Mercados

Resultados de JPMorgan empañados por pérdida de US$524 millones vinculada a Ucrania

No obstante, los ingresos por operaciones de renta fija y variable superaron las estimaciones de los analistas, lo mismo que los ingresos netos

JPMorgan Chase & Co.
Por Hannah Levitt
13 de abril, 2022 | 08:09 AM

Bloomberg — Los resultados del primer trimestre de JPMorgan Chase & Co. (JPM) se vieron empañados por una pérdida de US$524 millones vinculada a las repercusiones en el mercado de la invasión de Rusia a Ucrania.

La pérdida se debió a “la ampliación de los diferenciales de financiación, así como a los ajustes de valoración del crédito relacionados con el aumento de las exposiciones a las materias primas y las rebajas de las cuentas por cobrar de los derivados de las contrapartes asociadas a Rusia”, dijo la compañía el miércoles en un comunicado.

No obstante, los ingresos por operaciones de renta fija y variable superaron las estimaciones de los analistas, y los ingresos netos ascendieron a US$8.280 millones, superando también las estimaciones.

PUBLICIDAD

Los resultados ofrecen el primer vistazo a la forma en que los bancos estadounidenses manejaron las turbulencias espoleadas por la guerra, así como el cambio global hacia tasas de interés más altas. La volatilidad se disparó en el trimestre, siendo los mercados de materias primas un área de especial agitación. El CEO, Jamie Dimon, escribió en su carta anual a principios de este mes que, aunque la exposición directa de JPMorgan a Rusia es limitada, la empresa con sede en Nueva York podría perder unos US$1.000 millones con el tiempo.

JPMorgan es uno de los mayores actores en el mercado mundial de materias primas, que se ha visto sacudido en las últimas semanas por la guerra. Por ejemplo, el banco estuvo involucrado en el short squeeze de níquel que afectó a la Bolsa de Metales de Londres en marzo como la mayor contraparte de Tsingshan Holding Group Co, el mayor productor mundial de níquel que está en el centro de la operación.

“Seguimos siendo optimistas con respecto a la economía, al menos a corto plazo -los balances de los consumidores y las empresas, así como el gasto de los consumidores, se mantienen en niveles saludables-, pero vemos importantes desafíos geopolíticos y económicos en el futuro debido a la alta inflación, los problemas de la cadena de suministro y la guerra en Ucrania”, dijo Dimon en el comunicado.

PUBLICIDAD

JPMorgan reportó una acumulación de reservas netas de US$902 millones, “impulsadas por el aumento de la probabilidad de riesgos a la baja debido a la alta inflación y la guerra en Ucrania, así como la contabilidad de la exposición asociada a Rusia”, dijo la compañía. El aumento marca la primera vez desde 2020 que JPMorgan ha aumentado su pila de dinero reservado para posibles pérdidas de crédito.

Ingresos por operaciones

Los operadores de renta fija de JPMorgan obtuvieron US$5.700 millones en los tres primeros meses del año, superando en US$1.000 millones las estimaciones de los analistas. Los operadores de renta variable también superaron las expectativas, con US$3.100 millones de ingresos en el trimestre.

Troy Rohrbaugh, director global de mercados de JPMorgan, dijo a los inversores el mes pasado que, aunque los ingresos por operaciones de la empresa habían bajado un 10% respecto al año anterior a principios de marzo, “las cosas han cambiado mucho”.

Los ingresos de la banca de inversión cayeron a US$2.100 millones, por debajo de los US$2.300 millones que esperaban los analistas. Los ingresos procedentes de la emisión de deuda y de acciones cayeron, mientras que las comisiones de asesoramiento aumentaron con respecto al año anterior.

Los gastos no relacionados con los intereses aumentaron un 2%, hasta los US$19.200 millones, menos de lo que esperaban los analistas, pero aún así es la cifra trimestral más alta desde 2013, ya que Dimon continúa con su ola de gastos para defenderse de la competencia. El banco se ha enfrentado a una reacción de los inversores en los últimos meses después de que los ejecutivos dijeran en enero que esperaban que los gastos aumentaran un 8,6% este año.

Los préstamos totales al final del primer trimestre aumentaron un 6% con respecto al año anterior, con un aumento del 10% en los préstamos comerciales y del 15% en los préstamos para tarjetas de crédito. Los préstamos al consumo, excluyendo las tarjetas de crédito, bajaron un 4%. El crecimiento de los préstamos ha sido un punto clave para los inversores que buscan signos de recuperación tras una desaceleración de los préstamos vinculada al estímulo de la era de la pandemia. La empresa elevó sus perspectivas de ingresos netos por intereses para el año a US$53.000 millones o más, frente a los aproximadamente US$50.000 millones que preveía en enero.

PUBLICIDAD