas simplemente no pueden porque han cerrado sus edificios indefinidamente para pruebas de Covid-19, similar a lo que sucedió la semana pasada en la Torre de Shanghái, donde firmas como JPMorgan Chase & Co. (JPM) y Fitch Ratings Inc. tienen oficinas.

PUBLICIDAD

El mercado de valores de China registró uno de sus períodos más volátiles en décadas la semana pasada, con caídas récord seguidas de reversiones vertiginosas después de que Pekín hizo una serie de promesas radicales para estabilizar las acciones. Un repunte de dos días restauró el valor de mercado en US$1,3 billones en Hong Kong y el continente, aunque ambos mercados aún están muy por debajo este año en general.

Si bien la mayoría de los empleadores chinos alientan a los empleados a trabajar desde casa tanto como sea posible dada la propagación del Covid-19, algunos trabajadores se quejan de problemas de cumplimiento, conexiones de internet irregulares y otras distracciones.

China se ha apegado a la llamada política Covid-10 cero que la aísla cada vez más a medida que los países del mundo aprenden a vivir con variantes como ómicron.

Otras firmas en Shanghái que han hecho planes de contingencia en caso de cierres de oficinas son CIB Fund Management Co. y ABC-CA Fund Management Co.

Los administradores de fondos de ABC-CA están llegando con maletas llenas de ropa y elementos esenciales para trabajar desde que la empresa permitió arreglos de trabajo flexibles la semana pasada. La compañía tiene provisiones como catres, sacos de dormir y productos de higiene personal en caso de emergencias como el cierre de un edificio, según un comunicado en su cuenta de WeChat.

Ma Yijun, administrador de fondos de ABC-CA, dijo que no ha salido de su oficina desde el jueves pasado y que no está seguro de cuándo podrá regresar a casa con su familia.

Con la asistencia de Sanjit Das.

PUBLICIDAD