PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Tesla arrastra a la baja al S&P 500 por dudas en torno a Twitter y China

Las dificultades de la compañía en China se han vuelto imposibles de ignorar, mientras impera la incertidumbre que rodea a la oferta de Musk por la red social

Vehículos de Tesla Inc. estacionados en un lote después de llegar a un puerto en Yokohama, Japón.
Por Esha Dey
20 de mayo, 2022 | 07:01 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — Tesla Inc. (TSLA) cojea hacia la línea de meta esta semana con una caída del 14% que la deja solo por detrás de Apple Inc. (AAPL) como un lastre para el índice S&P 500.

“Tesla ha bajado principalmente por dos motivos: las preocupaciones macroeconómicas, ya que la gente está preocupada por la inflación y la recesión, y China”, dijo en una entrevista Gary Black, fundador y socio gerente del ETF Future Fund LLC, de gestión activa.

PUBLICIDAD

Las dificultades del fabricante de vehículos eléctricos en China se han vuelto imposibles de ignorar, y varios analistas de Wall Street advirtieron esta semana sobre las interrupciones del país que pesan sobre los resultados de Tesla. Las acciones también se han visto atrapadas en la venta masiva de acciones de crecimiento, ya que los inversionistas evitan los activos de riesgo en medio de una inflación global vertiginosa.

Las acciones de Tesla retroceden casi un 50% desde su máximo de noviembredfd

Al igual que la mayoría de los fabricantes de automóviles, Tesla se enfrenta a una escasez de suministros y a un aumento de los costos de las materias primas. Aunque ha podido sortear los problemas mejor que la mayoría, el último brote de coronavirus en China, que provocó múltiples interrupciones de la producción en su fábrica de Shanghái, ha perjudicado las acciones.

PUBLICIDAD

El analista de Morgan Stanley (MS), Adam Jonas, advirtió que el problema de suministro en China podría provocar un incumplimiento “sustancial” de las entregas en el segundo trimestre. La estimación promedio de los analistas para las entregas de Tesla en el segundo trimestre se sitúa ahora en unas 303.000 unidades, un 12% menos que a finales de marzo, según datos de Bloomberg. El jueves, el analista de Wedbush, Daniel Ives, rebajó su precio objetivo para la acción en un 29%, hasta los US$1000.

Tampoco ayuda la incertidumbre que rodea a la oferta de alto perfil del CEO, Elon Musk para adquirir Twitter (TWTR).

“Mientras el acuerdo de Twitter esté ahí, y mientras las acciones de Tesla estén cayendo, la gente se preocupa de que Musk tenga que vender más acciones y se distraiga y no preste tanta atención a Tesla como debería”, dijo Black.

Más allá de los titulares de Twitter, Tesla también fue eliminada del índice S&P 500 ESG, lo que provocó dudas sobre su posición como inversión clave en energía sostenible. En respuesta, Musk calificó la inversión ESG de “estafa escandalosa”.

PUBLICIDAD

Incluso con la caída del 38% de las acciones de Tesla este año, el título sigue siendo uno de los más caros del índice FANG+ de la Bolsa de Nueva York de acciones tecnológicas de alta capitalización. Cotiza a un múltiplo precio-beneficio de 56, comparado con el promedio del índice de 21.

También se avecinan algunas cosas que podrían hacer que los inversionistas de Tesla sean optimistas. Se espera que la compañía anuncie una división de acciones antes de su junta de accionistas de agosto, una medida que haría que sus elevadas acciones fueran más asequibles para los comerciantes minoristas y potencialmente aumentaría el precio de sus acciones. Y a principios de esta semana, Musk dijo que el evento del Día de la Inteligencia Artificial de la compañía el 19 de agosto contará con una vista previa de su robot Optimus. Una fuerte respuesta al desarrollo de la tecnología podría ayudar a revertir el sentimiento negativo.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD