Economía

OMC: Guerra de Rusia podría traer mayor desacoplamiento del comercio global

El organismo de comercio redujo su proyección de crecimiento para el comercio de mercancías este año a 3%, por debajo de su estimación anterior de 4,7%

Imagen de un buque carguero
Por Bryce Baschuk
12 de abril, 2022 | 08:23 AM

Bloomberg — La guerra de Rusia con Ucrania ralentizará el incipiente repunte de la economía mundial tras la pandemia, reducirá el comercio de bienes y potencialmente conducirá a una fragmentación más amplia del comercio mundial, dijo la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El organismo de comercio con sede en Ginebra redujo su proyección de crecimiento para el comercio de mercancías este año a 3%, por debajo de su estimación anterior de 4,7%. La OMC también dijo el martes que espera un crecimiento del comercio del 3,4% en 2023 y citó una serie de riesgos a la baja en su evaluación, entre los que se incluyen la inseguridad alimentaria y un posible resurgimiento del virus.

“La historia nos enseña que dividir la economía mundial en bloques rivales y dar la espalda a los países más pobres no conduce ni a la prosperidad ni a la paz”, dijo la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala. “La OMC puede desempeñar un papel fundamental al proporcionar un foro donde los países pueden discutir sus diferencias sin recurrir a la fuerza, y merece ser apoyada en esa misión”.

PUBLICIDAD
Guerra en Ucrania pone en riesgo la recuperación del frágil comercio mundial.  dfd

La OMC espera que el producto interno bruto mundial se expanda un 2,8% este año, 1,3 puntos porcentuales menos que el pronóstico anterior de 4,1%. El crecimiento del PIB debería aumentar al 3,2% en 2023, cerca de la tasa promedio del 3% en la década anterior a la pandemia, dijo la OMC.

Si bien la guerra en Ucrania y las sanciones contra Rusia tendrán un impacto significativo en el crecimiento mundial este año, los flujos comerciales en realidad se están asentando en una forma histórica más reciente.

En los últimos dos años, el comercio transfronterizo ha sido un viento de cola sorprendente para la economía mundial, impulsado en gran medida por las importaciones récord de bienes de Estados Unidos desde Asia. Sin embargo, si se cumplen las últimas proyecciones de la OMC, la trayectoria del crecimiento del comercio significa que volverá a caer al rango del 1% al 3% que persistió durante la década posterior a la crisis financiera mundial.

PUBLICIDAD

Si bien ese retorno a la tendencia no es el resultado óptimo para los funcionarios de la OMC, está muy lejos de sus catastróficas proyecciones iniciales en 2020: que la pandemia podría provocar el colapso más agudo de los flujos comerciales internacionales en la era de la posguerra.

Para evitar eso, los Gobiernos promulgaron paquetes de gasto fiscal masivo y políticas monetarias acomodaticias que ayudaron a suavizar el golpe.

Interrupciones de suministro

El comercio mundial de mercancías solo cayó un 5% en 2020, mucho menos que la peor proyección inicial de la OMC de una caída del 32%, que habría rivalizado con la Gran Depresión, antes de registrar un repunte del crecimiento del 9,8% en 2021.

El consumo de bienes físicos impulsado por el estímulo del año pasado ayudó a que las importaciones repuntaran con fuerza en 2021, pero las interrupciones en el suministro y el resurgimiento de las variantes del virus dieron como resultado confinamientos continuos que impidieron que las economías volvieran a funcionar plenamente.

Las interrupciones comerciales de este año seguirán siendo un lastre para la producción porque la invasión de Rusia ha perturbado a mercados de productos básicos cruciales como el petróleo, el acero, el aluminio, los fertilizantes y los cereales.

“Los menores suministros y los precios más altos de los alimentos significan que los pobres del mundo podrían verse obligados a prescindir de ellos”, dijo Okonjo-Iweala. “No se puede permitir que esto pase. Este no es el momento de dar la espalda”.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, la estricta respuesta de Pekín a los brotes de Covid-19 amenaza con desacelerar el crecimiento y las exportaciones de la segunda economía más grande del mundo.

“Los confinamientos en China para evitar la propagación del Covid-19 están interrumpiendo nuevamente el comercio marítimo en un momento en que las presiones de la cadena de suministro parecían estar disminuyendo”, dijo la OMC. “Esto podría conducir a una escasez renovada de insumos de fabricación y una mayor inflación”.

PUBLICIDAD