Economía

Fitch Ratings reafirma calificación de México en BBB- y perspectiva estable

La agencia dijo que la calificación soberana se ve limitada por la debilidad de la gobernanza y la continua intervención política que afecta a la inversión

Fitch proyecta que la deuda del Gobierno general se mantenga por debajo de 47% del PIB hasta 2023
17 de mayo, 2022 | 01:03 PM

Ciudad de México — Fitch Ratings reafirmó este martes la calificación crediticia para la deuda soberana de México en BBB- y ratificó la perspectiva estable, luego de valorar la estabilidad de las finanzas públicas y menor apoyo de Pemex a corto plazo a pesar de las débiles perspectivas de crecimiento económico.

La agencia reafirmó la calificación de Riesgo de Emisión (IDR) de México a largo plazo en moneda extranjera y en moneda local en BBB-, dijo en un comunicado.

Fitch Ratings indicó que la calificación de México está respaldada por un marco de política macroeconómica prudente, finanzas externas estables y robustas, y una proyección de deuda pública/PIB que se mantendrá estable en niveles inferiores a la mediana de BBB.

PUBLICIDAD

“La calificación se ve limitada por la debilidad de la gobernanza, los escasos resultados del crecimiento a largo plazo, la continua intervención política que afecta a las perspectivas de inversión y los posibles pasivos contingentes de Pemex”

Fitch Ratings

En tanto, la perspectiva estable está respaldada por la estabilidad de las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica en general, a pesar de los desafíos que plantean las débiles perspectivas de crecimiento económico.

“Esto apoya nuestra evaluación de la credibilidad de la política macroeconómica como una fortaleza de la calificación y un respaldo a la confianza del sector privado, a pesar de las continuas intervenciones de política microeconómica y los desafíos de gobernanza”

Fitch Ratings

La agencia calificadora dijo que el presupuesto de 2022 se adhiere al compromiso del Gobierno de mantener una relación deuda/PIB estable, apuntando a déficits fiscales moderados.

Fitch proyecta que la deuda del Gobierno general (Gobierno federal, seguridad social, estados y municipios e IPAB, pero excluyendo a Pemex y CFE) se mantenga por debajo de 47% del PIB hasta 2023, por debajo de la mediana de pronóstico de la categoría de calificación ‘BBB’ de 2022, de 55,9%.

PUBLICIDAD

Fitch prevé un déficit de las administraciones públicas (Gobierno federal más seguridad social, aproximación utilizada por Fitch a efectos de comparación) del 3,3% del PIB en 2022 y del 3% en 2023, desde el 3% en 2021.

Fitch no espera ninguna reforma fiscal que mejore los ingresos durante esta administración. El gobierno se está centrando en la eficiencia de la recaudación de impuestos y en la ampliación de la base tributaria a través de medidas administrativas, pero los efectos en los ingresos no se materializarán en el corto plazo.

Menor apoyo de Pemex a corto plazo

Fitch Ratings señala que Pemex se beneficiará directamente de los precios más altos del petróleo, aunque la mejora financiera será de corta duración dada la debilidad financiera estructural y nuestra expectativa de que los precios del petróleo se moderarán a US$80 por barril en 2023.

La agencia espera que el Gobierno federal siga comprometido a apoyar financieramente a Pemex.

El gobierno redujo el impuesto a la utilidad compartida (DUC) de Pemex a 40% desde 54% en el presupuesto de 2022 e inyectó capital para cubrir los vencimientos de la petrolera del primer trimestre de 2022 (US$2,2 mil millones, 0,16% del PIB).

Fitch anticipa que la necesidad de más apoyo financiero este año disminuirá ya que los precios actuales del petróleo benefician a Pemex, sin embargo, el Gobierno reanudará su apoyo financiero a la empresa productiva del Estado si los precios del petróleo vuelven a niveles más bajos.

PUBLICIDAD

En cuanto al déficit fiscal federal neutro con respecto al precio del petróleo, apuntó que los ingresos relacionados con el petróleo, superiores a los presupuestados a nivel del Gobierno federal, se verán compensados por el impacto del estímulo fiscal a la gasolina.

El Gobierno está gestionando los precios mediante la reducción del impuesto especial sobre la gasolina, el IEPS (ahora en 0%), y la concesión de créditos fiscales a los proveedores de gasolina.

Fitch espera que los mayores ingresos del Gobierno federal relacionados con el petróleo compensen la menor recaudación de impuestos relacionados con la gasolina si la mezcla de precios promedio anual del petróleo mexicano se mantiene por debajo de los US$100 por barril (actualmente en US$92,36 promedio hasta abril).

Te puede interesar:

PUBLICIDAD