Viajes

Industria aérea se pone objetivo de emisiones cero para 2050

IAG SA, propietaria de British Airways, Delta Air Lines Inc. y United Airlines Holding Inc. ya han asumido compromisos en esa línea.

avion
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El principal grupo de cabildeo de la industria aérea adoptó el objetivo de eliminar las emisiones de carbono en términos netos para 2050, una meta que requerirá equilibrar la lucha contra el cambio climático con la necesidad de estimular la demanda tras la pandemia de Covid-19.

Los objetivos actuales de las aerolíneas no son lo suficientemente ambiciosos, declaró el lunes el Director General de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés), Willie Walsh, en la reunión anual del grupo en Boston. Al mismo tiempo, afirmó que el sector necesitará ayuda para asumir el coste estimado de US$2 billones de la transición desde el combustible fósil para aviones.

“Para la aviación, el objetivo cero es un compromiso audaz”, dijo Walsh. “Pero también es necesario”.

Las aerolíneas están presionadas para avanzar rápidamente hacia la reducción de las emisiones, a pesar de que la tecnología de vanguardia, como los aviones a hidrógeno, está a años de distancia. Mientras que los fabricantes de automóviles y la industria energética han hecho progresos tangibles para volverse más ecológicos, los largos plazos de desarrollo de la aviación y las prerrogativas de seguridad hacen que el cambio sea más lento.

Algunas compañías se han comprometido a avanzar más rápidamente, pero las alternativas son limitadas: el llamado combustible de aviación sostenible es caro y todavía escaso, mientras que la compra de compensaciones de carbono ha sido criticada por su ineficacia.

La resolución, respaldada por Deutsche Lufthansa AG, se enfrentó a algunas críticas por parte de las compañías aéreas chinas, que se han comprometido con un calendario distinto para alcanzar las emisiones netas cero en 2060.

El Director General de Saudi Arabian Airlines, Ibrahim Al-Omar, también dijo que los esfuerzos para abordar la huella de carbono de la industria de la aviación no deberían centrarse únicamente en las llamadas tecnologías sostenibles.

China Southern Airlines Co. propuso una enmienda para tener en cuenta los diferentes calendarios nacionales, pero no obtuvo apoyo. Sin embargo, aunque Walsh dijo que la política de la IATA es ahora alcanzar el nivel cero en 2050, reconoció que las compañías aéreas individuales pueden, en última instancia, establecer sus propios objetivos.

La actualización de la IATA es la primera desde 2009. En aquel momento, las aerolíneas se comprometieron a reducir la producción de CO2 en un 50% para mediados de siglo, aunque el posterior auge de los viajes aéreos hizo que las emisiones aumentaran hasta la aparición del coronavirus.

IAG SA, propietaria de British Airways, Delta Air Lines Inc. y United Airlines Holding Inc. ya han asumido compromisos de cero emisiones. JetBlue Airways Corp., cuyo director general Robin Hayes es el actual presidente del consejo de administración de la IATA, se ha fijado como objetivo el año 2040.

Emisiones de los aviones
La contaminación de la aviación aumentará un 94% de aquí a 2050, si no se adoptan nuevas políticas.

IATA dijo que las aerolíneas necesitan la ayuda de socios como los aeropuertos y los fabricantes de motores para alcanzar sus objetivos, y que los fabricantes de aviones, en particular, deben adoptar un cambio fundamental, sobre todo teniendo en cuenta que se prevé que el sector siga perdiendo dinero hasta el próximo año.

Walsh elogió a Airbus SE por perseguir la tecnología de hidrógeno, aunque dijo que 2035 parece un objetivo ambicioso para sacar un avión al mercado, y que la empresa europea debe cumplir sus promesas.

“No tenemos una solución clara a corto plazo”, dijo Walsh. “Sí creemos firmemente que hay un camino creíble hacia el cero neto para 2050 y, cada vez más, un camino creíble hacia la descarbonización de la industria”.

Antes de la pandemia, el sector de la aviación mundial causaba alrededor del 2% de todas las emisiones de CO2. Es poco probable que el descenso temporal, aunque brusco debido a que la gente se ha quedado en casa, tenga un impacto real en el cambio climático porque el gas permanece en la atmósfera durante cientos de años. Las compañías aéreas también están presionadas para recuperarse de la crisis.

“Si el sector está por fin dispuesto a hacer frente a sus emisiones, debería apoyar las políticas europeas de Green Deal, cuyo objetivo es aplicar un precio efectivo a la contaminación y desplegar un combustible de aviación más limpio”, dijo Jo Dardenne, responsable de aviación de la organización sin ánimo de lucro Transport & Environment, con sede en Bruselas.

Walsh declaró a Bloomberg News en junio que la IATA propondría a sus miembros el objetivo acelerado.

Con la asistencia de Charlotte Ryan.