PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Vision Fund de Softbank reporta pérdida récord por fracaso de apuestas de Son

Vision Fund perdió US$20.500 millones por la caída de los valores en cartera

Masayoshi Son, presidente y CEO de SoftBank Group Corp., después de pronunciar un discurso de apertura en el Congreso Mundial de la Cámara Junior Internacional (JCI) en Yokohama, Japón, el miércoles 4 de noviembre de 2020.
Por Min Jeong Lee y Takahiko Hyuga
12 de mayo, 2022 | 12:34 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — SoftBank Group Corp. (9984) registró una pérdida anual récord en su unidad Vision Fund, luego de que una venta global de acciones tecnológicas golpeó el valor de tenencias en empresas que cotizan en bolsa como Coupang Inc. (CPNG) y Didi Global Inc. (DIDI).

La unidad Vision Fund registró una pérdida de $2,64 billones de yenes (US$20.500 millones) en el ejercicio que concluyó el 31 de marzo, frente al beneficio récord de $4,03 billones de yenes (JPY) del año anterior. Fue la mayor pérdida anual desde que el fundador Masayoshi Son reposicionó su firma en un holding de inversión con el lanzamiento del Vision Fund en 2017.

PUBLICIDAD

El mayor fondo tecnológico del mundo ha tenido que lidiar con pérdidas por la pandemia y con la baja del mercado bursátil mundial, que ha hecho caer a las otrora grandes empresas tecnológicas. La cartera del Vision Fund arrastró la pérdida neta anual de la empresa japonesa a $1,71 billones de yenes, desde los $5 billones de yenes de beneficios de hace un año.

Las acciones de SoftBank han bajado un 17% en lo que va del año, incluida una caída del 8% el jueves. El índice Nasdaq 100, con gran ponderación de acciones del sector tecnológico, se ha desplomado un 27% y ha entrado en un mercado bajista en marzo por la preocupación de una inflación galopante, el alza de las tasas de interés y una posible ralentización del crecimiento económico de Estados Unidos.

Son, en una rueda de prensa posterior a la divulgación de sus resultados, subrayó repetidamente que sabe cómo sortear los tiempos difíciles. Dijo que SoftBank tiene mucho efectivo para cumplir con sus obligaciones de deuda y que los cimientos de la empresa son sólidos.

PUBLICIDAD

“En términos de personalidad, me gusta jugar al ataque”, dijo Son. Pero con el “pandemónium” de Covid-19 y la guerra en Ucrania, entiende que es un momento para la precaución. “Ahora es el momento de que SoftBank esté a la defensiva”.

Son está recibiendo un golpe personal de unos US$2.400 millones por su decisión de entrar en transacciones de acciones en bolsa. SoftBank creó una controvertida empresa paralela en 2020 llamada SB Northstar, cuyo objetivo era utilizar el exceso de efectivo de la compañía para ganar algo de dinero escogiendo acciones. Son se hizo con una participación personal del 33% en la unidad, mientras que la empresa poseía el resto del capital.

Con el desplome de los valores tecnológicos en el último trimestre, Northstar se vio perjudicada. SoftBank dijo que reconocería una pérdida de $670.000 millones de yenes en el último año fiscal, mientras que Son se hace cargo de $315.000 millones de yenes.

La caída de la renta variable mundial también está afectando a la cesta de selección de valores de SoftBank, que está llena de nombres tecnológicos que han cotizado a altos múltiplos respaldados por el dinero fácil. Las exitosas salidas a bolsa de empresas como el gigante surcoreano del comercio electrónico Coupang, la pionera china del transporte por carretera Didi y la plataforma inmobiliaria online china KE Holdings Inc. (BEKE) han pasado de ser el principal motor del crecimiento de los beneficios a convertirse en los mayores lastres. Las acciones de Coupang cayeron un 40% en el primer trimestre, las de Didi un 50% y las de KE Holdings un 39%.

“Todas las inversiones de la cartera siguen bajando”, dijo Kirk Boodry, analista de Redex Research, antes de la publicación de los resultados. “Hay mucha más inquietud y preocupación sobre dónde pueden acabar las acciones”.

Incluso Alibaba Group Holding Ltd. (BABA), el gigante chino del comercio electrónico que se convirtió en una de las operaciones de riesgo más exitosas de todos los tiempos, ha perdido brillo. Los escándalos y los pasos en falso de WeWork Inc (WE), Wirecard AG y Greensill Capital han provocado el escrutinio internacional.

PUBLICIDAD

“La gente creía que Son podía tomar buenas decisiones de inversión”, afirma Mio Kato, analista de LightStream Research que publica en SmartKarma. “Ahora hay menos pruebas de que las decisiones de inversión de la dirección de SoftBank sean buenas”. Wirecard y WeWork son algunos de los ejemplos. Cuando el entorno cambia, dejan de ser eficaces”.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha

PUBLICIDAD