Medio Oriente

La primera subida de tasa en Israel desde 2018 es mayor a la prevista

Los formuladores de políticas israelíes se están alejando de la era del crédito barato en el contexto de la intensificación del ajuste global

Banco Central de Israel
Por Daniel Avis
11 de abril, 2022 | 11:19 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Banco de Israel aumentó la tasa de interés mas de lo que anticipaban la mayoría de los economistas, endureciendo la política monetaria por primera vez desde 2018 en respuesta a una inflación superior a la meta en un momento en que la economía ha estado creciendo más fuerte de lo previsto.

El comité monetario elevó su tasa de interés clave a 0,35% desde 0,1% el lunes. Casi dos tercios de los analistas encuestados por Bloomberg pronosticaron un alza al 0,25%. El gobernador Amir Yaron ha dicho que el banco central puede hacer más de un aumento para frenar el ritmo de crecimiento de los precios.

El shekel (ILS) mantuvo las ganancias tras el anuncio y cotizaba un 0,4 % más fuerte frente al dólar a las 16:17 hora local.

PUBLICIDAD

“Las condiciones permiten el inicio de un proceso gradual de aumento de la tasa de interés”, dijo el banco central en un comunicado. “El ritmo de subida de la tasa de interés se determinará de acuerdo con los datos de actividad y la evolución de la inflación, con el fin de seguir apoyando el cumplimiento de las metas de política”.

Los formuladores de políticas israelíes se están alejando de la era del crédito barato en el contexto de la intensificación del ajuste global, a medida que la economía mundial absorbe los impactos de las materias primas desatados por la invasión rusa de Ucrania. La Reserva Federal de EE.UU. ya elevó su tasa de préstamo de referencia en un cuarto de punto en marzo y podría actuar de manera aún más agresiva en los próximos meses para enfriar la inflación más alta en cuatro décadas.

Inflación en Israeldfd

Durante años, el banco central de Israel ha mantenido su índice de referencia justo por encima de cero y se ha basado en intervenciones cambiarias, diseñadas para debilitar el shekel y apuntalar la inflación. Recortó las tasas una vez durante la pandemia y las subió por última vez hace más de tres años.

PUBLICIDAD

Pero las caídas en el shekel este año significan que la moneda de Israel ya no está frenando los precios. Ha perdido más del 1% frente al dólar en lo que va de mes.

La inflación anual se aceleró a 3,5% en febrero, superando el extremo superior del rango objetivo del gobierno por segundo mes. Aún así, es probable que se mantenga bajo control gracias en parte a los abundantes suministros domésticos de gas natural.

El departamento de investigación del Banco de Israel también revisó su perspectiva económica el lunes, elevando su pronóstico de inflación para 2022 al 3,6%, frente a la proyección de enero del 1,6% y prevé que se desacelerará al 2% el año siguiente. Se espera que el producto interno bruto se expanda un 5,5% en 2022 y un 4% en 2023, dijo.

El departamento de investigación también pronosticó que la relación deuda/PIB caerá al 67% en 2022 desde el 69 % del año pasado, cayendo aún más al 65% en 2023. En enero, pronosticó que la medida se mantendría en el 69% en ambos años.

Con la asistencia de Harumi Ichikura.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD