Mercados

El metal para baterías que preocupa a China no es el níquel, es el litio

El gobierno chino convocó a una serie de actores del mercado para buscar frenar el vertiginoso aumento del litio, que subió un 472% desde su mínimo de junio pasado

China busca parar la subida de los precios del metal
Por Annie Lee
04 de abril, 2022 | 09:08 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El níquel ha acaparado gran parte de la atención entre los metales para baterías en las últimas semanas, y es comprensible. Las fuertes oscilaciones de los precios, incluido un avance sin precedentes del 250% en dos sesiones bursátiles en medio de una crisis de liquidez, y las preocupaciones relacionadas con el papel de Rusia como proveedor clave se han sumado a las preocupaciones de larga data entre los fabricantes de automóviles sobre la obtención de una cantidad suficiente de este material.

Aun así, es otro metal que ha causado preocupación en el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo.

El mes pasado, el gobierno chino convocó a una serie de actores del mercado para dos días de conversaciones centradas en frenar el vertiginoso aumento del litio, metal vital para casi todas las baterías recargables y fundamental para el despliegue de coches sin emisiones y energías limpias.

PUBLICIDAD

El carbonato de litio en China se disparó un 472% desde el mínimo alcanzado el pasado mes de junio hasta un récord el 15 de marzo, según el proveedor de precios Asian Metal Inc. Un índice de los precios mundiales del litio elaborado por Benchmark Mineral Intelligence ha subido casi un 490% en el último año.

China y los fabricantes de vehículos eléctricos están preocupados por la subida récord del litiodfd

En el seminario de marzo, en el que participaron grupos de la industria, proveedores de materias primas y fabricantes de baterías, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China exigió “una vuelta racional” a los precios más habituales del litio. Las conversaciones se centraron en los cuellos de botella de la oferta, los mecanismos de fijación de precios y lo que los funcionarios describieron como el desarrollo saludable de los sectores de vehículos de nueva energía y baterías del país.

Mientras que intervenciones similares para gestionar la subida de los precios de las materias primas han sido habituales en el caso del carbón y el acero, se trata de un paso poco habitual en el sector de los vehículos eléctricos y subraya el nerviosismo de Pekín por el impacto del aumento de los costes del litio.

PUBLICIDAD

Como escribió mi colega Danny Lee el lunes, los fabricantes de automóviles ya están lidiando con las subidas de las materias primas. Varios han subido los precios de las etiquetas en respuesta. Si hacen que los modelos eléctricos sean demasiado caros, se arriesgan a frenar el ritmo de adopción.

“La industria se enfrenta a un fuerte viento en contra por la escalada de costos”, dijo Brian Gu, presidente de Xpeng Inc. a Bloomberg Television la semana pasada. El mes pasado, el fabricante con sede en Guangzhou subió el precio de sus vehículos entre 10.100 yuanes (US$1.572) y 20.000 yuanes.

Los fabricantes de vehículos están sufriendo “subidas de precios de oportunistas” a los productos de litio, dijo el fundador de Nio Inc. William Li en una llamada de resultados el mes pasado. Instó a los proveedores a tener en cuenta el impacto del aumento de los costos en el desarrollo de la industria de los vehículos eléctricos.

Los retos del sector se deben a las decisiones de ralentizar o detener las expansiones y los nuevos proyectos durante los dos años de caída del precio del litio hasta mediados de 2020. Esto, combinado con las interrupciones a causa del Covid-19, significa que las adiciones al suministro simplemente no pueden seguir el ritmo de las crecientes necesidades.

La demanda de litio se quintuplicará a finales de la década, según BloombergNEF. Se necesitan unos US$14.000 millones de inversión para financiar los recursos de litio y la capacidad de refinado de aquí a 2025, más otros US$5.000 millones de aquí a 2030, según las previsiones de BNEF.

Hay algunos indicios de que los gobiernos, los productores y los consumidores están reconociendo ahora la magnitud de esa tarea.

PUBLICIDAD

Tesla Inc. (TSLA) firmó recientemente dos pactos de suministro con promotores de futuros proyectos en Australia, mientras que Ganfeng Lithium Co. -uno de los mayores productores del mundo- dijo la semana pasada que utilizará beneficios récord para apoyar un enorme programa de expansión, destinado a ofrecer una capacidad eventual de 600.000 toneladas de carbonato de litio equivalente, frente a la producción de unas 89.000 toneladas actual.

Las autoridades chinas han pedido que se acelere el desarrollo de un sector nacional del litio que ya domina la producción mundial, destacando las perspectivas de crecimiento en las provincias de Qinghai, Sichuan y Jiangxi. En Estados Unidos, el Presidente Joe Biden añadió la semana pasada los metales para baterías, incluido el litio, a la lista de artículos cubiertos por la Ley de Producción de Defensa, lo que significa que las empresas pueden acceder a financiación para aumentar la producción o estudiar posibles nuevos desarrollos.

PUBLICIDAD