PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Cripto

Los famosos no pueden promocionar acciones. ¿Pero, pueden respaldar los NFT?

Celebridades enfrentan cuestionamientos legales importantes sobre su participación en la promoción de los NFT

Facilitar la compra de NFT para todos
Por Misyrlena Egkolfopoulou
13 de abril, 2022 | 05:24 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Las estrellas de Hollywood están haciendo una marcha rápida en el universo NFT mientras los reguladores luchan para supervisar el espacio.

Cientos de celebridades desde Madonna y Reese Witherspoon a Paris Hilton y Justin Bieber, han comprado, avalado o invertido en proyectos o empresas que promueven tokens no fungibles (NFT) en el último año, y en algunos casos han hecho subir los precios de los activos digitales hasta las nubes.

PUBLICIDAD

Ahora, todos esos Bored Apes, artistas esperanzados y especuladores a bordo del Crypto Express enfrentan cuestionamientos legales importantes sobre cómo promueven su participación en los NFT y si necesitan revelar acuerdos de patrocinio pagados.

Las celebridades y las personas influyentes en las redes sociales tienen mucho poder de marca”, dijo Bob Seeman, asesor legal y tecnológico y autor del libro “Bitcoin: Juego sin licencia”. “Pero esta es un área completamente nueva con los NFT, por lo que se desconoce la interpretación regulatoria y cómo los reguladores la tratarán”.

PUBLICIDAD

Una pregunta legal clave es si los activos digitales, incluidos los NFT, son valores y, por lo tanto, están sujetos a las mismas reglas que las acciones. Por separado, las reglas de la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) estipulan que es ilegal que cualquier persona promocione un valor, como alguna acción, sin revelar una relación financiera o propiedad a la fuente. En otras palabras, las celebridades que están siendo compensadas deberían revelar su pago.

La SEC podría determinar si los NFT son valores o no, pero aún tiene que revelar un caso en el que haya clasificado los activos como tales, según John Reed Stark, exjefe de la Oficina de Cumplimiento de Internet de la SEC. Eso no significa que la SEC no esté investigando ciertos NFT, agregó.

Por lo tanto, los NFT en su mayoría caen bajo la jurisdicción de la Comisión Federal de Comercio (FTC), una organización reguladora civil que puede emitir advertencias. En un correo electrónico a Bloomberg News, la portavoz de la FTC, Juliana Gruenwald, reforzó que la agencia evalúa si alguien no ha revelado un acuerdo de patrocinio pagado, especialmente si afecta la forma en que los consumidores evalúan el patrocinio.

El mercado de NFT explotó el año pasado, atrayendo la atención por sus ventas multimillonarias y las compras por parte de celebridades. Unos US$44.000 millones en cripto se enviaron a contratos inteligentes en la blockchain Ethereum vinculados a NFT durante 2021, frente a los US$106 millones del año anterior, según datos de Chainalysis.

PUBLICIDAD

Para medir el interés de las celebridades en las NFT, basta observar la reciente ronda de financiación anunciada por la empresa de criptopagos MoonPay, que se ha centrado en la experiencia de compra y venta de NFT. El miércoles, la compañía dijo que hasta el 16% de su ronda inicial de financiación de la Serie A de US$555 millones provino de músicos, actores y otras personalidades. Los nombres incluyen a Ashton Kutcher, Bruce Willis, Gal Gadot, Gwyneth Paltrow, Jason Derulo, Mindy Kaling, Shawn Mendes, Matthew McConaughey y Steve Aoki.

Para el CEO de MoonPay, Ivan Soto-Wright, está claro por qué los artistas y músicos se sienten tan atraídos por las NFT: Web3 y la tecnología blockchain que sustenta las NFT tienen el potencial de alterar la forma en que los creadores y artistas administran sus regalías sin la ayuda de intermediarios, dijo. Soto-Wright comparó esta disrupción con los artistas que comenzaron streaming (transmisión de música) desde el principio y se beneficiaron como resultado.

PUBLICIDAD

Los NFT tienen el potencial de cambiar la forma en que se hacen, producen y distribuyen las películas al permitir que los creadores de la cintas mantengan sus regalías y eviten el orden de financiamiento existente de Hollywood mediante la venta de tokens. Este sistema también permitiría que las películas fueran propiedad de fanáticos, los propietarios de NFT.

Iván Soto-Wrightdfd

“Si tenemos que resumir lo que estamos tratando de resolver aquí, es la propiedad. Ahora tenemos la oportunidad de expresar propiedad digitalmente”, dijo Soto-Wright. “La palabra clave de este año serán las regalías: la idea de que puedes tomar esta propiedad intelectual y monetizarla”.

PUBLICIDAD

Se deja que los reguladores le den sentido a todo. En marzo, Bloomberg News informó que los abogados de la SEC habían enviado citaciones solicitando información sobre ciertas ofertas de tokens como parte de un esfuerzo más amplio para examinar a los creadores de NFT y plataformas de cripto. La consulta es el último intento del presidente de la SEC, Gary Gensler, para garantizar que el mercado cripto cumpla con sus regulaciones.

Si bien la SEC ha dicho que muchos tokens están bajo su competencia, algunos entusiastas de las criptomonedas argumentan que las regulaciones destinadas a vigilar los mercados de valores no deberían aplicarse a las monedas virtuales.

PUBLICIDAD

Tienes muchas áreas grises”, dijo Stark. “Es un poco más difícil con un NFT demostrar que es un valor y siempre será caso por caso”.

A medida que más figuras de alto perfil ingresan al espacio, han comenzado a surgir preguntas sobre si las celebridades están pagando la totalidad de sus productos digitales o simplemente promocionando colecciones a cambio de dinero.

PUBLICIDAD

Justin Bieber se unió al Bored Ape Yacht Club en enero, luego de comprar un NFT de la colección por 500 Ethereum (XET), o US$1.5 millones. Horas antes de su compra, otra billetera propiedad de los creadores de otra colección de NFT, enBetweeners, colocó alrededor de 916 Ethereum en la de Bieber, lo que, según los expertos, planteó dudas sobre si Bieber pagó por su simio con dinero recibido de un acuerdo de patrocinio no revelado.

Cuando se le preguntó por qué se transfirió el 916 Ethereum, un portavoz de inBetweeners dijo que Bieber era propietario del proyecto y que Ethereum representaba sus ganancias de la “casa de la moneda” o el proceso de publicación de NFT en la blockchain. Un representante de Bieber se negó a comentar.

Madonna ingresó al metaverso el mes pasado, adquiriendo un NFT de Bored Ape con un valor de más de US$500,000. Maverick, la firma dirigida por el gerente de la estrella, Guy Oseary, firmó a fines del año pasado con Yuga Labs, la empresa matriz de Bored Ape Yacht Club, como cliente.

Eso no quiere decir que las celebridades no se hayan encontrado en problemas al promover proyectos cripto que dejaron a los inversores con grandes pérdidas. Kim Kardashian y Floyd Mayweather Jr. están siendo acusados en una demanda colectiva por promover una criptomoneda poco conocida llamada EthereumMax entre sus millones de seguidores en las redes sociales, inflando artificialmente su precio. Unas semanas después del respaldo de Kardashian, el precio del token se desplomó.

Con la asistencia de Nathan Cooks.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD