Cripto

Ethereum, más cerca de actualizar blockchain tras pasar con éxito una prueba clave

Los desarrolladores ejecutaron el más reciente software para la “Fusión” en una red considerada como aquella que proveía el mejor entorno técnico para estimar el resultado final

Imagen de un token de Ethereum
Por David Pan
08 de junio, 2022 | 04:58 PM

Bloomberg — Ethereum (XET), la blockchain más utilizada del mundo en el mundo de las criptomonedas, ha superado una prueba clave de cara a una esperada actualización técnica.

Los desarrolladores ejecutaron el más reciente software para la actualización, conocida como Merge, (Fusión) en Ropsten, que es una de las llamadas redes de prueba más antiguas de la red. Los desarrolladores utilizan las redes de prueba para encontrar posibles errores y fallos antes de trasladar sus aplicaciones a blockchain. Aunque se había llevado a cabo la “Fusión” en otras redes de prueba a principios de este año, se consideraba que Ropsten proporcionaba el entorno técnico más realista y la mejor estimación del resultado del proceso final.

El primer bloque de transacciones posterior a la Fusión finalizó alrededor de las 12 de la noche, hora de Nueva York, lo que significa que la Fusión en la red de prueba se completó, dijo Tim Beiko, informático que coordina a los desarrolladores de Ethereum.

PUBLICIDAD

“La red es estable, pero hay algunos problemas menores (unos conocidos y otros esperados) que estamos investigando”. dijo Beiko en un mensaje. “En general, no obstante, las cosas se ven bien”.

La volátil cotización de la segunda criptomoneda por valor de mercadodfd

Si bien la Fusión se ha enfrentado a múltiples retrasos durante los últimos años, el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, dijo recientemente que podría tener lugar tan pronto como en agosto. La actualización permitirá a la red pasar del mecanismo de consenso proof-of-work, en el que los mineros utilizan potentes ordenadores para autentificar y ordenar las transacciones para asegurar Ethereum, a uno conocido como proof-of-stake. Tras el cambiom serán los mismos poseedores del token nativo de la red, los que realizarán esas mismas tareas.

Los inversores han considerado la actualización como una señal alcista para la red y su token, ya que se considera que el cambio reduce la huella de carbono de Ethereum en un 99% y responde a las preocupaciones de los grupos ecologistas. También ralentizará la emisión de nuevos tokens, lo que, según algunos observadores, podría impulsar el precio de la segunda criptomoneda más grande por valor de mercado después del bitcoin (XBT).

PUBLICIDAD