Mundo

China negocia con Rusia para reponer sus reservas estratégicas crudo

Es una una señal de que Pekín está fortaleciendo sus lazos energéticos con Moscú justo cuando Europa trabaja para prohibir importaciones

Una instalación petrolífera en Rusia
Por Anna Kitanaka
19 de mayo, 2022 | 08:05 AM

Bloomberg — China está buscando reponer sus reservas estratégicas de crudo con petróleo ruso barato, una señal de que Pekín está fortaleciendo sus lazos energéticos con Moscú justo cuando Europa trabaja para prohibir importaciones debido a la guerra en Ucrania.

Pekín está en conversaciones con Moscú para comprar suministros adicionales, según personas con conocimiento del plan que pidieron no ser nombradas ya que el asunto es privado. El crudo se usaría para llenar las reservas estratégicas de petróleo de China, y se están llevando a cabo conversaciones a nivel gubernamental con poca participación directa de las compañías petroleras, dijo una persona.

El petróleo ha subido este año luego de la invasión de Rusia a su vecino más pequeño, pero el precio de su propio crudo se ha desplomado a medida que los compradores se alejan para evitar dañar su reputación o ser arrastrados por sanciones financieras. Eso brindó una oportunidad para que China reponga de manera económica sus vastas reservas estratégicas, que generalmente se aprovechan en tiempos de emergencia o interrupciones repentinas.

PUBLICIDAD

Los ministerios de Relaciones Exteriores de China y Rusia no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Los detalles sobre los volúmenes o los términos de un posible acuerdo aún no se han decidido, y no hay garantía de que se concluya un acuerdo, dijo una persona.

Estados Unidos y el Reino Unido se han comprometido a prohibir las importaciones de petróleo de Rusia, y la Unión Europea están discutiendo pasos similares, pero el crudo del productor de la OPEP+ aún fluye hacia compradores dispuestos a adquirirlo, entre ellos India y China. Para las naciones asiáticas, el petróleo con grandes descuentos es una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar, parte de la razón por la cual China ha continuado recibiendo cargamentos provenientes de Irán y Venezuela.

PUBLICIDAD

Las refinerías en China han estado comprando crudo ruso de manera silenciosa desde la invasión, incluso cuando un resurgimiento del Covid-19 daña el consumo en el mayor importador de crudo del mundo. El mes pasado, la demanda de petróleo se desplomó aparentemente un 6,7% interanual debido a que los cierres estrictos confinan a millones de personas en sus hogares. El brote ha limitado nuevos incrementos en los precios del petróleo, aunque el Brent sigue registrando un aumento de más del 40% este año.

China no revela públicamente el tamaño de sus inventarios de crudo, pero varias empresas usan herramientas como satélites para estimar los suministros. Algunas pronostican que la nación tiene la capacidad de almacenar más de mil millones de barriles de reservas comerciales y estratégicas combinadas. Las estimaciones de terceros también indican que los suministros han aumentado recientemente debido a los confinamientos impuestos por el avance del Covid-19.

“Todavía hay espacio para reponer las existencias y sería una buena oportunidad para que lo hicieran, si pueden obtenerse en términos comercialmente atractivos”, dijo Jane Xie, analista sénior de petróleo en la firma de análisis y datos Kpler.

PUBLICIDAD