PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mundo

Región de Etiopía acusa muerte de 7.000 civiles a manos de fuerzas de Tigray

Un estudio también documenta que se encontraron varias fosas comunes en sitios en toda la región de Amhara. El gobierno de Tigray rechazó los hallazgos.

Addisu Mamaye Ayane se encuentra de pie juntos a varios agujeros grandes que marcan las ubicaciones de las fosas comunes, todos en total, contienen los restos de 36 personas asesinadas por el TPLF que están en proceso de ser excavadas en la ciudad de Adi Selam el 07 de abril de 2022 en Welkait, Etiopía.
Por Fasika Tadesse y Simon Marks
14 de mayo, 2022 | 04:50 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Casi 7.000 civiles en la región Amhara de Etiopía fueron asesinados entre junio y diciembre del año pasado por combatientes de la región norteña de Tigray, según un informe encargado por el gobierno regional.

El estudio, realizado por investigadores de universidades locales y la oficina regional de estadísticas y publicado el sábado, encontró que 6.986 personas murieron en la provincia que limita con Tigray, con casi 3.000 civiles baleados.

PUBLICIDAD

También documenta que se encontraron varias fosas comunes en sitios en toda la región de Amhara. El gobierno de Tigray rechazó los hallazgos.

La lucha estalló por primera vez en Etiopía en noviembre de 2020 cuando las fuerzas leales al gobernante Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF) atacaron una base del ejército federal, lo que llevó al primer ministro Abiy Ahmed a ordenar una invasión de Tigray. La guerra se extendió a las áreas vecinas, incluida Amhara.

Si bien las hostilidades han disminuido luego de una tregua acordada el 25 de marzo, el conflicto ha estallado en otras partes de la segunda nación más poblada de África. Las tropas federales y las fuerzas regionales de Oromía han llevado a cabo una ofensiva contra el Ejército de Liberación de Oromo, un grupo rebelde que el gobierno ha designado como organización terrorista.

PUBLICIDAD

El gobierno de Amhara no proporcionó evidencia de las afirmaciones en el informe y dijo que la información se basó en observaciones de campo y entrevistas con testigos y familiares de las víctimas. Denekew Bitew, investigador de la Universidad de Bahir Dar, dijo a periodistas en la capital de Amhara que las autoridades regionales habían compilado videos, archivos de audio y fotografías para respaldar los presuntos delitos.

‘Números ficticios’

El informe también dice que 271 personas murieron de hambre en Amhara debido a la guerra, mientras que 7.506 personas fueron supuestamente secuestradas y no se las ha vuelto a ver.

Getachew Reda, un alto miembro del gobierno de Tigray, negó que las fuerzas de su región hayan atacado a civiles.

“Responder a los números ficticios de los funcionarios de Amhara es agotador”, escribió en un mensaje de texto. “Nunca hemos atacado a civiles en Amhara a pesar del llamamiento abierto del gobierno para que los civiles se unan a la lucha”.

La guerra en Etiopía se ha cobrado decenas de miles de vidas y ha dejado a millones necesitados de ayuda alimentaria. Las Naciones Unidas estiman que más de 1,2 millones de personas han sido desplazadas de Tigray solo desde que comenzó.

Los tigrayanos también han sido víctimas de crímenes generalizados, según grupos de derechos humanos.

En abril, Human Rights Watch y Amnistía Internacional dijeron que las fuerzas de Amhara, respaldadas por tropas federales, llevaron a cabo ataques sistemáticos dirigidos por grupos étnicos contra el vecino Tigray que equivalían a crímenes humanitarios y de guerra.

PUBLICIDAD