Panamá

La calidad de la educación amenaza la competitividad de Panamá, dice experto

“Panamá está en una posición intermedia” en cuanto a índices de competitividad a nivel mundial.

Irving Halman, presidente del Centro Nacional de Competitividad en Panamá
30 de marzo, 2022 | 07:42 AM

Ciudad de Panamá — Con un Canal que es puntal en el comercio mundial, un centro bancario internacional donde participan 93 entidades bancarias, además de un aeropuerto internacional que es “hub” de las Américas, Panamá se yergue como una de las economías más pujantes de la región, aunque su competitividad se ve mermada por una educación desmejorada.

Irvin Halman, empresario de reconocida experiencia tanto en el sector privado como gubernamental y quien hoy día preside la junta directiva del Centro Nacional de Competitividad (CNC), es un fiel creyente de que la educación de los ciudadanos es vital para aumentar el potencial del país, pues permite innovar y emprender.

“Panamá está en una posición intermedia” en cuanto a índices de competitividad, entre ellos el del Foro Económico Mundial, sostiene Halman, para quien retomar el camino de la excelencia educativa es una salida para mejorar el curso de la economía panameña.

PUBLICIDAD

El desempeño educativo del país se ha ido desmejorando a través de los años. A manera de ejemplo, se tiene que tan solo en 2018, durante su última participación en las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el país ocupó la posición 71 entre 77 países evaluados a nivel mundial.

En esta evaluación los estudiantes panameños de 15 años de edad mostraron deficiencias en materias como ciencias, matemáticas y comprensión de lectura.

De igual manera, en el Índice de Competitividad 2019 del Foro Económico Mundial, que mide cómo se utilizan los recursos y capacidades para promover entre los habitantes un alto nivel de prosperidad, la nación canalera obtuvo 61,64 puntos, ocupando el lugar 66 del ranking de competitividad mundial entre 141 países. Un año antes se encontraba en el puesto 64.

PUBLICIDAD

Halman insiste en que se necesita un mayor impulso educativo, al tiempo que pondera las ventajas competitivas que tiene el país, como el Canal de Panamá, el sistema bancario, las operaciones logísticas y una economía diversificada, que potencian su desarrollo.

Señaló que, aunque paradójicamente el comercio electrónico no está muy desarrollado localmente, aquí se utiliza mucho la tecnología alrededor de la transformación digital, las telecomunicaciones “y tenemos seis cables de fibra óptica pasando por el país, ventajas que pueden colocarnos como referentes, siempre y cuando se capacite y desarrolle la competencia, tanto del sector privado como del gubernamental”.

La brecha en la productividad panameñadfd

Preocupado porque por tercer año consecutivo hay cifras negativas en cuanto a la productividad y su relación con el aporte al Producto Interno Bruto (PIB), Halman reveló que se han hecho acercamientos con la Fundación del Trabajo para, en conjunto con la entidad que preside, analizar de aquí al 2024 los factores que inciden en la productividad, a fin de definir en consenso una línea de acción.

Durante el reciente acto de toma de posesión como presidente del CNC, Halman manifestó que los estudios realizados permiten identificar y dar seguimiento a lo que requiere especial atención, con el propósito de focalizar las políticas económicas que tienen que ver con el empleo, el crecimiento de la informalidad, la atracción de inversiones y nuevas industrias, al igual que con las exportaciones, conectividad digital y la modernización del Estado para desburocratizar la tramitología, entre otros.

Dijo que la modernización del Estado, a través de la simplificación y automatización de trámites, ha sido un eje transversal de importancia para el sector privado en los últimos foros, para lo cual se pondrá en marcha el Grupo de Acción Transformadora, copresidido por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP) y la Autoridad de Innovación Gubernamental.

La competitividad del país está íntimamente vinculada a la calidad de la educación de sus ciudadanos y a su capacidad de innovar y emprender con base en su experiencia formativa, sea esta formal o técnica, reafirmó el nuevo presidente de la junta directiva 2022-2024 del Centro Nacional de Competitividad, en representación de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

PUBLICIDAD