ESG

Musk critica a los demócratas y asegura que pasará a votar por el partido republicano

La exclusión de Tesla del índice ESG del S&P llevó a su CEO a decir que la calificadora “ha perdido su integridad” y que el índice “es una estafa”. Luego dijo que cambiará su manera de votar en EE.UU.

Elon Musk, CEO da Tesla.
18 de mayo, 2022 | 05:24 PM

Bloomberg Línea — Tesla Inc. (TSLA), que tiene como objetivo primario jugar un rol central en el cambio hacia la energía sostenible con sus autos eléctricos, quedó fuera del Índice ESG de S&P500 este miércoles. El índice, según la directora sénior y jefa de índices ESG de S&P Dow Jones en Estados Unidos, Margaret Dorn, sigue el rendimiento de las compañías en cuanto a criterios específicos de sostenibilidad y sustentabilidad que se desprenden de principios de organismos como Naciones Unidas y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La decisión no le cayó para nada bien a su CEO, Elon Musk. “Exxon está clasificada entre las 10 mejores del mundo en materia de medio ambiente, social y gobernanza (ESG) por S&P 500, mientras que Tesla no está en la lista. ESG es una estafa. Ha sido convertido en un arma por los falsos guerreros de la justicia social”, dijo Musk en un tuit este miércoles tras conocerse la noticia.

Y no quedó ahí. La decisión catalizó una serie de mensajes del multimillonario, que luego criticó al partido demócrata de EE.UU. Dijo que si bien votó a sus candidatos en el pasado porque “era el (mayormente) partido de la amabilidad”, ahora se ha convertido en “en el partido de la división y el odio, así que ya no puedo apoyarlos”. “Votaré a los republicanos”, agregó Musk, diciendo que a partir de ello los demócratas comenzarían a implementar “campañas sucias” contra él.

PUBLICIDAD

¿Cómo una empresa con “misión verde” se queda fuera?

La misma Dorn escribió que el nombre familiar de Tesla sobresale por “estar ausente en la lista” que lideran empresas como Apple Inc. (AAPL), Microsoft Crop. (MSFTy Amazon (AMZN).

Pese a que el puntaje de Tesla se ha mantenido estable año tras año, no fue elegible esta vez debido a su baja puntuación en el perfeccionamiento y mejora de sus acciones ESG, situándose un 25% por debajo de sus pares mundiales del grupo industrial GICS, enfocado en la rama de automóviles y componentes.

Berkshire Hathaway (BRK.A), Johnson & Johnson (JNJ) y Meta Platforms Inc. (FB) se unieron a Tesla al no ser capaces, una vez más, de ubicarse entre las empresas que mejor cumplen los criterios requeridos por el índice para entrar en él.

PUBLICIDAD
10 firmas que quedan fuera de la actualización del índice ESG de S&P.dfd

La directora sénior en S&P Global Ratings explicó que en 2021, Tesla tuvo una diminución en los puntajes de nivel de criterio relacionados con la falta de estrategia de bajas emisiones de carbono.

Además, señaló un preocupaciones en su calificación en torno al buen funcionamiento del mayor fabricante de autos eléctricos que terminaron por tener un impacto negativo. La primera se refiere a las denuncias y reclamos por discriminación racial y malas condiciones de trabajo en la fábrica de Fremont de Tesla.

El Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda del estado (DFEH, por sus siglas en inglés) demandó a Tesla en febrero por discriminación racial. El DFEH aseguró haber encontrado pruebas de que la fábrica en Fremont es un lugar de trabajo racialmente segregado donde los trabajadores negros son sometidos a insultos raciales y discriminados en las asignaciones de trabajo, la disciplina, el salario y la promoción creando un ambiente de trabajo hostil.

La segunda tiene que ver con la investigación de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés) sobre la compañía. En los últimos meses, reguladores de Estados Unidos han abierto investigaciones por diversas fallas en sistemas y tecnologías de la compañía automotriz como el piloto automático.

El 11 de mayo, una juez federal allanó el camino para un juicio en julio, y será la primera vez que Tesla se enfrentará a un jurado en un litigio por un accidente automovilístico. El hecho motivador tuvo lugar en 2018, cuando Barrett Riley, de 18 años, chocó un Model S en Florida y chocó. El auto quedó envuelto en llamas. Riley y un amigo suyo que viajaba en el asiento del pasajero murieron.

La familia denunció que Tesla fue negligente al no colocar un dispositivo limitador de velocidad después de que se solicitara su instalación, y que existía un diseño defectuoso de la batería, que relacionaron con el incendio.

PUBLICIDAD

“Grandes esfuerzos”

Mientras tanto, en su Informe de Impacto 2021, publicado la primera semana de mayo, Tesla señaló que está dando grandes pasos en sus esfuerzos para ayudar en la transición verde.

La compañía dijo que sus paneles solares generaron más electricidad de la que consumieron su flota de vehículos y fábricas entre 2012 y 2021, al estimar que sus paneles produjeron alrededor de 25,39 Teravatios por hora (TWh), mientras los vehículos y fábricas utilizaron 25,27 TWh.

Destacó además que “es una empresa mayoritariamente minoritaria, con grupos subrepresentados que representan el 62% de nuestra fuerza laboral en EE.UU.”, gracias a un enfoque de Diversidad, Equidad e Inclusión.

PUBLICIDAD

Finalmente, refirió que su flota global de vehículos, el almacenamiento de energía y los paneles solares “permitieron a nuestros clientes evitar la emisión de 8,4 millones de toneladas métricas de CO2e”, y que para maximizar su impacto buscará vender 20 millones de autos al año hacia 2030.

“Si bien Tesla puede estar desempeñando su papel en la eliminación de los automóviles que funcionan con combustible, se ha quedado atrás de sus pares cuando se examina a través de una lente ESG más amplia”, sostuvo Dorn en la publicación del blog. “La belleza del reequilibrio anual es que una vez más tendrán la oportunidad de ser revisados para su inclusión en los años venideros”.

PUBLICIDAD