El Salvador recortará gasto público para fijar precios de los combustibles

Suspensión de contrataciones de personal y reajuste de gastos corrientes están entre los “sacrificios” para financiar las medidas de contención de la inflación

Precios de los combustibles continúan subiendo a escala internacional
31 de mayo, 2022 | 04:00 PM

San Salvador — El congelamiento de los precios de los combustibles en El Salvador está aumentando las presiones fiscales. El Ministerio de Hacienda anunció recortes de gasto público para mantener esta y otras medidas contra la inflación, que le cuestan US$50 millones al mes.

A inicios de abril, el gobierno fijó los precios por galón en US$4,15 para la gasolina regular, US$4,31 para la especial y US$4,14 el diésel en la zona central del país. La disposición terminaba este martes 31 de mayo, pero recibió ampliación vía Asamblea Legislativa hasta el próximo 31 de agosto.

Pero la cotización del petróleo sigue imparable a escala global. “Por primera vez en la historia del país los combustibles rompen, a precio de mercado, la barrera de los US$6″, dijo Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda.

Este costo no llegará al consumidor final. Hacienda absorberá el gasto para evitar un efecto cascada que agudice la inflación ya instalada —fue de 6,5% interanual a abril, según el Banco Central de Reserva—. “Si no gastamos ahora nos va a costar el cuádruple o cinco veces más la crisis”, sostuvo Zelaya.

PUBLICIDAD

“El gobierno estaría dando un subsidio por cada galón de gasolina que consumen los salvadoreños, que consume una microempresa, un trabajador independiente, entre US$1,24 y US$1,73 para el período que comprende del 31 de mayo hasta el 13 de junio”, detalló por su lado María Luisa Hayem, ministra de Economía.

Sin contratación de nuevo personal

Al ser un país importador de petróleo, El Salvador tiene pocas herramientas para absorber la escalada en los precios internacionales. Durante la mayor parte de 2022, el barril de crudo ha costado más de US$80, alcanzando su pico anual de US$130 a inicios de marzo y con un valor de US$115 al cierre de esta nota.

“Si nosotros no hubiéramos sacrificado estos alrededor de US$50 millones mensuales que nos cuestan todas las medidas que hemos implementado, el deterioro en la capacidad adquisitiva o en el poder de compra real de los salvadoreños estaría más golpeado”, defendió Zelaya.

PUBLICIDAD

¿De dónde sacará más recursos el Estado? El titular de Hacienda apunta a reducir la evasión fiscal, mejorar la recaudación tributaria y al recorte del gasto público, esto último a través del congelamiento de plazas no urgentes y la reducción del gasto corriente.

“Aquellas plazas que puedan esperar un poco más se van a dejar, digamos, ahí esperando un poco. Vamos a recortar en el gasto corriente haciendo sacrificios, habrá que comprar menos café en las oficinas y todo lo demás, ahí estamos recortando para poder tener los recursos necesarios”, afirmó Zelaya, aunque no profundizó sobre la magnitud de este plan.

La institución también redoblará sus esfuerzos para combatir la evasión fiscal. Asimismo planteó mejorar la recaudación tributaria por medio de programas como la factura electrónica y la digitalización. “El jueves pasado presentábamos un caso de $17 millones en un solo caso de evasión fiscal, y así vamos a continuar, más fuertes todavía”, dijo el titular del fisco.

A inicios de este mes, venció el período de presentación del Impuesto sobre la Renta del año fiscal 2021, sobre la cual Hacienda recibió 659.171 declaraciones, un 8% arriba de la meta esperada. Por medio de este impuesto, ingresará US$703,5 millones en impuestos y devolverá saldos a los contribuyentes por US$41,4 millones.

El Salvador es el país de Centroamérica con el menor precio de los combustibles para el consumidor final, según el Ministerio de Economía. Los guatemaltecos pagan la factura más alta para las gasolinas regular (US$5,20/galón) y superior (US$5,60/galón); mientras que los hondureños asumen el mayor costo por el diésel (US$5,13/galón).

Además puede leer: