Actualidad

Biden invoca poderes de la Guerra Fría para impulsar producción de baterías

Invocar la ley proporcionará financiamiento clave para las operaciones existentes, mejoras de productividad, seguridad y estudios de factibilidad

Un enchufe de carga se conecta a un SUV eléctrico Volvo XC40 Recharge en un concesionario de Volvo Cars AB en Estocolmo, Suecia, el jueves 19 de agosto de 2021.
Por Joe Deaux
31 de marzo, 2022 | 03:52 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La administración Biden anunció que invocará los poderes de la Guerra Fría para impulsar la producción nacional de materiales para las baterías necesarias para alimentar los vehículos eléctricos y la transición a energías renovables, una medida destinada a mejorar la competitividad de EE.UU. en un mercado dominado por China.

La decisión agrega al litio, níquel, cobalto, grafito y manganeso a una lista de artículos cubiertos por la Ley de Producción de Defensa de 1950. Es la misma autoridad utilizada por los expresidentes Donald Trump para estimular la producción de máscaras para enfrentar la pandemia y Harry Truman para fabricar acero para la Guerra de Corea.

Esto podría ayudar a las empresas mineras a acceder a US$750 millones bajo el fondo del Título III de la Ley de Producción de Defensa. Un alto funcionario de la administración dijo que las industrias respaldadas por baterías de gran capacidad, incluidos los sectores de transporte y energía, representan más de la mitad de las emisiones de carbono de EE.UU.

PUBLICIDAD

La medida también ilustra la cuerda floja en la que camina el presidente Joe Biden sobre este tema. Por un lado, activistas del cambio climático, ambientalistas y grupos indígenas se oponen a muchos proyectos mineros debido al impacto en los suministros de agua y las comunidades cercanas. Por otro lado, EE.UU. necesitaría un aumento colosal en los proyectos mineros nacionales para comenzar a proporcionar incluso una fracción de los metales y materiales que se necesitarán para abastecer la próxima ola de producción de vehículos eléctricos.

Invocar la Ley de Producción de Defensa proporcionará financiamiento clave para las operaciones existentes, mejoras de productividad y seguridad, y estudios de factibilidad, pero no le dará a la industria minera una herramienta que ha estado pidiendo a gritos: un proceso acelerado para extraer el mineral del suelo. Los grupos de la industria minera argumentan que lleva de siete a diez años poner en marcha una mina en los EE.UU. Eso se compara con los dos o tres años en el vecino Canadá, según la Asociación Nacional de Minería.

Mientras tanto, el Comité de Energía del Senado, presidido por el demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, convocó una audiencia el jueves sobre la producción de materiales críticos a nivel nacional.

PUBLICIDAD

Manchin repitió su opinión de que la dependencia de países extranjeros para los materiales necesarios para los vehículos eléctricos es una razón por la que quiere dar el mismo trato a los vehículos de hidrógeno. También ha sugerido utilizar la Ley de Producción de Defensa para acelerar la aprobación final de un gasoducto desde Virginia Occidental hasta Virginia.

Manchin y la senadora republicana de Alaska, Lisa Murkowski, respaldaron el uso de la ley para impulsar la producción de estos materiales en entrevistas con reporteros en los pasillos del Capitolio esta semana.

Con la asistencia de Steven T. Dennis.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD