EE.UU.

Gasto del consumidor de EE.UU. aumentó inesperadamente en marzo

Las cifras muestran que incluso cuando los precios al consumidor continúan creciendo al ritmo más rápido en décadas, la demanda es suficientemente fuerte

Una compradora ve vestidos a la venta en una tienda dentro de un centro comercial en King of Prussia, Pensilvania. Fotógrafo: Hannah Beier/Bloomberg
Por Olivia Rockeman
29 de abril, 2022 | 12:42 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El gasto del consumidor ajustado por inflación en Estados Unidos aumentó en marzo a pesar de las intensas presiones de los precios, lo que indica que los hogares todavía tienen un apetito sólido y medios para comprar.

Las compras de bienes y servicios, ajustadas por los cambios en los precios, aumentaron un 0,2% con respecto al mes anterior, luego de un incremento del 0,1% en febrero que fue revisado a partir de una disminución informada previamente, según cifras publicadas el viernes por el Departamento de Comercio.

El índice de precios de gastos de consumo personal, que la Reserva Federal utiliza para su objetivo de inflación, avanzó un 0,9% intermensual y un 6,6% desde marzo de 2021, la mayor cantidad desde 1982. Sin ajustar por inflación, el gasto subió un 1,1% con respecto al mes anterior, mientras que los ingresos aumentaron más de lo esperado.

PUBLICIDAD

Las previsiones medianas de una encuesta de Bloomberg entre economistas proyectaban una disminución del 0,1% en el gasto ajustado por inflación con respecto al mes anterior y un incremento del 6,7% en el índice de precios con respecto al año anterior.

Las cifras muestran que incluso cuando los precios al consumidor continúan creciendo al ritmo más rápido en décadas, la demanda es suficientemente fuerte para superar la inflación. Un mercado laboral ajustado y el exceso de ahorro acumulado durante la pandemia han ayudado a los estadounidenses a gastar, a pesar de que la inflación erosiona el crecimiento de los salarios y aumenta el costo de vida.

Un informe separado el viernes mostró que los costos laborales en el primer trimestre aumentaron un 1,4% con respecto a los tres meses anteriores, el tercer período consecutivo con un aumento de al menos un 1%. Las presiones de los costos laborales también se suman a la inflación, ya que los empleadores cobran más a sus clientes para compensar los salarios más altos.

PUBLICIDAD

Las cifras del Departamento de Comercio del viernes completan algunos de los detalles detrás del informe del producto interno bruto del jueves, que mostró que la economía de EE.UU. se contrajo en el primer trimestre por primera vez desde 2020, reflejando principalmente un déficit comercial creciente, aunque el gasto del consumidor fue sólido durante el período.

Además de la cifra de inflación general, que estuvo en línea con las previsiones, el índice de precios PCE subyacente, que excluye alimentos y energía y que a menudo se considera una guía más confiable de la inflación subyacente, aumentó un 0,3% frente al mes anterior y un 5,2% interanual, una ligera desaceleración desde un aumento del 5,3% en febrero.

PUBLICIDAD