Tecnología

Jefe de consumo mundial de Amazon renuncia; CEO Jassy insinúa más cambios

La repentina salida de Dave Clark coincide con la ralentización del crecimiento de las ventas en línea

Los paquetes se mueven a lo largo de una cinta transportadora en un centro logístico de Amazon en Robbinsville, Nueva Jersey, EE. UU., el lunes 29 de noviembre de 2021.
Por Spencer Soper y Matt Day
03 de junio, 2022 | 04:02 PM

Bloomberg — El jefe de consumo mundial de Amazon.com Inc. (AMZN), Dave Clark, renunció a su cargo, siendo una posible víctima de la desaceleración del crucial negocio de comercio electrónico que dirigía.

La repentina salida indica que el CEO, Andy Jassy, está buscando cambios en la división de consumo de la compañía, que sobrecargó durante la pandemia de Covid-19 y dejó a Amazon con un exceso de espacio de almacenamiento que la empresa busca dejar de subarrendar.

“Los últimos años han sido uno de los más difíciles e impredecibles a los que nos hemos enfrentado en la historia del negocio de consumo de Amazon, y estoy particularmente agradecido por el liderazgo de Dave durante ese tiempo”, dijo Jassy en un comunicado. “Como compartimos la semana pasada durante nuestra reunión anual de accionistas, todavía tenemos más trabajo por delante para llegar a donde finalmente queremos estar en nuestro negocio de Consumo”.

PUBLICIDAD

“Para ello, estamos tratando de ser reflexivos en nuestros planes para la sucesión de Dave y cualquier cambio que hagamos. Espero estar listo con una actualización para ustedes en las próximas semanas”.

Clark, de 49 años, hizo importantes contribuciones a Amazon durante sus 23 años en la empresa. El directivo empezó en 1999, tras salir de la escuela de negocios, trabajando en la gestión de algunos de sus primeros almacenes, y luego fue escalando posiciones en la división de logística hasta hacerse cargo de ella en 2012. Como director de cumplimiento global, introdujo robots en los almacenes de Amazon y se puso al frente de la creación de una rama de transporte, cuando socios como United Parcel Service Inc. (UPS) y el Servicio Postal de EE.UU. se mostraron incapaces de manejar la creciente demanda de Amazon.

A instancias de su fundador, Jeff Bezos, Clark también puso en marcha las piezas para la entrega en el mismo día y en un día, lo que resultó caro y probablemente contribuyó al exceso de construcción de almacenes de los últimos años.

PUBLICIDAD

Clark se ganó la reputación de ser implacable con los empleados de bajo rendimiento (un apodo era “el francotirador”), pero también de ser la única persona con un conocimiento profundo de la compleja cadena de suministro de Amazon. Su marcha deja un gran vacío. “Creo que le da miedo a Amazon”, dijo un antiguo vicepresidente. “Clark es el arquitecto de esa red”.

Durante el mandato de Bezos como CEO, Clark dirigió su programa con poca supervisión diaria. Pero cuando Bezos se apartó el año pasado, Clark se encontró trabajando para Jassy, que buscaba detalles granulares sobre los negocios de Amazon, según tres personas familiarizadas con la dinámica interna.

Jassy, que tenía fama de microgestionar durante su etapa al frente de la división de la nube de Amazon, pasó su primer año a cargo de toda la empresa sumergiéndose en todos los elementos del negocio. Eso incluyó temas candentes en el mundo de Clark, incluyendo la seguridad de los trabajadores, dijeron las personas, que pidieron el anonimato para discutir un asunto interno. Clark no era receptivo a la atención extra, dijeron.

Amazon y Clark no comentaron inmediatamente sobre la relación entre los dos.

El traslado de Clark a Dallas desde el elegante suburbio de Medina, en Seattle, también ha suscitado dudas a nivel interno. El ejecutivo había sido fundamental en las decisiones de establecer centros para la división de logística de Amazon en Bellevue, cerca de Seattle, así como en Nashville. Al final de su mandato en Amazon estaba a un viaje en avión de ambos.

Clark fue uno de los altos ejecutivos cuyo paquete de compensación fue señalado por las firmas de asesoramiento de inversión que argumentaron que su salario debería estar mejor vinculado al rendimiento de la compañía. Clark cobró US$56 millones en 2021.

PUBLICIDAD

“A todos con los que he tenido el honor de trabajar: gracias por hacer que sea tan divertido venir a laborar cada día durante 23 años para inventar cosas geniales y sorprendentes para los clientes”, tuiteó Clark el viernes.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD