Negocios

Ricolino, un negocio de tradición pero de poco peso en ingresos para Bimbo

El mercado mostró una reacción casi desapercibida ante la venta del negocio de confitería de Bimbo

Ricolino riene una participación de mercado de 25% en el segmento de dulces y es el cuarto jugador en el segmento de chocolate Foto: (Ricolino, Facebook)
25 de abril, 2022 | 05:45 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Ricolino, el negocio detrás de marcas como Duvalín y Paleta Payaso que Grupo Bimbo (BIMBOA) acordó vender a Mondelez International, representa aproximadamente 3% de las ventas totales del gigante panificador mexicano.

Las ventas netas generadas por Ricolino sumaron MXN$10.147 millones, (aproximadamente US$500 millones) en 2021, frente a los MXN$348.887 millones considerando todas las operaciones de Bimbo el año pasado, confirmó la empresa a Bloomberg Línea.

“Es el líder en la industria en México”, dijo Daniel Servitje, presidente y CEO de Bimbo, en un comunicado.

PUBLICIDAD

La operación fue calificada como positiva por el analista Senior en Actinver Research, Jerónimo Cobián pese al tamaño que representa Ricolino para Bimbo, ya que le permitirá a la mexicana continuar enfocándose en el segmento que ya domina.

“Creemos que la empresa está dando un paso positivo, teniendo en cuenta que centrarse en sus industrias principales, panadería y snacks, le permitirá fortalecer aún más su oferta existente”, dijo en una nota.

El 50% de las ventas de Ricolino provienen del segmento chocolate y el 50% del negocio no relacionado con chocolate, escribió Andrew Lazar, analista de Barclays en una nota.

PUBLICIDAD

Tiene una participación de mercado de 25% en el segmento de dulces y es el cuarto jugador en el segmento de chocolate, de acuerdo con el analista.

El negocio de confitería, establecido en 1972, por medio siglo ha formado parte parte de la tradición local, configurando con un portafolio que considera a marcas del segmento con mayor identificación, de acuerdo con una presentación para inversionistas.

Bimbo, el mayor productor de pan del planeta, decidió en 2019 separar su línea de dulces Ricolino de su negocio de botanas Barcel. Tras esta decisión, Ricolino operó como una subsidiaria, controlada en 98% por Bimbo, con un equipo de gestión independiente.

Tras la venta de Ricolino, Bimbo continuará contando con participación en el segmento de confitería. La empresa cuenta con una participación accionaria de 50% en Mundo Dulce, el productor de caramelos y chicles de la multinacional argentina Grupo Arcor.

El año pasado Bimbo adquirió a la brasileña Aryzta Do Brasil, que además de panes también produce confitería. También compró a la española Dulces del Campo, enfocada a pastelería y confitería.

Operación sin reacción

El mercado mostró una reacción casi desapercibida ante la venta del negocio de confitería de Bimbo. El precio de sus acciones, que cotizan en Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cerraron la jornada con un alza de 0,24% para alcanzar los MXN$56,14 para una.

PUBLICIDAD

Los papeles de Mondelez International (MDLZ), listados en el Nasdaq (CCMPDL), aumentaron 1,11% para cotizar en US$65,78 cada título.

La productora de pan más grande del mundo es 7,3 veces más pequeña frente a Mondelez en tamaño de mercado. En capitalización bursátil, Bimbo asciende a US$12.417 millones, mientras que la productora de bocadillos totaliza en $90.981 millones, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Actinver Research reitera su precio objetivo de MXN$57,84 por unidad, equivalente a un alza potencial de 3,02%.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD