Venezuela

Oposición venezolana en desacuerdo sobre 6 puntos rumbo a las primarias

Son 10 los partidos que se encuentran en un proceso de debate desde enero de 2022 para definir un mecanismo que les permita unificar candidaturas frente a las presidenciales

Carlos Becerra/Bloomberg
05 de abril, 2022 | 12:52 PM

En el camino hacia la reestructuración de la oposición venezolana, al menos 10 partidos se encuentran en debate sobre el mecanismo a implementar para un proceso de primarias que les permita unificar candidaturas frente a una eventual elección presidencial. La fecha así como el órgano regulador para su desarrollo se mantienen como dos de los seis puntos que todavía no se definen.

Un candidato único es la estrategia que la oposición plantea para enfrentar nuevamente al chavismo en unas elecciones presidenciales, que si bien no se pudiesen adelantar como parte de un acuerdo en la mesa de diálogo que se suspendió en México, estarían sujetas a efectuarse en 2024. Antes de ello, un proceso para la designación de un nombre, tendría que realizarse previamente.

VER MÁS: La reforma del diálogo político venezolano se mantiene en discusión privada

PUBLICIDAD

Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, que constituyen el G4, son parte de la mesa de debate para lograr un reglamento unitario, a la que se le sumó la participación de Copei, Convergencia, Encuentro Ciudadano, La Causa R, Proyecto Venezuela y Movimiento por Venezuela.

Finales de 2022 o comienzos de 2023 son algunas de las opciones para llevarlo a cabo. Para algunos partidos, resulta más viable hacerlo con rapidez, con el objetivo de contar con tiempo suficiente para el fortalecimiento de esa candidatura, incluso antes de una campaña electoral. Otros consideran que antes es más relevante darle fuerza a la estructura de la plataforma.

Lustay Franco, dirigente nacional de Acción Democrática, sostiene que la viabilidad que plantea la tolda blanca en torno a una fecha para la definición de un candidato, va más bien enmarcada hacia la reunificación de la plataforma opositora. “Podemos tener un candidato, pero no podemos ser tampoco tan torpes en pensar que va a ser un candidato de una plataforma golpeada, tenemos que buscar la manera y entender que la plataforma forma parte de los partidos. Por eso hay que aplaudir que es una plataforma que va a finalizar 2022 con un ritmo político distinto favorable, y visualizar un 2023 y un 2024 con mucha más claridad”, añade.

PUBLICIDAD

AD, de acuerdo a lo que Franco destaca, ha sido tajante en no limitarse a una fecha, aunque siempre con la claridad sobre el tiempo de acción mínimo que requiere una candidatura, luego de ser anunciada.

Para Juan Pablo Guanipa, dirigente de Primero Justicia, son dos los tiempos a considerar en el proceso. La elección de los candidatos de los partidos, a su juicio, debería efectuarse antes de diciembre de 2022 y la elección primaria, debería tener como límite, diciembre de 2023.

El actual Consejo Nacional Electoral (CNE), que ahora cuenta con la rectoría de Pedro Calzadilla, del ala chavista, en la presidencia y Enrique Márquez, exdiputado opositor, en la vicepresidencia, no deja de ser parte de la agenda. Apoyarse en esta institución para las primarias opositoras o desistir de esta idea, es también considerado un nudo en las reuniones técnicas.

VER MÁS: Chavismo espera reanudar negociaciones con la oposición venezolana en México

“No tengo confianza en este CNE. Ha demostrado ya muchas veces que recibe directrices del régimen y no actúa en función del equilibrio. Por esta razón, no pondría en manos de ese CNE la conducción del proceso, aunque sí aceptaría la utilización del Registro Electoral a pesar de sus deficiencias”, explica Guanipa, también vicepresidente de la Asamblea Nacional electa en 2015, quien prefiere hablar a título personal.

Franco, por su parte, hace hincapié en la actuación tanto de Márquez como de Roberto Picón al frente del CNE, calificándola de titánica. “Este va a ser el CNE que estará en las presidenciales, la pregunta está en quienes quieran o no participar. Ese va a ser el CNE, por eso vale planteárselo desde lo que nos vamos a encontrar para 2024, cuáles son las realidades, lo qué tenemos que hacer nosotros para tener las cosas claras desde ya con este CNE. Planteado así, es mucho más fácil avanzar, que solo desde el punto de vista de las primarias”, opina.

PUBLICIDAD

Un tercer punto en el debate tiene base en la necesidad de abrir también un proceso para otras candidaturas y liderazgos, de índole regional. Guanipa, opina que debe resolverse en primera instancia el reglamento de las primarias presidenciales, teniendo en cuenta que este resulta anterior en tiempo e importancia.

“Aprobado este, debe trabajarse inmediatamente en el reglamento para elecciones posteriores. Pero decidir un reglamento para primarias presidenciales en conjunto con primarias para Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes, parlamentos regionales y municipales, entorpecería el primer proceso que es anterior en tiempo e importancia”, destaca en contacto con Bloomberg Línea.

Yván Piquel, de Encuentro Ciudadano, sostiene que los sistemas de mediciones tienen que ser los instrumentos primordiales para la construcción de cualquier candidatura. “No descartamos que de alguna forma se puedan generar algunos consensos donde la plataforma no tenga mayores conflictos, pero el método indiscutible para la solución de conflictos, en cuanto a cualquier candidatura que exista, tiene que ser la mediación. No vemos otra fórmula, porque la imposición o la selección por pequeños grupos lo que puede generar es una catástrofe electoral y abonar el camino para que el régimen pueda sostenerse”, agrega.

PUBLICIDAD

Voto en el exterior

Los 6 millones de venezolanos en el exterior, que contabiliza la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela, liderada en conjunto por Acnur y OIM, pueden elegir únicamente en un proceso electoral presidencial. Desde la comisión opositora que discute el instrumento para primarias también han abordado incorporarles en esta decisión. Usar la lista del Registro Electoral del CNE o implementar un listado propio, es el elemento debatible.

Encuentro Ciudadano, en este aspecto, enfoca su crítica en cuánto a la falta de actualización del RE del ente electoral, lo que ha causado la falta de inclusión de la diáspora así como la falta de acceso a un sistema fiable de identificación.

PUBLICIDAD

“La opinión de ellos cuenta. La opinión de cada venezolano, esté dónde esté, y debemos generar los mecanismos. Tenemos que ponernos de acuerdo con los equipos técnicos, entre todos, para buscar la manera de que sea posible este Registro Electoral y esta fórmula de participación, y la voluntad política tiene que prevalecer en aras de que participe la mayor cantidad de venezolanos”, aclara Piquel, encargado de medios del partido.

Guanipa coincide en la búsqueda de una fórmula que permita la participación, tomando en cuenta el derecho de estos venezolanos en el exterior.

La otra oposición

La participación de la “oposición moderada” también entra en juego. Algunos son acusados de “alacranes” o de traición, por su cercanía con representantes de la administración de Nicolás Maduro, que además ha solicitado su inclusión en las mesas de diálogo entre ambos sectores.

PUBLICIDAD

“Es claro que si usted se sienta con Maduro y le llama presidente, hay que revisar dónde está. Si públicamente dice que todo es culpa de la oposición y culpa del presidente encargado, Juan Guaidó, usted no es oposición moderada. Creo que hay que ser muy claro y estar muy al frente de la realidad (...) un dirigente político que se sume a esta posición no debe participar en las primarias opositoras, no hay manera de que la medición política de la oposición esté influenciada de alguna forma por quienes hoy reconocen a Maduro, porque no sería entonces una renovación ni una medición interna”, fija Piquel, como parte de la exposición que hace Encuentro Ciudadano en la discusión.

Guanipa, aunque ve como un problema grave que algunos sectores opositores hayan sido permeados por el chavismo, lo que hace más complicado reconocer quiénes son realmente opositores, cree que un reglamento podría determinar una fórmula para definirlo en primarias.

Franco opta por referirse a los casos de las tarjetas de los partidos que han sido judicializadas, como el caso de AD, Copei, PJ y VP. “Vamos a ser respetuosos, no nos verán caminando. Creo particularmente que ojalá de aquí a allá estén resueltas algunas situaciones, con respecto al tema de judicialización, pero hasta el momento está esa postura, pero por supuesto hay conversación perenne con todos los actores políticos”, añade.

PUBLICIDAD

VER MÁS: CPI abrirá oficina en Caracas para investigar crímenes de lesa humanidad

Un último punto en discusión sería la medición de fuerzas que algunos partidos desean aprovechar en este proceso. Se busca una fórmula para que los participantes puedan elegir, en principio, por alguna de las tarjetas electorales y luego por el candidato.

Desde Bloomberg Línea se intentó consultar al resto de los actores políticos sobre este tema, sin embargo, no se obtuvo respuestas. Lo que ha quedado claro, sin embargo, es que todo se mantiene en conversaciones. “Lo importante es que logremos reglas claras que permitan un mecanismo de unificación y fortalecimiento de la alternativa democrática”, reitera Guanipa.

Luego de la publicación de esta nota, La Causa R difundió un documento en el que informaba sobre su planteamiento de realizar las primarias presidenciales, a más tardar el 23 de enero de 2023.

“La dirección del partido ha comenzado su prcoeso de consulta de cara a la escogencia de un precandidato presidencial, en el marco de las primarias de oposición”, reza parte del escrito.

Desde Un Nuevo Tiempo, Aime Nogal respondió a BBL que el partido esperará la maduración de las discusiones así como la construcción de consensos plenos, que le permitan fijar una posición pública. Por el momento, sus miembros trabajan en un proceso interno, que pasa por renovación de autoridades.

PUBLICIDAD