PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Europa

Región de Ucrania ocupada por Putin solicitaría unirse a Rusia: Tass

Jersón, en el sur de Ucrania, apelará a Putin, según el servicio de noticias estatal ruso

Una vista aérea muestra la nueva carretera junto al puente destruido sobre el río Irpin el 7 de mayo de 2022 en Irpin, Ucrania.
Por Bloomberg News
11 de mayo, 2022 | 01:50 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las autoridades de ocupación instaladas por el Kremlin en la región de Jersón, en el sur de Ucrania, planean pedirle al presidente Vladímir Putin que las incorpore a Rusia, informó Tass el miércoles, en la primera señal pública de que el mandatario ruso podría tratar de anexar territorio ocupado en la invasión.

La región no celebrará un referéndum primero, sino que apelaría directamente a Putin para que Rusia la incorpore, dijo Kirill Stremousov, funcionario ruso a cargo de la región, según el servicio de noticias estatal. La autoridad ocupante preparará la base legal para unirse a Rusia a fin de año, señaló Tass citándolo.

PUBLICIDAD

Los habitantes de Jersón “deberían determinar su destino”, dijo el miércoles a la prensa el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, en una conferencia telefónica, en respuesta a una pregunta sobre la propuesta de Stremousov, aunque declinó decir si se debería realizar un referéndum.

La incorporación de las tierras ocupadas confirmaría la ambición de Rusia de tomar el control permanente de más territorio ucraniano. Además, conlleva el riesgo de acabar con las estancadas conversaciones de paz. Autoridades del Kremlin están planeando la anexión de otras regiones cercanas a Jersón, informó Bloomberg, incluidas las áreas de Donetsk y Lugansk, que Putin reconoció como independientes días antes de ordenar la invasión, pero sus fuerzas aún no han tomado el control total de ellas.

Eso contradice la declaración de Putin de un discurso del 24 de febrero en el que anunciaba la invasión, donde señaló: “Nuestros planes no incluyen la ocupación de territorios ucranianos”.

PUBLICIDAD

Cuando Putin anexó Crimea en 2014, el Kremlin organizó primero un referéndum sobre su incorporación a Rusia que fue calificado de ilegal por Ucrania, Estados Unidos y Europa. Sería difícil organizar votaciones similares en regiones donde Rusia no tiene el control total y donde hay pocas señales de apoyo de la población a una toma de control.

Jersón debe comenzar a usar el rublo y establecer un sistema bancario para pagar pensiones y beneficios rusos, mientras que se llevarán maestros desde Crimea para “adaptar” las escuelas al sistema educativo de Rusia, sostuvo Stremousov, según Tass.

Después de no lograr tomar el control de la capital, Kiev, ni poder derrocar al presidente Volodímir Zelenski, Rusia ha cambiado su estrategia en la guerra en Ucrania a objetivos más limitados, como conseguir el control sobre el este y el sur del país para formar una conexión terrestre con Crimea. No obstante, solo está consiguiendo lentos avances en medio de una feroz resistencia ucraniana respaldada por mayores suministros de armas de EE.UU. y sus aliados.

El Kremlin está instalando Gobiernos de ocupación en áreas controladas por sus militares y está ordenando a los habitantes locales usar la moneda rusa y, además, está redirigiendo las conexiones de internet y telefonía móvil a través de Rusia. Las autoridades se están preparando para celebrar referéndums en Donetsk y Lugansk sobre la incorporación a Rusia, aunque es probable que se pospongan hasta que las fuerzas de Moscú controlen por completo ambas regiones, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Rusia respaldó una insurgencia en Donetsk y Lugansk en 2014 después de anexar Crimea. Si logra controlar por completo esas regiones, así como Jersón y la región cercana de Zaporiyia, partes de las cuales ahora son controladas por tropas rusas, dejaría alrededor de una quinta parte del territorio de Ucrania y la mayor parte de su costa en manos de Rusia.

PUBLICIDAD