Green

Cemex tiene un plan para aportar combustible sostenible a la aviación

La cementera participa en un proyecto en Alemania, que busca reducir las emisiones de dos de las industrias más contaminantes

La industria de la aviación mundial produce alrededor del 2,1% de todas las emisiones CO2 generadas por las actividades humanas
18 de abril, 2022 | 08:05 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Cemex (CEMEXCPO), la productora mexicana de cemento y otros materiales para la construcción con presencia internacional, contribuirá con el dióxido de carbono (CO2) que genera en una de sus plantas en Alemania a un proyecto que busca producir combustible sostenible para la industria de la aviación.

El proyecto combinará el CO2 de Cemex con el hidrógeno generado por la empresa de electricidad Enertrag mediante energía renovable. Estos insumos permitirán a Sasol ecoFT, un productor de combustible y productos químicos, generar un queroseno ecológico que podrá mezclarse para conformar 50% del combustible para los aviones.

PUBLICIDAD

“Estamos entusiasmados de formar parte de este proyecto innovador que contribuirá a la descarbonización de dos de las industrias clave del mundo”, dijo Fernando González Olivieri, director general de Cemex.

El queroseno ecológico que se fabricará en este proyecto aún depende de recibir las certificaciones necesarias para combinarse con el combustible aéreo.

PUBLICIDAD

La industria de la aviación mundial produce alrededor del 2,1% de todas las emisiones CO2 generadas por las actividades humanas.

Mientras que el concreto es uno de los mayores generadores de emisiones de dióxido de carbono, el principal impulsor del calentamiento global. Si la industria del cemento fuera un país, sería el tercer mayor emisor de CO2 en el mundo, de acuerdo con la publicación especializada Carbon Brief.

Cemex se ha fijado el objetivo de ofrecer concreto con cero emisiones netas de CO2 en 2050. Sus operaciones en Europa, donde existen regulaciones ambientales más severas, han encabezado sus esfuerzos en este sentido.

La sustitución de combustibles fósiles por otras opciones también forma parte de la estrategia de reducción de costos de Cemex. El uso de energías alternativas permitió a Cemex ahorrar US$200 millones en 2021.

PUBLICIDAD

En 2020, la empresa modernizó todas sus plantas europeas para incluir una tecnología que permite el uso de hidrógeno, principalmente en la producción de clínker. Ahora, sus esfuerzos están centrados en extender esta opción al resto de sus operaciones.

Recientemente, Cemex a través de su brazo de capital de riesgo Cemex Ventures ha destinado recursos en un par de iniciativas para impulsar la reducción de emisiones contaminantes.

PUBLICIDAD

Una de ellas en Synhelion, una empresa suiza que desarrolló una solución para sustituir combustibles fósiles con sintéticos creados a partir de la energía del sol. La cementera cuenta también con un proyecto con esta startup para reemplazar con su propuesta en consumo de combustibles fósiles en sus plantas.

También invirtió en febrero en la británica HiiROC, que desarrolló una tecnología para convertir combustibles fósiles en hidrógeno.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD