Mercados

Netflix se desploma tras informar que perdió usuarios por primera vez en una década

La empresa también proyecta que perderá otros 2 millones de clientes en el segundo trimestre, encaminándose a su peor año como empresa pública

El logo de Netflix en una laptop
Por Lucas Shaw
19 de abril, 2022 | 04:41 PM

Bloomberg — Tras una década de crecimiento meteórico que sacudió a Hollywood, Netflix Inc. (NFLX) se ha topado con un muro.

El servicio de streaming perdió 200.000 clientes en el primer trimestre, según un comunicado del martes, siendo la primera vez que pierde suscriptores desde 2011. Netflix también proyecta que perderá otros 2 millones de clientes en el actual segundo trimestre, encaminándose a su peor año como empresa pública.

Los inversores, analistas y ejecutivos de Hollywood se habían preparado para que la compañía informara de un flojo comienzo de año, pero aún esperaban que Netflix sumara 2,5 millones de clientes. Las acciones, que ya han caído más de un 40% este año, se desplomaron en las operaciones posteriores.

PUBLICIDAD

La dirección de Netflix señaló cuatro causas para las cifras, entre ellas la prevalencia del uso compartido de contraseñas y la creciente competencia. La empresa dijo que hay 100 millones de hogares que utilizan su servicio y no pagan por él, además de sus 221,6 millones de suscriptores. La empresa está experimentando con formas de dar de alta a esos espectadores.

“Nuestra penetración relativamente alta en los hogares -si se incluye el gran número de hogares que comparten cuentas-, combinada con la competencia, está creando vientos en contra del crecimiento de los ingresos”, escribió la dirección en una carta a los accionistas.

Los resultados tendrán ramificaciones para todas las grandes empresas de entretenimiento. Tras ver cómo millones de clientes abandonan la televisión paga por el streaming, los gigantes del entretenimiento estadounidenses se han fusionado y reestructurado para competir con Netflix en este área. Los inversores alentaron este cambio estratégico, comprando acciones de empresas como Disney, que demostraron su compromiso con el streaming.

PUBLICIDAD

Los últimos en llegar

Los problemas de Netflix harán que los inversores se pregunten si las empresas de medios de comunicación que han llegado más tarde conseguirán suficientes clientes para justificar todo el dinero que están gastando en programación nueva.

Los CEOs Reed Hastings y Ted Sarandos habían descartado la reciente ralentización del crecimiento de la compañía como un bache relacionado con la pandemia. Pero su adquisición de suscriptores se ha ralentizado durante un año y medio, y la compañía no ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia.

“El gran impulso del Covid-19 al streaming empañó el panorama hasta hace poco”, escribió la compañía en su carta.

Netflix perdió clientes en tres de sus cuatro regiones, incluidos más de 600.000 en Estados Unidos y Canadá. La empresa achacó la mayor parte de esa pérdida a una subida de precios, y dijo que el descenso era esperado.

Un punto positivo

Asia fue el único punto positivo. Netflix sumó más de un millón de clientes en la región, impulsado por nuevos títulos populares como el drama surcoreano “Estamos muertos”.

En general, Netflix había previsto un crecimiento de suscriptores de 2,5 millones en el primer trimestre, más o menos en línea con las estimaciones de Wall Street. Para el periodo actual, los analistas preveían un aumento de 2,43 millones.

PUBLICIDAD

Netflix sigue estando muy por delante de la mayoría de sus competidores fuera de Estados Unidos, y es el mayor servicio de streaming del mundo. Cree que puede salir de su situación actual atrayendo a nuevos clientes con mejores programas y encontrando más formas de cobrar a su base de usuarios actual. Si Wall Street les cree o no es motivo de debate.

Los ingresos del primer trimestre crecieron un 9,8%, hasta los US$7.870 millones, superando las estimaciones de los analistas. El beneficio, de US$3,53 por acción, superó fácilmente las previsiones de US$2,91.

Para el trimestre actual, Netflix prevé que las ventas crezcan un 9,7%, hasta los US$8.050 millones, y que los beneficios sean de US$3 por acción. Ambas cifras están por debajo de las previsiones de Wall Street de US$8.230 millones y US$3,02 por acción.

PUBLICIDAD