Europa

España y FBI confiscan yate de magnate ruso Vekselberg valorado en US$ 99 millones

La embarcación, con bandera de las Islas Cook, fue incautada en Palma de Mallorca

Viktor Vekselberg
Por Thomas Gualtieri y Chris Strohm
04 de abril, 2022 | 07:23 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Un yate perteneciente al multimillonario ruso Viktor Vekselberg fue confiscado en España a petición del gobierno de los Estados Unidos, que dijo que era la primera (pero definitivamente no la última) confiscación de activos dirigida a individuos cercanos al presidente de Rusia, Vladimir Putin.

“Juntos, con nuestros socios internacionales, haremos todo lo posible para responsabilizar a cualquier individuo cuyos actos criminales permitan al gobierno ruso continuar su guerra injusta”, dijo el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, en un comunicado.

El barco de 78 metros de largo (256 pies) llamado Tango está valorado en más de $90 millones de euros (US$99 millones). El yate fue incautado en el puerto de Palma de Mallorca por la policía en coordinación con la Oficina Federal de Investigación (FBI), según un comunicado de la Guardia Civil el lunes.

PUBLICIDAD

Vekselberg, que es presidente de Renova Management AG y tiene una fortuna estimada en unos US$16.900 millones, según el índice de multimillonarios de Bloomberg, ha sido sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU., pero no por la Unión Europea (UE). El buque, con bandera de las Islas Cook, está registrado por una entidad con sede en las Islas Vírgenes, gestionada a su vez por otras empresas situadas en Panamá, según la policía.

La incautación fue coordinada a través de la Fuerza de Tarea KleptoCapture del Departamento de Justicia de EE.UU., un grupo interinstitucional destinado a imponer duras sanciones a los rusos acaudalados en respuesta a la guerra de Moscú en Ucrania.

“Hoy marca la primera incautación de nuestro grupo de trabajo de un activo perteneciente a un individuo sancionado con estrechos vínculos con el régimen ruso”, dijo Garland. “No será la última”.

PUBLICIDAD

Vekselberg ha estado bajo sanciones de la OFAC (por sus siglas en inglés, Oficina de control de bienes extranjeros), desde 2018, en parte por la anexión rusa de Crimea en 2014 y otras acciones anteriores tomadas contra Ucrania. El mes pasado, el gobierno de EE.UU. volvió a designar a Vekselberg bajo el último régimen de sanciones e identificó específicamente a Tango como un activo bloqueado, junto con un jet privado Airbus A319.

Las autoridades españolas actuaron en respuesta a una solicitud de EE.UU. tras presentar una orden de incautación en un tribunal federal de Washington. La orden alega que el Tango “estaba sujeto a confiscación en base a la violación de los estatutos de fraude bancario, lavado de dinero y sanciones de Estados Unidos”, según el Departamento de Justicia.

“Por otra parte, las órdenes de incautación obtenidas en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito de Columbia se dirigen a aproximadamente US$625.000 asociados a otras partes sancionadas que se encuentran en nueve instituciones financieras de EE.UU. Estas incautaciones se basan en las violaciones de las sanciones por parte de varios nacionales rusos especialmente designados.”

Los Estados miembros europeos están colaborando con otros países, incluido EE.UU., a través del grupo de trabajo “Élites, apoderados y oligarcas rusos” (conocido como REPO), cuyo objetivo es identificar los activos de las personas y entidades sancionadas a raíz de la invasión rusa de Ucrania y tomar las medidas legales necesarias para congelar, incautar o confiscar sus activos.

La acción de EE.UU. sigue a una serie de medidas similares adoptadas por los países europeos después de que las autoridades de la UE impusieran sanciones a multimillonarios y empresarios rusos para impedirles mover sus activos.

En España, que alberga algunos de los mayores puertos de Europa utilizados por los propietarios de grandes yates como base para navegar por el Mediterráneo, así como para el reacondicionamiento de los barcos, el gobierno había incautado anteriormente otros tres yates.

-Con la asistencia de Alonso Soto.

PUBLICIDAD