Costa Rica

El trago amargo del café: la producción de CA se ve afectada y los consumidores pagan

El incremento en el precio de los fertilizantes, las altas costas de exportación y los cambios climáticos afectan la producción de café, pero productores buscan ingeniosas formas de vender producto a mejor precio y evitar trasladar aumentos a los consumidores finales

Un espresso sale de una máquina y se vierte en tazas.
13 de junio, 2022 | 01:17 PM

San José — El costo de disfrutar de una taza de café es cada vez más elevado, no solamente por el fenómeno inflacionario que enfrentan todos los mercados, sino por una serie de factores ambientales y de abastecimiento que han provocado que los productores deban recurrir a ingeniosas soluciones para evitar que el consumidor se vea más afectado.

La producción del café en la región de Centroamérica y El Caribe tiene casi tres años de hacerle frente a múltiples agentes externos que ejercen presión sobre el precio final de venta del grano y la producción del mismo.

Datos de Bloomberg News evidencian que en términos de producción Brasil, Vietnam y Colombia siguen liderando el mercado, pero detrás de este liderazgo está el mercado hondureño que se posiciona dentro de los primeros cinco países con mayor producción.

PUBLICIDAD

Una tabla de pronósticos de café mundial por país muestra que en el 2020 y 2021 tanto la producción como el consumo se redujeron durante los últimos tres años. Este dato lo confirman productores de café de la región entrevistados por Bloomberg Línea.

Jorge Brenes, productor, exportador y socio de Hacienda Tobosi explicó que son una serie de factores los que han afectado la producción de café, pero recientemente el desabastecimiento de contenedores y fertilizantes le ponen una presión adicional al mercado, que muchos productores han optado por mitigar con la venta de cafés más premium.

Durante el 2020 junto con la pandemia se redujo el consumo, por ende ante la menor demanda, pero la oferta el producto se perdió.

PUBLICIDAD

Para el 2021 el mundo parecía estar recuperándose del golpe pandémico, las exportaciones aumentaban, el turismo se reactivaba, una serie de augurios de buena suerte, hasta que las condiciones climáticas golpearon la región provocando así una pérdida en cosechas.

En el caso del café, Colombia presenta problemas por el efecto La Niña, y en Brasil también se reporta una situación climática difícil debido a posibles heladas. Por lo tanto, varios compradores comienzan a buscar café guatemalteco.

Incluso, la situación climática de Brasil, que es el mayor productor mundial, y de Colombia puede marcar tendencia en las cotizaciones del contrato “C” hacia una mejora por efectos de mercado: oferta y demanda.

Inflación, fertilizantes y contenedores

La principal dificultad que enfrentan los caficultores actualmente, son el resultado del incremento en los precios de materias primas, entre ellos los fertilizantes.

Los productores de café se encuentran en etapa de fertilización de áreas productivos. Rusia es el mayor exportador de fertilizantes del mundo y está prácticamente paralizado por el conflicto y las sanciones internacionales.

Dulce Romero de Café Ambrosía e integrante de la Junta Directiva del Comité de Cafés Diferenciados de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), indicó a Bloomberg Línea que los precios de las materias primas están al aza y consideró que se mantendrán con miras a la nueva producción que viene en camino y el comportamiento de los mercados internacionales y de otros países productores.

PUBLICIDAD

Brenes explicó que los últimos tres años han sido particularmente duros para los productores, pero para este 2022 ha sido inevitable trasladarle el aumento de precio a los consumidores finales debido a que la demanda sigue al alza pero la oferta está viéndose afectada por el incremento de precios de las materias primas.

Para las exportaciones la crisis de contenedores ha provocado que también incremente el precio haciendo aún más costoso el traslado de este.

Países

Guatemala

Las exportaciones de café guatemalteco reportan en el primer trimestre US$328.5 millones, o sea US$127 millones más (63%) que, en el mismo trimestre del 2021, y la tendencia perfila a una mejora, dado que muchos clientes están buscando productos que se comercializan en el mercado spot (contrato de manera inmediata).

PUBLICIDAD

Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), expuso durante una presentación, que se está observando un mayor ingreso de divisas por la venta del aromático, asociado a una posible escasez global, lo que es una reacción natural de los clientes internacionales para garantizar sus suministros por medio de transacciones en el mercado spot.

Barrios detalló que bien se podría cerrar el año con más de US$900 millones en divisas por exportaciones de café, y con un precio de referencia -promedio- del quintal en unos US$220, dadas las condiciones climáticas observadas en otros países productores. En tanto, los efectos del incremento de los precios de los fertilizantes por el conflicto Rusia y Ucrania se podrían observar hasta en las dos siguientes cosechas.

PUBLICIDAD

Mainor Hernández, presidente de Coffee Trade, comentó a Bloomberg Línea, que Guatemala depende de los precios internacionales de la Bolsa de Valores, tanto de Londres como de Norteamérica, y como materia prima analizó que los precios actuales es una recuperación para el sector y es un incentivo que no habían tenido en varios años.

Pese, a la inflación sumado al encarecimiento de los suministros del café, consideró que tendrían un beneficio si realmente se llegaran a mantener o subir los precios internacionales del café.

Ahora, en la transformación del café, hay exportadores guatemaltecos que están enviando producto terminado en mercados internacionales han logrado un valor agregado y están pagando mejores precios.

PUBLICIDAD

Sergio Mazariegos, coordinador del Comité de Cafés Diferenciados de Agexport, agregó que durante un año han observado estabilidad en los precios internacionales, luego de una mala racha, que no cubría los costos de producción, y es importante porque este comportamiento se debe, principalmente, a la escasez de café en países grandes como Brasil y otros.

Costa Rica

Durante el 2020 se observó una disminución en el área sembrada principalmente dentro del Gran Área Metropolitana, debido a que los terrenos se les estaba brindando un propósito inmobiliario pues es más rentable construir que producir café.

“Hubo mucho cambio de uso de suelo agrícola a inmobiliario, eso es una tendencia que se venía dando en Costa Rica”, agregó Brenes.

PUBLICIDAD

Para el 2021 hubo dos factores puntuales que afectaron la cosecha, el primero y más importante el clima. Hubo una serie de dificultades de floración pues por lo general de diciembre a marzo no hay lluvia pero durante este año el país atravesó una serie de fenómenos naturales que afectaron la producción, lo que implicó una menor oferta.

“El año pasado no hubo estrés hídrico y al no haber estrés hídrico no hubo una buena floración, entonces en algunos sectores de Costa Rica la producción bajó hasta un 40%”, destacó Brenes.

Asimismo aseguró que de setiembre del 2021 hasta la fecha la demanda de café ha incrementado considerablemente en el país pero a su vez el aumento de precios en los fertilizantes impactó directamente la producción. La solución ha sido recurrir a la venta de cafés ‘más premium’.

El café de alta gama se costea mejor en el mercado extranjero, lo que le permite a los caficultores recuperar parcialmente la inversión de agroquímicos.

Honduras

Honduras es el principal productor de café en la región, datos estimados muestran que es el quinto país de mayor producción a nivel mundial, inclusive a diciembre de 2021 se estimó que tuvo una cosecha total de 6.800 miles de sacos de 60 kg.

Una de las medidas aplicadas por el país para mejorar las ganancias y producción del café fue exonera del impuesto sobre la venta, debido a que según legisladores del país a diario unas 5.000 personas abandonan la caficultura en Honduras, debido a su poca rentabilidad por los altos precios de fertilizantes.

El café generó a la economía de Honduras US$1,165.4 millones por concepto de exportación de 7.6 millones de sacos durante la cosecha 2020-2021. Para esta temporada, que abarca del 1 de octubre de 2021 al 30 de septiembre de 2022, el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) estima unos US$1,500 millones.

Sin embargo, las exportaciones de café bajaron un 26.5% en abril frente al mismo mes del año pasado, a 551,317 sacos de 60 kilos, debido a los efectos de la roya y del ciclo bianual de la cosecha, reportó el Ihcafé.

República Dominicana

El caso de República Dominicana en términos de producción y exportaciones, este no es un país en el que su economía dependa mayoritariamente del café. No obstante, sí representa un ingreso país.

Datos de la Dirección General de Aduanas muestran que las exportaciones de café venían aumentando pausada pero establemente a lo largo de los años con cifras interanuales de crecimiento en 1%, 2% o hasta 4%. Sin embargo, en el 2020 las exportaciones de este producto tuvieron una contracción del 35% como resultado de la pandemia.

Actualmente la producción se mantiene estable pero sigue encareciéndose sus costas como resultado del aumento de precios de los fertilizantes, materias primas y transporte.

El Salvador

Estimados de El Salvador muestran que durante el 2018 y 2019 la producción se mantuvo sin variaciones, para el 2019 aumentó pero desde el 2021 y con la serie de acontecimientos sociopolíticos que atraviesa el país, ha ido disminuyendo. Inclusive de acuerdo con el Consejo Salvadoreño del Café (CSC) las exportaciones registraron una caída del 13,5 % durante los primeros 8 meses del ciclo 2020-2021.

Actualmente la producción se mantiene estable pero como todos los otros países de la región el café salvadoreño también se enfrenta a una serie de dificultades en términos de costos de producción por los factores previamente mencionados.

PUBLICIDAD