PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Amazon busca poner fin a subarriendo de almacenes al enfriarse las ventas online

Amazon trataría de negociar la terminación de contratos de arrendamiento con propietarios existentes, aunque la empresa no dijo qué espacio tiene previsto subarrendar ni la cantidad

Contenedores de envío de Amazon fuera de un almacén en Redlands, California, EE. UU., el domingo 7 de noviembre de 2021. Las consecuencias de la crisis global de la cadena de suministro están obstruyendo los puertos de EE. UU., empujando los almacenes al máximo de su capacidad y obligando a los gerentes de logística a luchar por espacio.
Por Spencer Soper
21 de mayo, 2022 | 01:30 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Ante la mayor capacidad de almacenamiento ahora que el crecimiento de las compras online de la era de la pandemia se ha desvanecido, Amazon.com Inc. está buscando subalquilar al menos 10 millones de pies cuadrados de espacio y podría desocupar aún más al terminar los contratos de arrendamiento con los propietarios, según personas familiarizadas con la situación.

El exceso de capacidad incluye almacenes en Nueva York, Nueva Jersey, el sur de California y Atlanta, dijeron las personas, que pidieron el anonimato porque no están autorizadas a hablar de los acuerdos. Este podría superar con creces los 10 millones de pies cuadrados, dijeron dos de las personas, y una dijo que podría ser el triple. Otra persona cercana a las deliberaciones dijo que no se ha llegado a una estimación final sobre los metros cuadrados que se desocuparán y que la cifra sigue siendo cambiante.

PUBLICIDAD

Amazon podría tratar de negociar la terminación de los contratos de arrendamiento con los propietarios existentes, incluyendo Prologis Inc, un promotor inmobiliario industrial que cuenta con el gigante del comercio electrónico como su mayor inquilino, dijeron dos de las personas.

En una señal de que Amazon está teniendo cuidado de no recortar demasiado en caso de que la demanda se recupere rápidamente, los 10 millones de pies cuadrados que la compañía está buscando para subarrendar es aproximadamente equivalente a unos 12 de sus mayores centros de cumplimiento o alrededor del 5% de los pies cuadrados añadidos durante la pandemia. En otra señal de que Amazon está cubriendo sus apuestas, algunos de los términos de subarriendo durarían sólo uno o dos años.

PUBLICIDAD

La empresa no quiso decir qué espacio tiene previsto subarrendar ni confirmar la cantidad.

Los paquetes se mueven a lo largo de una cinta transportadora en un centro logístico de Amazon en Robbinsville, Nueva Jersey, EE. UU., el lunes 29 de noviembre de 2021.dfd

“El subarriendo es una práctica inmobiliaria muy común”, dijo la portavoz Alisa Carroll. “Nos permite aliviar las obligaciones financieras asociadas a un edificio existente que ya no satisface nuestras necesidades. El subarrendamiento es algo que hacen muchas corporaciones establecidas para ayudar a gestionar su cartera inmobiliaria.”

Prologis declinó hacer comentarios.

Amazon asustó a los inversores el mes pasado después de informar de la desaceleración del crecimiento y una débil perspectiva de ganancias que atribuyó a la construcción excesiva durante la pandemia cuando los compradores en casa irrumpieron en línea. A finales de 2021, Amazon alquiló 370 millones de pies cuadrados de espacio industrial en su mercado doméstico, el doble de lo que tenía dos años antes.

PUBLICIDAD

En el informe de ganancias de abril, la compañía dijo que esperaba que el exceso de espacio contribuyera a 10 mil millones de dólares en costos adicionales en la primera mitad de 2022. La empresa no divulgó la cantidad de espacio excedente que tenía, ni dónde estaba ubicado, ni qué pensaba hacer con él. El subarrendamiento del espacio sobrante es una forma de que Amazon recorte los costes del espacio que ya no necesita.

Amazon encargó a la empresa inmobiliaria KBC Advisors que evaluara la red de almacenes y determinara dónde subarrendar y dónde rescindir los contratos de arrendamiento, dijeron dos de las personas citadas. Ambas opciones conllevan costes. El subarriendo de un almacén requiere que Amazon retire todo su equipo para que el nuevo ocupante pueda adaptarlo a sus propias necesidades. Las rescisiones de los contratos de alquiler suelen exigir al inquilino el pago de un porcentaje de la renta que le correspondería durante toda la vigencia del acuerdo.

No debería ser difícil encontrar inquilinos. La tasa de desocupación del espacio industrial está por debajo del 4%, un mínimo histórico, y los alquileres subieron un 17,6% a finales de 2021, según un informe de febrero de Prologis.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD