Actualidad

Goldman Sachs recorta proyección de crecimiento de China a 4%

Las provincias que fueron golpeadas por el Covid-19 esta primavera obtuvieron un desempeño notablemente inferior

Shanghái
Por Jill Disis
18 de mayo, 2022 | 11:36 AM

Bloomberg — Goldman Sachs Group Inc. (GS) recortó su pronóstico de crecimiento económico para China a 4% para este año, a medida que el Gobierno redobla la política de Cero Covid que obligó a las principales ciudades como Shanghái a cerrar durante varias semanas.

El banco de inversión redujo su proyección de crecimiento del producto interno bruto desde el 4,5% anterior y también recortó la estimación del segundo trimestre a un 1,5% interanual frente a una estimación anterior de 4%. El crecimiento de todo el año se basa en la suposición de que el Covid-19 permanecerá mayormente bajo control, que el mercado inmobiliario mejorará y que el Gobierno impulsará el gasto en infraestructura, economistas de Goldman incluido Hui-Shan escribieron en una nota.

Para que el Gobierno se acerque a su objetivo de crecer alrededor del 5,5%, “es imperativo mantener el Covid-19 bajo control y evitar confinamientos estrictos en los principales centros económicos como Shanghái hacia futuro”, dijeron los economistas. Las provincias que fueron golpeadas por el Covid-19 esta primavera “obtuvieron un desempeño notablemente inferior”, dijeron, citando una contracción de 7,9% en el primer trimestre en la provincia de Jilin, cuyas principales ciudades fueron confinadas en marzo.

PUBLICIDAD
Contracción por Covid-19dfd

Para cumplir con el objetivo de crecimiento, el Gobierno podría confiar en el “suavizado estadístico”, dijeron los economistas. Las revisiones del PIB de años anteriores o “las desviaciones del crecimiento del PIB del año en curso de medidas alternativas de la actividad económica a veces pueden tener lugar en años de crecimiento difícil”, dijeron.

Una revisión a la baja del crecimiento del PIB del 8,1% de 2021, por ejemplo, “reduciría la base e impulsaría mecánicamente el crecimiento de 2022 de manera proporcional”, escribieron.

Sin embargo, los datos oficiales de abril, más débiles de lo esperado, que parecían seguir las tendencias en los indicadores de alta frecuencia, sugieren que la suavización estadística puede ser “menos importante, similar a la experiencia de 2020, ahora que el shock negativo del Covid-19 es demasiado grande como para suavizarlo”, escribieron los economistas.

PUBLICIDAD

El paso de China a pruebas regulares y obligatorias de la población como requisito previo para la reapertura sería costoso, dependiendo de qué tan extendido sea. Hacer pruebas a un 70% de la población una vez cada dos días durante el resto del año tendría un costo de hasta 2,5 billones de yuanes (US$371.000 millones), o el 2,2% del PIB el año pasado. Restringir las pruebas a las grandes ciudades, que cubren el 30% de la población, reduciría el costo a 200.000 millones de yuanes (US$29.600 millones), o 20 puntos básicos del PIB.

Goldman también señaló varias lecciones aprendidas del brote de ómicron, incluida la disminución de la efectividad de la formulación de políticas de estímulo durante el confinamiento.

En abril, incluso la inversión en infraestructura cayó secuencialmente, lo que sugiere que el canal para la flexibilización de políticas a través de la construcción de infraestructura se bloquearía bajo las severas restricciones del Covid-19”, dijeron. El presidente Xi Jinping ha instado específicamente a darle un gran impulso a la infraestructura a fin de incentivar el crecimiento este año.

PUBLICIDAD