Actualidad

Magnate ruso esconde yates con valor de US$1.000 millones, dice EE.UU.

EE.UU. alega que el verdadero dueño del Amadea de 348 pies, es el multimillonario ruso del oro Suleiman Kerimov, quien fue sancionado por primera vez por Washington en 2018

Eduard Khudainatov en San Petesburgo, Rusia, en junio de 2015. Fotógrafo: Chris Ratcliffe/Bloomberg
Por Stephanie Baker y Jonathan Browning
14 de mayo, 2022 | 08:25 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — En la carrera por apoderarse de los activos vinculados a los multimillonarios rusos sancionados, las autoridades de los Estados Unidos alegan que un magnate ruso actuó como “propietario ficticio” de dos yates con un valor de más de US$1.000 millones de dólares, incluido el Scheherazade de US$700 millones, un superyate vinculado al presidente ruso, Vladimir Putin.

Documentos judiciales en la isla de Fiyi, en el Pacífico Sur, donde EE.UU. está tratando de incautar el yate Amadea valorado en US$325 millones, revelan lo que, según los funcionarios estadounidenses, es un nido de compañías ficticias en el extranjero que se establecieron con la ayuda de un corredor de yates para ocultar la verdad sobre los propietarios de ambas embarcaciones -un alegato que disputan los abogados del propietario oficial en la lista y el corredor. Una audiencia está programada para el miércoles en Fiji sobre el destino del Amadea.

Las capas de empresas y fideicomisos, que se extienden desde las Islas Marshall hasta Suiza, indican que el beneficiario final de ambos yates es el expresidente de la estatal Rosneft OJSC, Eduard Khudainatov, según los documentos. Khudainatov no aparece en ninguna lista de sanciones. Pero EE.UU. alega que el “verdadero beneficiario real” del Amadea de 348 pies, que cuenta con un helipuerto, una piscina con mosaicos y un tanque de langostas, es el multimillonario ruso del oro Suleiman Kerimov, quien fue sancionado por primera vez por Washington en 2018.

PUBLICIDAD

“El hecho de que Khudainatov sea presentado como el propietario de dos de los superyates más grandes registrados, ambos vinculados a personas sancionadas, sugiere que Khudainatov está siendo utilizado como un testaferro limpio y no sancionado para ocultar a los verdaderos beneficiarios reales de estas embarcaciones. " según una declaración jurada de un agente especial de la Oficina Federal de Investigaciones de EE. UU., presentada en los procedimientos judiciales de Fiji. “Si bien Khudainatov es rico, no hay razón para creer que tiene los recursos financieros para comprar tanto el Amadea como el Scheherazade, que en conjunto valen más de US$1.000 millones de dólares”.

Esa declaración jurada del 22 de abril, que ha revisado Bloomberg News, revela detalles previamente redactados de una  orden de incautación de EE.UU. para el Amadea que se presentó en un tribunal federal en Washington. Describe entrevistas con corredores de yates rivales, miembros de la tripulación y correos electrónicos, presentados como evidencia de que el Amadea es realmente propiedad de Kerimov, de 56 años, que tiene una fortuna valorada en US$15.600 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Su familia tenía una participación en Polyus, la minera de oro más grande de Rusia. Un abogado de Kerimov y un portavoz de Polyus no respondieron a las solicitudes de comentarios. Un abogado del propietario registrado de Amadea ha escrito que el esfuerzo de EE.UU. por apoderarse del yate se basa en pruebas de oídas que no prueban que su verdadero propietario sea Kerimov.

PUBLICIDAD

La declaración jurada de los EE.UU. cita evidencia de que los miembros de la familia Kerimov solicitaron cambios a largo plazo en el Amadea consistentes con poseerlo, en lugar de alquilarlo. Estuvieron involucrados en la aprobación de la instalación de un nuevo horno de pizza, una marca particular de “cama de spa” y enchufes eléctricos reubicados en la embarcación, dice la declaración jurada. Hace referencia a un documento titulado “Notas de entrega de contramaestre” que analiza las preferencias de Kerimov para un próximo viaje, incluida “una configuración de gimnasio específica”. Cada uno de los miembros de la familia de Kerimov recibió un nombre en clave por parte de los miembros de la tripulación, y el propio magnate se denominó G0.

“Al parecer G0 tiene dos cosas que tienen que estar impecables. Inoxidable y teca”, dice el documento. “G0 ha solicitado las [motos acuáticas] más rápidas disponibles, por lo que obtendremos nuevas motos en algún momento”.

Al sancionar a Kerimov en 2018, EE.UU. dijo que formaba parte de un grupo de oligarcas que se benefician del gobierno ruso a través de la corrupción y actividades malignas en todo el mundo, citando su papel como miembro del Consejo de la Federación, la cámara alta del parlamento del país.

Nacido en Daguestán, en la región del Cáucaso del Norte de Rusia, Kerimov comenzó como economista antes de acumular participaciones en un banco, una aerolínea y una empresa comercializadora de petróleo en la caótica transformación del país a fines de la década de 1990. Hizo su fortuna con Putin comerciando con acciones de las empresas más grandes y políticamente sensibles del país, incluido el gigante del gas controlado por el estado Gazprom PJSC y el banco más grande del país, Sberbank. A medida que su fortuna se disparó y se contrajo en los últimos 20 años, Kerimov se ganó la reputación de ser una especie de Jay Gatsby de la Rusia de Putin debido a su inclinación por organizar fiestas deslumbrantes en la Riviera, incluida una fiesta de 2008 con Beyoncé.

Tras la invasión rusa de Ucrania en febrero, una ronda de sanciones sin precedentes apuntó a una lista aún más larga de multimillonarios rusos, y EE. UU. intensificó la aplicación, incluida la caza de superyates multimillonarios. Esos movimientos enviaron barcos como el Amadea a carreras por todo el mundo a jurisdicciones que no aplican las sanciones estadounidenses.

El propietario registrado de Scheherazade, que se cree que cuesta alrededor de US$700 millones, también es Khudainatov a través de Bielor Asset Ltd., una empresa establecida en 2020 en las Islas Marshall por KPM Consulting Ltd., dice la declaración jurada de EE.UU. en Fiji. KPM Consulting le dijo recientemente a Trust Company en las Islas Marshall que el beneficiario final es Khudainatov, según la declaración jurada, que también dice que el Scheherazade estaba “vinculado” a Putin.

PUBLICIDAD