PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Green

Retiro de Tesla de índice S&P ESG genera debate sobre calificaciones

El CEO de Tesla, Elon Musk, respondió a la medida diciendo que la calificación ESG era “un fraude”

Elon Musk, CEO de Tesla Inc, llega al tribunal durante el juicio de SolarCity en Wilmington, Delaware, Estados Unidos, el martes 13 de julio de 2021. Fotógrafo: Samuel Corum/Bloomberg
Por Tim Quinson
19 de mayo, 2022 | 01:14 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Un índice bursátil ESG (iniciales en inglés para ambiental, social y de gobernanza corporativa) de referencia eliminó a Tesla Inc. (TSLA), lo que provocó un debate sobre cuáles compañías estarían a la altura de los inversionistas socialmente conscientes y cuáles no.

Tesla se ha convertido en una empresa de US$735.000 millones gracias a su revolucionaria ingeniería de vehículos eléctricos. Su propia huella de carbono es una pequeña fracción que la de sus pares, y su éxito en el mercado ha alejado a la industria en general de los vehículos a gasolina.

PUBLICIDAD

Pero los otros componentes de ESG, los riesgos sociales y de gobernanza, hacen que los inversionistas se detengan. El CEO de Tesla, Elon Musk, es un dirigente poco convencional y propenso a tuitear impulsivamente, y la empresa divulga muy poca información sobre su fuerza laboral o sus condiciones de trabajo.

Esa brecha se hizo evidente el miércoles después de que se supo que Tesla fue expulsada de la versión ESG del índice S&P 500. Musk respondió diciendo que la calificación ESG era “un fraude”. Lo anterior se sumó a un día que ya era malo para la compañía, cuyas acciones cayeron un 6,8% en medio de una venta masiva de acciones tecnológicas.

PUBLICIDAD

“Todo esto habla del gran inconveniente de ESG: no puedes quedarte con el bebé y tirar el agua del baño”, dijo Eric Balchunas, analista sénior de ETF en Bloomberg Intelligence (BI). “Tienes que aceptar o rechazar ambos”.

En un informe, los analistas de Bloomberg Intelligence (BI) escribieron que el estatus ESG de Tesla sigue siendo uno de los más debatidos para cualquier empresa, y muchos fondos etiquetados como ESG todavía tienen acciones. De hecho, el fondo cotizado en bolsa centrado en ESG más grande del mundo tiene alrededor del 1,8% de sus activos invertidos en Tesla, según datos compilados por Bloomberg.

Dicho fondo (el iShares ESG Aware MSCI USA ETF de BlackRock Inc. (BLK), de US$21.900 millones) rastrea el índice MSCI USA Extended ESG Focus, que aún incluye a Tesla como miembro.

Balchunas y Shaheen Contractor de BI escribieron el miércoles que ocho de los 15 fondos más grandes de EE.UU. que incluyen ESG en sus filtros de cartera tienen posiciones significativas en Tesla.

PUBLICIDAD

“Aunque Tesla podría encajar en un tema de impacto o enfoque ambiental, los problemas sociales y de gobernanza de la empresa hacen que su inclusión en los fondos ESG sea debatible y que la eliminación de Tesla del índice S&P 500 ESG tal vez esté atrasada”, dijeron los analistas en su publicación titulada “Is Tesla ESG?” (“¿Es Tesla ESG?”)

S&P Dow Jones Indices, que eliminó a Tesla de su índice S&P 500 ESG, dijo que el puntaje de la compañía en estándares ambientales, sociales y de gobernanza se ha mantenido “bastante estable” durante el año pasado, pero ha bajado de rango frente a la mejora de sus pares globales.

PUBLICIDAD

El proveedor del índice citó preocupaciones relacionadas con las condiciones de trabajo y el manejo de Tesla de una investigación sobre muertes y lesiones vinculadas a sus sistemas de asistencia al conductor. La falta de una estrategia de bajas emisiones de carbono y códigos de conducta empresarial también afectaron a la empresa de Musk, dijo.

Desde el punto de vista del mercado, los efectos de la eliminación de Tesla del índice S&P probablemente serán mínimos, ya que solo había alrededor de US$11.700 millones que rastreaban los indicadores S&P ESG a finales de 2020. Por el contrario, billones de dólares rastrean el indicador principal S&P 500.

PUBLICIDAD