Europa

Putin dice que conversaciones de paz con Ucrania están en un “punto muerto”

El presidente ruso ha dicho que continuará con la invasión. También aseguró que las acusaciones de crímenes de guerra cometidas por las tropas son “falsas”

Vladimir Putin
Por Bloomberg News
12 de abril, 2022 | 10:58 AM

Bloomberg — El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo que las conversaciones de paz con Ucrania están “en un punto muerto” y aseguró que continuará con la invasión.

No ha habido noticias de progreso en las conversaciones de paz por videoconferencia después de que Ucrania acusara a las tropas rusas de cometer crímenes de guerra, como el asesinato de civiles desarmados en Bucha y otras localidades del norte del país. Los líderes occidentales han pedido investigaciones internacionales sobre las muertes.

En sus primeros comentarios públicos sobre las atrocidades de las que le acusan, Putin primero las comparó con los ataques estadounidenses a ciudades como Raqqa, en Siria, y luego calificó las acusaciones de Bucha de “falsas”.

PUBLICIDAD

La ofensiva de más de siete semanas va “de acuerdo con el plan”, indicó Putin en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, en el Cosmódromo Vostochny, en la zona oriental de Rusia.

Las negociaciones entre ambas partes continuaron por videoconferencia después de la última reunión presencial en Estambul el 29 de marzo. No hubo confirmación pública de conversaciones esta semana. Putin acusó a Ucrania de retractarse de concesiones anteriores, pero la posición pública de Kiev no ha cambiado y culpa a Rusia por la falta de progreso.

La economía de Rusia ha resistido la “guerra relámpago” económica de sanciones de Occidente, dijo Putin, citando la recuperación del tipo de cambio del rublo. Pero admitió que la logística y los sistemas de pago siguen siendo una debilidad y que el impacto a largo plazo de las restricciones occidentales podría ser más problemático. El Gobierno espera una contracción económica de hasta un 10% este año, la peor en más de dos décadas.

El presidente ruso dijo que esperaba que el “buen sentido” finalmente prevaleciera en Occidente, para que conduzca a una relajación de las sanciones. También dijo que, mientras el aumento de la inflación relacionado con la crisis “inevitablemente” causará problemas políticos a los líderes occidentales, el apoyo público ruso a su política sigue siendo fuerte.

PUBLICIDAD