Mercados

Nasdaq 100 y S&P 500 cierran peor trimestre desde marzo de 2020

El S&P 500 bajó, llevando su pérdida en los tres meses al 4,9%. El petróleo cayó, pero se mantuvo justo por encima de los US$100 el barril en Nueva York

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Abigail Moses y Vildana Hajric
31 de marzo, 2022 | 04:07 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las acciones estadounidenses cayeron al final de la jornada, cerrando su primer trimestre de pérdidas desde el mercado bajista pandémico, mientras que los bonos del Tesoro también recortaron las peores pérdidas en al menos cinco décadas.

Los movimientos en la mayoría de los mercados financieros fueron discretos en el último día de un trimestre que trajo consigo la doble amenaza de los bancos centrales hawkish empeñados en frenar una inflación galopante y la guerra en Ucrania. El S&P 500 bajó, llevando su pérdida en los tres meses al 4,9%, la mayor desde marzo de 2020. El rendimiento del Tesoro a dos años ganó tras una subida de 150 puntos básicos, la mayor desde 1984. Los rendimientos a diez años bajaron, reduciendo el diferencial con los plazos más cortos, ya que los inversores siguen preocupados por la amenaza de que una Reserva Federal restrictiva provoque una recesión. El petróleo cayó, pero se mantuvo justo por encima de los US$100 el barril en Nueva York.

Las acciones, los bonos soberanos y el crédito corporativo se han visto afectados en los primeros meses del año, en medio de la preocupación por la desaceleración del crecimiento a medida que los bancos centrales tratan de atajar la inflación mediante la retirada de los estímulos. Los inversores que se volcaron en las materias primas fueron los más beneficiados, con enormes ganancias en todo tipo de productos, desde el petróleo hasta el níquel y el trigo. Sin embargo, las subidas han exacerbado la preocupación por los precios y pueden provocar una respuesta más contundente de los bancos centrales.

PUBLICIDAD

“El reciente repunte ha enmascarado mucho dolor en los últimos tres meses”, escribió Matt Maley, estratega jefe de mercado de Miller Tabak + Co. El descenso del jueves supuso la 35ª jornada a la baja del S&P 500 en lo que va de año, el mayor número de caídas en el primer trimestre desde 1984, según datos recopilados por Bloomberg.

El petróleo cayó luego de que Estados Unidos dijera que liberaría aproximadamente un millón de barriles de petróleo al día de sus reservas durante seis meses, revirtiendo un rebote anterior de los precios antes de una reunión de suministro de la OPEP+.

Los precios del Brent y del West Texas Intermediate cayeron cerca de un 6%, y el gas natural europeo cayó cuando Rusia dijo que suspendería los contratos de gas si los compradores no pagaban en rublos.

PUBLICIDAD

“Aparte de las consideraciones de fin de trimestre, el petróleo es el centro de atención”, escribió Simon Ballard, economista jefe de First Abu Dhabi Bank, en una nota a los inversores. Aun así, “todos los sospechosos habituales siguen en juego, manteniendo el mercado bajo control, incluido el espectro de que la Fed siga una senda agresiva de normalización de la política monetaria en los próximos meses”.

Los mercados ven ahora una fuerte posibilidad de que la Reserva Federal suba las tasas en medio punto en su reunión de mayo. El rendimiento de los 2 años en Estados Unidos superó brevemente al de los 10 años por primera vez desde 2019, invirtiendo otro segmento de la curva del Tesoro y reforzando la opinión de que las subidas de tipos de la Fed pueden provocar una recesión.

“La breve inversión de esta semana en el mercado de bonos de Estados Unidos, combinada con la elevada volatilidad en las opciones del Tesoro, es una advertencia de que no se debe ignorar el riesgo de recesión en Estados Unidos”, escribió Lewis Grant, gestor de carteras senior de Federated Hermes. “Los mercados de bonos estadounidenses están mostrando signos de tensión. Esto no se refleja en la renta variable, donde el VIX sigue siendo moderado y los índices estadounidenses cotizan por encima de sus niveles anteriores a la guerra. El mercado de bonos parece tener un mejor manejo de los riesgos potenciales”.

PUBLICIDAD