PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Producción de petróleo de EE.UU. disminuye por mayores costos de perforadores

Los perforadores han dicho que están experimentando una espiral de precios en todo, desde las plataformas y los trabajadores hasta el diésel y la arena de fracturación

Un trabajador inspecciona los tubos de perforación en una plataforma de perforación de gas en el campo de petróleo, gas y condensado de Gazprom PJSC, una base de recursos para el gasoducto Power of Siberia, en el distrito de Lensk de la República de Sakha, Rusia, el miércoles 13 de octubre de 2021.
Por Sheela Tobben
11 de mayo, 2022 | 06:03 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La producción semanal de crudo de Estados Unidos disminuyó por primera vez en tres meses, lo que indica que el aumento de los costos en los campos petroleros puede estar impidiendo que los perforadores aumenten la producción.

El descenso se produce en un momento en el que las naciones consumidoras de petróleo están luchando por conseguir suministros adicionales para reducir la dependencia de Rusia y hacer bajar los precios del crudo, que se han disparado. El presidente de EE.UU., Joe Biden, ha instado a la industria a aumentar la oferta para ayudar a combatir la inflación de los combustibles, históricamente alta.

PUBLICIDAD

La producción nacional de crudo descendió la semana pasada en 100.000 barriles, hasta los 11,8 millones de barriles diarios, tras mantenerse estable durante las tres semanas anteriores, según datos de la Administración de Información Energética (EIA por su sigla en inglés). El descenso se debe a una pequeña caída en los volúmenes de Alaska. La producción del resto de EE.UU., incluida la prolífica cuenca de esquisto del Pérmico, se mantuvo estable.

La producción total de crudo en Estados Unidos cayó por primera vez desde enerodfd

En su informe de Perspectivas Energéticas a Corto Plazo de esta semana, la EIA rebajó su previsión de producción hasta 2023. Los perforadores han dicho que están experimentando una espiral de precios en todo, desde las plataformas y los trabajadores hasta el diésel y la arena de fracturación.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha

PUBLICIDAD