Costa Rica

Sistema financiero costarricense mantiene indicadores de liquidez y solvencia

Deudores en dólares enfrentan una mayor dificultad para tener al día sus créditos

El incremento en precio del dólar y la caída en ingresos por la pandemia impactó la capacidad de pago de los costarricenses no generadores de dólares
10 de mayo, 2022 | 11:29 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

San José — El sistema bancario nacional (SBN) se encuentra estable y mantuvo durante el 2021 y 2022 sus indicadores de liquidez y solvencia adecuados de acuerdo con los umbrales regulatorios. Sin embargo, aumentó la mora crediticia y la probabilidad de impago, particularmente en los deudores en moneda extranjera.

Así lo demostró el informe semestral de estabilidad financiera del Banco Central de Costa Rica.

El incremento en la mora responde principalmente a que una gran parte de los deudores en moneda extranjera no reciben sus ingresos en esta moneda, por lo que se ve aún más afectados con el incremento en el tipo de cambio.

PUBLICIDAD

La morosidad de 90 días o en cobro judicial fue de 3,40% en el caso de deudores con operaciones crediticias no generadores de dólares, pero la morosidad para quienes generadores (que tienen sus deudas en la misma moneda en la cual reciben sus ingresos) fue de 2,21%.

Es importante señalar que alrededor del 65% de la cartera de créditos en moneda extranjera se relaciona con deudores no generadores de divisas.

Adicionalmente los préstamos en moneda extranjera a los deudores no generadores de divisas (NG), quienes se encuentran particularmente expuestos a variaciones cambiarias, se contrajeron en un 4,8%.

PUBLICIDAD

El crédito en dólares al sector privado registró una caída del 1,3% interanual en marzo del 2022 (sin efecto cambiario).

“El sistema bancario en general mantiene una resistencia adecuada a choques adversos y severos que se simularon para los riesgos de crédito, de mercado, de liquidez, refinanciamiento y liquidación, así como para el riesgo de contagio que resulta de las interconexiones activas y pasivas entre entidades”, advierte el informe

Finalmente las crecientes presiones inflacionarias internacionales y las recientes tensiones resultantes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia podrían incrementar los riesgos del Sistema de Intermediación Financiera Regulado. En particular, podría incrementarse el riesgo de liquidez, especialmente en moneda extranjera, debido al endurecimiento de las condiciones financieras internacionales y la potencial salida de capitales; el riesgo de crédito, dada la afectación en la capacidad de pago por el menor crecimiento de la economía, el menor poder adquisitivo de los hogares y las empresas por las presiones en los costos, y el incremento en el costo financiero de los créditos como resultado del alza en las tasas de interés y el tipo de cambio; y el riesgo de mercado por la pérdida de valor en los títulos de deuda pública, debido al incremento en las tasas de interés y al menor apetito al riesgo de los inversionistas internacionales.

PUBLICIDAD