PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Mientras tanto en el Atlántico... se avecina una fuerte temporada de huracanes

Podrían formarse hasta 21 tormentas con nombre en una situación que empeora a medida que el cambio climático estimula el aumento del nivel del mar

Viviendas dañadas por la inundación tras el huracán Ida en Pointe-Aux-Chenes, Luisiana, el 2 de septiembre de 2021.
Por Brian K. Sullivan
24 de mayo, 2022 | 08:02 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El Atlántico se prepara para su séptima temporada consecutiva de huracanes, un pronóstico preocupante para los residentes de la costa, así como para los mercados de energía y materias primas, ya agitados por la guerra de Rusia en Ucrania.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) de EE.UU. predijo el martes que podrían formarse entre seis y 10 huracanes en el Atlántico, de los cuales entre tres y seis se convertirían de fuerza mayor. En total, podrían formarse entre 14 y 21 tormentas con nombre, y el extremo superior coincidiría con la tercera temporada más activa del año pasado. Las grandes tormentas tienen vientos de 179 kilómetros por hora o más. Una temporada media produce 14 tormentas con nombre que producen vientos de al menos 39 millas por hora.

PUBLICIDAD

“La preparación temprana y la comprensión del riesgo es la clave para ser resistente a los huracanes y estar preparado para el clima”, dijo la Secretaria de Comercio de EE.UU., Gina Raimondo.

Los huracanes del Atlántico amenazan la agricultura y los mercados financieros y energéticos. Los grandes huracanes, como Ida del año pasado, corren el riesgo de cerrar gran parte de su trayectoria. Además de los mercados agrícolas y energéticos, las marejadas amenazan a casi 8 millones de hogares, según un informe de 2021 de CoreLogic. Eso representa un costo potencial de reconstrucción de US$1,9 billones.

PUBLICIDAD

Es una situación que está empeorando progresivamente a medida que el cambio climático estimula el aumento del nivel del mar. De hecho, se prevé que el nivel del mar a lo largo de la costa estadounidense aumente hasta 12 pulgadas (30 centímetros) para 2050.

Los huracanes del Atlántico suelen pasar por los lugares de producción de petróleo y gas, así como por las zonas clave de cultivo. Florida es el segundo mayor productor de naranjas, mientras que la costa del Golfo es el corazón de la producción de algodón.

En febrero, las plataformas marinas del Golfo de México representaban el 14% de la producción de crudo de EE.UU. y el 1,8% de la producción de gas natural, según el Departamento de Energía estadounidense. Más del 45% de la capacidad de refinado de Estados Unidos y el 51% de la capacidad de procesamiento de gas se encuentran en la costa del Golfo. Y el gigante energético mexicano Pemex también tiene operaciones en alta mar en la Bahía de Campeche, en el sur del Golfo.

Aguas calientes

La previsión de este año se anunció en la ciudad de Nueva York en parte para conmemorar el décimo aniversario de la supertormenta Sandy y porque, como demostró Ida el año pasado, los impactos de los huracanes se extienden más allá del Caribe y el Golfo de México. Se instó a los residentes de los cinco distritos a conocer las amenazas de inundación y las rutas de evacuación.

PUBLICIDAD

El año pasado, el huracán Ida arrasó nueve estados tras tocar tierra en Luisiana, e incluso inundó el norte de Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York. La tormenta demostró que “nadie es inmune a estas tormentas”, dijo Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias. “El momento de prepararse es ahora”.

Entre las razones de la alta previsión de huracanes: las aguas más cálidas de lo normal en algunas partes del Atlántico, así como La Nina que persiste en el Pacífico ecuatorial. Las tormentas tropicales y los huracanes necesitan el calor oceánico para tener fuerza, mientras que La Nina disminuye la cizalladura del viento en el Atlántico que podría destrozarlos.

PUBLICIDAD

El Atlántico no ha tenido una temporada por debajo de la media desde 2015, cuando se formaron actv tormentas, mientras que 2020 fue especialmente activo con un récord de 30 tormentas con nombre. La Universidad Estatal de Colorado, pionera en la previsión estacional del Atlántico, predijo en abril 19 tormentas para este verano. Los registros de huracanes en el Atlántico se remontan a 1851.

“Estamos preocupados por la temporada de huracanes ahora porque ha tomado un significado totalmente nuevo”, dijo el alcalde de Nueva York, Eric Adams, en una conferencia de prensa. “Quiero que todos los neoyorquinos estén preparados”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Joe Carroll.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD