Economía

Precios de alimentos se mantienen cerca del récord; la guerra golpea el comercio

La invasión rusa ha reducido las exportaciones de Ucrania a un goteo, frenando los suministros de uno de los mayores transportistas de grano y aceite vegetal del mundo

Fotógrafo: Andrey Rudakov/Bloomberg
Por Megan Durisin
06 de mayo, 2022 | 09:11 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los precios mundiales de los alimentos se mantuvieron cerca de un récord, ya que el comercio de cosechas se ve interrumpido por la guerra en Ucrania, lo que agrava la escasez de suministros y aviva la inflación.

La invasión rusa ha reducido las exportaciones de Ucrania a un goteo, frenando los suministros de uno de los mayores transportistas de grano y aceite vegetal del mundo. Esto ha hecho que los compradores acudan a otros lugares, mientras que algunos países están restringiendo las ventas por temor a que se agoten las reservas locales.

PUBLICIDAD

Los elevados precios de los fertilizantes y las preocupaciones meteorológicas se suman a la amenaza que pesa sobre el suministro de los cultivos mundiales, incluida la sequía que está frenando la cosecha de trigo de Estados Unidos. Esto puede agravar la crisis de hambre. El índice alimentario de las Naciones Unidas disminuyó menos del 1% en abril, manteniéndose cerca de su máximo histórico.

“Es un descenso mínimo”, dijo por teléfono Erin Collier, economista de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. “Los precios siguen siendo definitivamente muy altos y definitivamente siguen siendo muy preocupantes, especialmente para los países de bajos ingresos con déficit alimentario”.

PUBLICIDAD
Global index eased slightly in April, while holding near a recorddfd

Los precios de los principales productos básicos, como los aceites vegetales y los cereales, cayeron, mientras que la carne alcanzó el nivel más alto de la historia y los productos lácteos subieron, según el informe de la FAO del viernes. El indicador se había disparado un 13% en marzo, su ritmo más rápido registrado, inmediatamente después del ataque de Rusia. Ha eclipsado los niveles de 2008 a 2011 que contribuyeron a las crisis alimentarias mundiales.

El ligero descenso de los precios en abril se debió, en parte, a la caída de la demanda de aceite vegetal y al debilitamiento de los precios del maíz. Sin embargo, hay incertidumbre sobre la disponibilidad de aceite de palma de Indonesia, dijo la agencia.

Las autoridades indonesias, el mayor exportador de aceite comestible del mundo, han restringido recientemente las ventas de aceite de palma en el extranjero. Esto se suma a la ola de proteccionismo de los cultivos desde el comienzo de la guerra, con países como Serbia y Kazajstán que imponen cuotas a los envíos de grano. También se dice que la India está considerando limitar las exportaciones de trigo después de que el fuerte calor dañara las cosechas, mientras que su gobierno dijo el jueves que no ve un caso para las restricciones.

“Tales medidas podrían beneficiar a los consumidores de los países que imponen las restricciones, pero normalmente lo hacen a expensas de todos los demás”, dijo el jueves el Sistema de Información del Mercado Agrícola. “La experiencia pasada sugiere que estas medidas comerciales ejercerán una presión adicional sobre las existencias de alimentos disponibles, harán subir los precios y amenazarán la seguridad alimentaria de los pobres”.

PUBLICIDAD
Hunger Crisis Worsens | Number of people facing acute food insecurity surged 25% last yeardfd

El aumento de los precios de los alimentos está presionando a los gobiernos desde Sri Lanka hasta Perú. En Turquía, la tasa de inflación ha alcanzado el nivel más alto de las últimas dos décadas, debido al aumento de los precios de los alimentos. Los minoristas del Reino Unido también advierten de que se avecinan costes más elevados, ya que los cuellos de botella en la cadena de suministro retrasan los envíos.

Los países siguen comprando cereales a pesar de los altos precios, según Collier. Los periodos de sequía que afectan a las cosechas de trigo en zonas como Marruecos también pueden aumentar sus necesidades de importación para la próxima temporada.

PUBLICIDAD

La inseguridad alimentaria aguda se disparó un 25% el año pasado, antes de que comenzara la guerra en Ucrania, y es probable que el problema del hambre se deteriore aún más en 2022, según un informe de la Red Mundial para las Crisis Alimentarias de esta semana.

“Tenemos el granero del mundo convertido en colas de pan”, dijo David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, en una reunión informativa. La guerra en Ucrania “va a devastar la situación de la seguridad alimentaria en todo el mundo”.

PUBLICIDAD