Asia

Espectro de Cero Covid persiste en China aun cuando casos diarios caen debajo de 100

Las reaperturas van acompañadas siempre de un aumento en la frecuencia de las pruebas, las cuales se les realizan al menos una vez por semana

Pekín
Por Bloomberg News
31 de mayo, 2022 | 03:01 PM

Bloomberg — Los casos diarios de Covid-19 cayeron por debajo de 100 en China por primera vez desde principios de marzo luego de meses de confinamientos estrictos. No obstante, la contagiosidad de la variante ómicron significa que el alivio puede ser sólo temporal.

China reportó que el lunes se registraron 97 casos, según la Comisión Nacional de Salud. Shanghái, antes el epicentro del brote, reportó 31 a medida que la ciudad se prepara para relajar aún más las restricciones. Pekín registró 18, aunque en la capital siguen apareciendo infecciones de transmisión comunitaria a pesar del extenso rastreo de contactos y medidas de aislamiento.

Ola ómicron en Chinadfd

El éxito de China llega después de meses de duras restricciones, incluido un confinamiento sin precedentes a millones de personas en Shanghái durante casi dos meses y restricciones estrictas al movimiento en otras regiones. Pero la estrategia de tolerancia cero ha tenido un enorme costo económico y social: trastornó las cadenas de suministro globales y provocó algunas de las críticas antigubernamentales más fuertes en años.

PUBLICIDAD

Mientras que la firmeza de China ha contenido este brote, el peor desde los primeros días de la pandemia, la viabilidad de la estrategia está siendo desafiada por variantes más transmisibles. Los funcionarios han tenido que esforzarse para acabar con los brotes más frecuentes antes de que puedan afianzarse, lo que ha dejado a China atrapada en un ciclo de costosos cierres mientras el resto del mundo aprende a vivir con el Covid-19.

“Los cierres ralentizan la propagación e incluso pueden eliminar Covid-19 durante un tiempo, pero no veo cómo es sostenible hacerlo una y otra vez”, dijo Peter Collignon, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Australia en Canberra. Es probable que las infecciones aumenten cuando las ciudades vuelvan a abrir sus puertas, dijo.

Incluso abrirse después de un confinamiento puede ser complicado. La reapertura de Shanghái ha tomado semanas, aunque la ciudad está dando un gran paso adelante al permitir que las personas en áreas consideradas de bajo riesgo de Covid-19 se muevan libremente por la ciudad y reanudar el transporte público y por carretera a partir del miércoles.

PUBLICIDAD

Pekín está permitiendo que algunos trabajadores regresen a las oficinas y centros comerciales, mientras que las escuelas están cerradas y sigue prohibido cenar en restaurantes. Pero las autoridades dijeron el martes que el distrito suroeste de Fengtai requerirá que todos los residentes se queden en casa esta semana después de que se encontrara una infección.

La reanudación de las actividades también ha venido acompañada de un aumento en la frecuencia de las pruebas, ya que los residentes de las principales ciudades chinas se someten a ellas al menos una vez a la semana para que las autoridades puedan identificar las cadenas de transmisión y poner frenos antes de que el virus tenga oportunidad de propagarse ampliamente.

Es probable que la caída en el número de casos refuerce la confianza de las autoridades en la estrategia Cero Covid-19 en un momento crucial, con el Presidente Xi Jinping listo para buscar un tercer mandato sin precedentes, en una renovación de liderazgo que se realiza sólo dos veces cada década. Los principales líderes han advertido repetidamente contra cuestionar la estrategia de Cero Covid-19 y muchos expertos predicen que el enfoque estará en mantener la estabilidad hasta el cónclave, después de lo cual el país puede cambiar a una política más sostenible a largo plazo.

“Con una tendencia a la baja en las cifras, las autoridades chinas pueden afirmar nuevamente que han manejado la pandemia mejor que el resto del mundo”, dijo Nicholas Thomas, profesor asociado de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong. “Esto es particularmente importante en el período previo al Congreso del Partido y las dos sesiones del próximo año”, dijo, refiriéndose a las reuniones de los principales órganos políticos de China. “En términos domésticos, social y políticamente vale la pena”.

Aún así, los desafíos están aumentando. Los funcionarios de salud ya advirtieron que el riesgo de infección en el noreste del país está creciendo después de que se encontraran casos en ciudades a lo largo de la frontera de China con Corea del Norte. Algunas áreas de la ciudad portuaria de Tianjín, en el noreste del país, están bloqueadas después de que recrudecieran los casos y la provincia de Hebei, que rodea a Pekín, ha informado de un número creciente de infecciones.

Funcionarios locales de Pekín advirtieron el martes que el descubrimiento de casos de transmisión comunitaria muestra el riesgo de un resurgimiento del virus.

PUBLICIDAD
Pekíndfd

El enfoque actual de China está causando un gran daño a la economía porque la condición subyacente para la normalidad es la certidumbre, y cualquier suspensión repentina de los negocios y las fábricas es una gran incertidumbre, dijo Yanzhong Huang, investigador principal de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores. Una estrategia más rentable consistiría en aumentar la tasa de vacunación de los ancianos y adquirir más medicamentos antivirales orales Covid-19.

“Si se produce otro brote, China utilizará sin duda el mismo enfoque radical”, dijo Huang. “Será un dolor duradero”.

Con la asistencia de Davy Zhu.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD