Uruguay

Supergás: por qué ANCAP de Uruguay deberá importarlo de Argentina

La empresa estatal tuvo una falla en su planta y su presidente asegura que medidas sindicales impiden realizar el arreglo con mayor celeridad

La empresa informó este martes en una conferencia de prensa sobre un eventual problema de stock. Foto: Presidencia de la República.
03 de mayo, 2022 | 05:03 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Montevideo — La petrolera estatal uruguaya ANCAP anunció este martes la importación de supergás desde Argentina, ante una eventual ruptura de stock tras una falla en la planta de la empresa. La compañía aseguró que está previsto comprar también gasolinas y que existe la posibilidad de importar gasoil si el desperfecto no puede recomponerse en el corto plazo.

El supergás es “el producto más crítico” en el inventario actual de la empresa y por eso fue resuelta la importación inmediata, dijo en una conferencia de prensa el presidente de ANCAP, Alejandro Stipanicic. En el correr de esta semana arribarán a Uruguay unos 60 camiones que trasladarán 2.000 metros cúbicos del producto. Luego lo harán dos barcos, cada uno con 6.000 metros cúbicos. El primero llegará entre el 12 y 13 de mayo y el segundo sobre el 21 de mayo.

Los costos de la importación están “dentro de lo previsible en los gastos de ANCAP”, dijo Stipanicic, aunque señaló que no podía expresar una cifra del sobrecosto.

PUBLICIDAD

El problema de inventario puede producirse de forma puntual sobre fin de la semana que viene, en caso que la empresa no haya logrado empezar con la producción propia y mientras se aguarda el arribo del primero de los dos barcos, dijo Stipanicic. La importación, en tanto, asegurará abastecimiento posterior, afirmó el directivo.

Además la compañía dispondrá durante mayo de otros 20 mil metros cúbicos de almacenamiento flotante, una compra habitual para cubrir la demanda interna que se incrementa en las épocas de frío.

El presidente de ANCAP recordó que en promedio en Uruguay se consumen entre 100.000 y 120.000 metros cúbicos de supergás por año, por lo que la importación total por 34 mil metros cúbicos logra abastecer al menos la tercera parte.

PUBLICIDAD

La empresa, además, señaló que un conflicto sindical con la Federación ANCAP (FANCAP) agravó la situación. “Es una cuestión de días. Salvo que las medidas sindicales se prolonguen y no podamos entrar a la unidad a intervenir, esperamos que esto en horas o días se empiece a solucionar. Lo que no vamos a poder solucionar es la producción pérdida y por lo tanto eventualmente podemos tener un problema de abastecimiento de supergás para fin de la semana que viene”, dijo el presidente de la petrolera estatal.

La falla en la planta tuvo lugar el miércoles 27 de abril por un problema en el tendido eléctrico que generó cortes en el suministro de la refinería, lo que “provocó la caída de todas las unidades”, dijo Stipanicic. Si bien quedó restablecida la producción en la mayoría de las áreas, eso no fue posible en la unidad de cracking catalítico, y la puesta en marcha debió ser abortada el miércoles.

Conflicto con Fancap

En ese marco, Stipanicic dijo que desde el viernes fue afectada el área de mantenimiento por medidas sindicales. Por un lado, el corte de horas extra llevó a que la reparación requiera más tiempo. Pero además, señaló, la falta de otorgamiento por parte de los operadores de permisos de trabajo de seguridad, imprescindibles para las tareas, impiden continuar los trabajos.

“Son cuatro o cinco días de perdida de hacer tareas de inspección y reparación y son cinco días perdidos para el abastecimiento”, dijo el presidente de ANCAP. “No es admisible que las reivindicaciones pongan de rehén a la población cuando hay una posibilidad de ruptura de stock en el supergás”, agregó.

La Federación ANCAP resolvió el 29 de abril el corte de horas extra y no firmar los permisos de trabajo de la refinería. En un comunicado, el sindicato señaló que la empresa había comunicado “el despido de dos compañeros de Malva H” con lo que, según los trabajadores, se incumplía “el acuerdo que garantizaba la reubicación de todo el personal”. Malva H es un buque que ANCAP alquilaba para transportar combustible al litoral uruguaya y cuyo arrendamiento fue dado de baja el año pasado, por lo que el sindicato reclama asegurar los puestos de esos trabajadores.

ANCAP asegura que no hubo un despido de dos trabajadores, sino que existió un preaviso por la falta de “certeza” de que su contrato vaya a renovarse, dijo Stipanicic.

PUBLICIDAD

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

OPEP no aumenta producción de crudo por problemas de capacidad

Cobre toca nivel más bajo desde diciembre por temores de que demanda disminuya

dLocal busca adquisiciones tras aumento de reserva de efectivo

PUBLICIDAD