Yellen defiende los estímulos de Biden ante críticas por inflación en EE.UU.

El plan ARP inyectó dinero a hogares, empresas y gobiernos locales para capear las consecuencias de la crisis de Covid-19, justo cuando aumentaban las vacunas

Janet Yellen
Por Christopher Condon
28 de abril, 2022 | 12:38 PM

Bloomberg — La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, defendió fuertemente el jueves el paquete de gastos de la administración del presidente Joe Biden para 2021 ante las críticas de que ayudó a impulsar la inflación más alta en 40 años.

Yellen ayudó a defender el Plan de Rescate Estadounidense de US$1.9 billones, que llegó inmediatamente después de dos paquetes importantes en 2020 por un total de casi US$3 billones bajo el presidente Donald Trump. El ARP (por sus siglas en inglés) inyectó dinero a hogares, empresas y gobiernos locales para capear las consecuencias de la crisis de Covid-19, justo cuando aumentaban las vacunas.

“Estas respuestas desempeñaron un papel importante en el inicio de una recuperación sólida” y en la reducción del número de víctimas humanas causadas por la pandemia, dijo Yellen en un discurso el jueves en Washington. El plan “desempeñó un papel central en impulsar un fuerte crecimiento a lo largo de 2021″ que superó a otras economías avanzadas y desencadenó una recuperación del mercado laboral más rápida de lo habitual después de una recesión, dijo.

La jefa del Tesoro no hizo referencia en sus declaraciones a la dinámica que, para muchos estadounidenses, está agriando la recuperación: la inflación. El aumento del costo de vida ahora representa una poderosa amenaza para la administración Biden en las elecciones intermedias de noviembre, donde los demócratas corren el riesgo de perder el control de una o ambas cámaras del Congreso.

PUBLICIDAD
Janet Yellen Fotógrafo: Ting Shen/Bloomberg
VER +
Confianza consumidores de EE.UU. cae a medida que aumenta la inflación

Yellen comparó el ritmo de la recuperación, medido por el mercado laboral, con las secuelas de la crisis financiera mundial. Si bien el desempleo en los EE.UU. tardó más de ocho años en caer por debajo del 4% después de alcanzar el 10% en 2009, la tasa de desempleo esta vez se desplomó desde casi el 15% en abril de 2020 a menos del 4% en solo 20 meses.

Los precios al consumidor aumentaron un 8,5 % en el año hasta marzo, la mayor tasa desde 1981. Eso ha sido impulsado, dicen los economistas, por una combinación del efecto del Covid-19 en las cadenas de suministro, el ritmo sin precedentes del gasto público y, más recientemente, costos de energía más altos derivados de la invasión de Rusia a Ucrania.

La inflación ha carcomido el valor real de lo que ha sido el aumento salarial más grande en años y obligó a muchos estadounidenses a reducir sus gastos.

PUBLICIDAD

En el pasado, Yellen rechazó la idea de que el ARP era demasiado grande y servía como una de las principales causas de la inflación. “Estábamos tratando de asegurarnos de cuidar a las personas para que pudieran superar la pandemia”, dijo en la entrevista en febrero. “Tengo que decir que estoy muy satisfecha con los resultados”.

Los republicanos han aprovechado el tema en la campaña electoral, pero no es solo el Partido Republicano quien culpa a la administración Biden por ayudar a impulsar la inflación. Lawrence Summers, secretario del Tesoro del presidente Bill Clinton, y Jason Furman, jefe del Consejo de Asesores Económicos del presidente Barack Obama, han dicho que el ARP contribuyó innecesariamente al aumento continuo de los precios.

VER +
Yellen encabeza abandono de reunión del G-20 mientras hablan funcionarios rusos

Yellen se enfrentó a los críticos solo de manera oblicua. Si bien fue fácil evaluar el desempeño del plan de rescate después del hecho, dijo, es importante recordar que se elaboró durante una época de extrema incertidumbre y con lecciones aún frescas de la Gran Recesión de 2007-2009.

Temores de depresión

“A lo largo de 2020 y hasta 2021, no se pudo predecir la ruta de la pandemia, incluida su gravedad y el papel de las futuras variantes”, dijo Yellen.

Esa incertidumbre, agregó, significaba que los formuladores de políticas tenían que protegerse contra un resultado potencial extremo, lo que los economistas llaman un “tail risk” (riesgo de cola).

“Déjenme ser clara”, dijo. “El riesgo de cola en 2020 y 2021 fue una recesión que podría coincidir con la Gran Depresión”.

El discurso de Yellen se pronunció en un evento organizado por la Institución Brookings y se dedicó a examinar la respuesta de la política económica del gobierno de EE.UU. a la pandemia de Covid-19.

PUBLICIDAD
VER +
Yellen señala apertura a bajar aranceles a importaciones chinas

En sus comentarios, la secretaria del Tesoro dijo que EE.UU. podría prepararse mejor para futuras recesiones intensificando los llamados estabilizadores automáticos (políticas que suman y restan automáticamente gastos estimulantes en función de puntos de datos económicos) y respondiendo de manera que se considere el impacto sobre las poblaciones vulnerables, especialmente las de color.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar